Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    3.339,61
    +68,58 (+2,10%)
     
  • Nasdaq

    11.282,38
    +277,51 (+2,52%)
     
  • NIKKEI 225

    23.331,94
    -86,57 (-0,37%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1673
    -0,0077 (-0,65%)
     
  • Petróleo Brent

    37,75
    -1,37 (-3,50%)
     
  • BTC-EUR

    11.614,21
    +417,21 (+3,73%)
     
  • CMC Crypto 200

    266,09
    +23,41 (+9,65%)
     
  • Oro

    1.866,90
    -12,30 (-0,65%)
     
  • HANG SENG

    24.586,60
    -122,20 (-0,49%)
     
  • Petróleo WTI

    36,27
    -1,12 (-3,00%)
     
  • EUR/GBP

    0,9028
    -0,0013 (-0,14%)
     
  • Plata

    23,38
    +0,02 (+0,07%)
     
  • IBEX 35

    6.411,80
    -62,60 (-0,97%)
     
  • FTSE 100

    5.581,75
    -1,05 (-0,02%)
     

Johnnie Walker estrena una botella sostenible hecha de papel

Fernando Gonzalo
·2 min de lectura

La carrera por adaptarse a las nuevas exigencias del público, cada vez más concienciado sobre cuestiones medioambientales, está dando luz a numerosas iniciativas por parte de las empresas.

Una de las más acuciantes es la sustitución de los envases tradicionales por otras alternativas más sostenibles. Con este propósito en mente, la marca Johnnie Walker ha sorprendido con el anuncio de su próximo formato: una botella de whisky hecha básicamente de papel.

Imagen de la campaña
Imagen de la campaña

Johnnie Walker es una marca del grupo Diageo, fabricante de bebidas alcohólicas tan conocidas como Smirnoff, Captain Morgan, J&B, Baileys o Gordon’s. Con el propósito en mente de responder a las demandas de sostenibilidad del mercado, Diageo se ha asociado con una empresa de gestión de riesgo para crear una nueva compañía llamada Pulpex Limited.

Esta nueva compañía se especializa en la creación de envases renovables, reciclables y biodegradables, con escaso o nulo contenido en plástico. El primer producto que se va a beneficiar de esta iniciativa son las botellas de Johnnie Walker, que estarán fabricadas con una pulpa de origen sostenible, a partir de fibras de distintos orígenes, similar a la que se utiliza para la fabricación del papel.

La idea es ofrecer un embalaje que se pueda reciclar al 100% a través de los circuitos habituales y que, a la vez, cumpla con todos los estándares de calidad y de seguridad alimentaria. Aunque el vidrio también es reciclable, este material presenta una huella de carbono bastante más reducida.

Las ventajas de este nuevo formato parecen indiscutibles, aunque aún está por ver la aceptación que tendrá por parte del gran público ya que, si bien un sector prioriza los productos más sostenibles y ecológicos, es posible que a algunos clientes les cueste asociar un whisky de cierta calidad con un envase que parece de cartón. Pese a ello, se prevé que en algún momento de 2021 gigantes como Unilever y PepsiCo lancen sus propios envases de papel: todo apunta a que la tendencia ha llegado para quedarse.

Vía Pulpex Limited
Vía Pulpex Limited

Más historias que te pueden interesar: