Mercados españoles abiertos en 8 hrs 57 min
  • S&P 500

    3.963,94
    -62,18 (-1,54%)
     
  • Nasdaq

    11.049,50
    -176,86 (-1,58%)
     
  • NIKKEI 225

    28.162,83
    -120,20 (-0,42%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0342
    -0,0062 (-0,60%)
     
  • Petróleo Brent

    82,38
    -1,25 (-1,49%)
     
  • BTC-EUR

    15.689,53
    -465,95 (-2,88%)
     
  • CMC Crypto 200

    380,17
    -0,12 (-0,03%)
     
  • Oro

    1.740,30
    0,00 (0,00%)
     
  • HANG SENG

    17.297,94
    -275,64 (-1,57%)
     
  • Petróleo WTI

    76,54
    -0,70 (-0,91%)
     
  • EUR/GBP

    0,8646
    +0,0050 (+0,58%)
     
  • Plata

    20,90
    -0,02 (-0,07%)
     
  • IBEX 35

    8.323,20
    -93,40 (-1,11%)
     
  • FTSE 100

    7.474,02
    -12,65 (-0,17%)
     

Irán: el presidente ultraconservador Ebrahim Raisi califica de "inaceptables" las protestas

© Bebeto Matthews / AP

Tras las fuertes protestas que han sacudido el país durante los últimos 12 días, el presidente iraní, Ebrahim Raisi, intentó calmar las aguas y dijo que a pesar de que la gente no debería tener miedo a disentir, estas manifestaciones eran "inaceptables". Las reivindicaciones se están llevando a cabo en unas 80 ciudades iraníes por la muerte de Mahsa Amini. Unas 41 personas han muerto, según reportes estatales.

Con el fin de calmar la crisis desatada en todo Irán por la muerte de la joven Mahsa Amini, el presidente, Ebrahim Raisi, dijo que el hecho había “entristecido” a todos, sin embargo, el mandatario se mostró implacable ante los reclamos de los manifestantes y aseguró que el “caos” de las protestas surgidas a lo largo y ancho del país “es inaceptable”.

En su discurso, aprovechó para respaldar a las fuerzas de seguridad que se enfrentan a los manifestantes y afirmó que "la línea roja del Gobierno es la seguridad de nuestro pueblo. No se puede permitir que la gente perturbe la paz de la sociedad con disturbios".

Raisi, quien ordenó una investigación tras el presunto asesinato de Amini, mencionó que "los forenses presentarán el informe sobre su muerte en los próximos días".

El número de muertos ha ido en aumento tras dos semanas de protestas antigubernamentales, la gente en las calles ha sido duramente reprimida con gases lacrimógenos y en algunos casos las autoridades han utilizado munición real, pero esto no ha logrado acallar a los manifestantes que corean "Muerte al dictador", en referencia al líder supremo de la República Islámica, Alí Jamenei. Hasta el momento, Jamenei no se ha pronunciado.

Raisi anuncia cargos contra quienes hayan "participado del caos"

Un organismo de vigilancia pidió al poder judicial "que se ocupe con decisión de los principales autores y responsables de matar y herir a personas inocentes y a las fuerzas de seguridad".

A las manifestaciones de rechazo contra el Gobierno y la policía también se han sumado celebridades tanto en Irán como en el exterior, entre las que hay futbolistas y artistas iraníes. Según los medios de comunicación estatales, el Poder Judicial presentará cargos contra ellos.

El presidente advirtió que "quienquiera que haya participado y encendido el caos y los disturbios tendrá que rendir cuentas", aunque añadió que "nadie debe tener miedo de expresar sus opiniones".

Por otra parte, grupos de derechos humanos informaron de la detención de cientos de personas entre los que hay activistas, abogados y unos 18 periodistas.

Mahsa Amini era una mujer de 22 años quien fue detenida por la Gasht-e Ershad o policía de la moral, por supuestamente llevar una “vestimenta inadecuada”. Fue acusada de no llevar el velo islámico en público.

La policía se la llevó en una camioneta y testigos indican que fue golpeada. Las autoridades niegan estos hechos y revelaron un video en el que se ve a una mujer desmayándose en un lugar público, diciendo que era ella. Amini, quien provenía de la ciudad kurda de Saqez, falleció en el hospital bajo custodia policial.

Muchas de las mujeres que han salido a las calles tras su muerte en Irán y otros lugares del mundo, han quemado el hiyab o velo islámico y se han cortado el pelo en señal de protesta contra el Gobierno y su política religiosa.

Teherán acusa a Occidente, en particular a Estados Unidos y a algunos países de Europa, de fomentar las protestas con el fin de desestabilizar al Gobierno.

Con Reuters