Mercados españoles cerrados

El día que el iPad se convirtió en el mejor ‘portátil’ del mundo

A man is seen looking at the Zalando homepage on an iPad on October 24, 2017. (Photo by Jaap Arriens/NurPhoto via Getty Images)

No podemos olvidarlo: cuando fue presentado el iPad por primera vez en el mercado, muchos lo criticaron por tratarse de ‘un iPhone gigante’ y, para ser sinceros, ¿no lo era realmente? Es decir, ambos equipos comparten la misma plataforma e incluso las aplicaciones del iPhone podían ser escaladas para ejecutarse en el segundo sin mayores complicaciones.

Sin embargo, el iPad ha ido evolucionando con el paso de los años, por una pura cuestión de convencimiento, hacia un equipo muy completo que podría convertirse en el único dispositivo para quienes quieren llevar la oficina a cuestas. Y esto último dio un paso de gigante en la pasada WWDC de Apple con la llegada de iPad OS.

Un cambio importante

¿De qué se trata exactamente y por qué es más trascendente de lo que inicialmente podríamos pensar? iPad OS es un sistema operativo orientado netamente al iPad y basado, lógicamente, en iOS. Esta plataforma va más allá de lo que ofrece iOS en el iPhone, pero no tanto como para adquirir prestaciones propias de los portátiles.

Y aquí conviene detenerse un momento, porque la maniobra de Apple ha sido muy sutil: por un lado, ha incorporado prestaciones propias de un ordenador, como una multitarea más extendida, una gestión de archivos más avanzada, y por fin, el soporte para pendrives: pero por otro, lo ha hecho sin basarse en lo ya visto en los ordenadores. Es decir, los de Cupertino han escogido una vía propia.

Un iPad Pro en una tienda de Brooklyn, en New York. Foto: AP Photo/Bebeto Matthews.

¿El ‘portátil’ definitivo?

El iPad parte ya desde una posición avanzada al contar con una potencia de procesamiento -sobre todo, en el Pro- desmedida para lo eficiente de la plataforma. Los que usan este dispositivo saben bien que no hay esperas o cuelgues; todo es instantáneo y la férrea homogeneidad de la App Store garantiza que todo va a ir sobre ruedas en la ejecución de aplicaciones (y desde luego, la oferta de apps es casi ilimitada).

iPad OS se basa, como hemos recordado antes, en iOS, posiblemente el sistema operativo más seguro del mundo. Y de esta manera nos encontramos ante una herramienta potentísima, basada en una plataforma sólida, segura, repleta de apps, y el equipo disfruta de una batería que da holgadamente para más de un día de uso muy intensivo. ¿No estamos ante el ‘portátil’ definitivo?

La nueva plataforma, que llegará a los usuarios de forma gratuita en otoño, ha querido profundizar en funciones como la multitarea: Apple extiende ahora las posibilidades de Split View, la popular división de contenido en pantalla que los que usen el iPad profesionalmente conocen muy bien. Con esta plataforma, será mucho más fácil trabajar con dos apps a la vez o incluso dos instancias de una misma app.

Split View funciona tan bien que un servidor prefiere ya trabajar en multitarea en el iPad antes que en el Mac. ¿Son estos cambios suficientes para sustituir el portátil por un iPad? Realmente, esa no es la pregunta que deberíamos plantearnos sino más bien esta: ¿Qué dispositivo móvil responde mejor a mis necesidades personales y profesionales en términos generales?

Artículos relacionados que te pueden interesar: