Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    6.452,20
    +40,40 (+0,63%)
     
  • Euro Stoxx 50

    2.958,21
    -1,82 (-0,06%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1650
    -0,0029 (-0,24%)
     
  • Petróleo Brent

    37,48
    -0,17 (-0,45%)
     
  • Oro

    1.878,80
    +10,80 (+0,58%)
     
  • BTC-EUR

    11.839,42
    +27,53 (+0,23%)
     
  • CMC Crypto 200

    265,42
    +1,78 (+0,68%)
     
  • DAX

    11.556,48
    -41,59 (-0,36%)
     
  • FTSE 100

    5.577,27
    -4,48 (-0,08%)
     
  • S&P 500

    3.269,96
    -40,15 (-1,21%)
     
  • Dow Jones

    26.501,60
    -157,51 (-0,59%)
     
  • Nasdaq

    10.911,59
    -274,00 (-2,45%)
     
  • Petróleo WTI

    35,72
    -0,45 (-1,24%)
     
  • EUR/GBP

    0,8992
    -0,0040 (-0,44%)
     
  • Plata

    23,72
    +0,35 (+1,52%)
     
  • NIKKEI 225

    22.977,13
    -354,81 (-1,52%)
     

¿En qué invertir en tiempos de crisis?

Guillermo Barba
·4 min de lectura
¿En qué invertir en tiempos de crisis?
¿En qué invertir en tiempos de crisis?

Los últimos 12 meses han sido caóticos en materia económico – financiera. Justo a la mitad de 2020, estamos viviendo una de las peores crisis sanitarias de la historia y la más grave debacle económica prácticamente de los últimos 100 años.

Como le hemos explicado en este espacio, en el corto plazo las emociones mueven mucho más a los mercados que las razones, pero en el mediano y largo, la razón se impone.

Pero, ¿cómo funcionan los mercados?, ¿en qué invertir en tiempos de crisis?

El miedo a perder y la ambición de ganar el máximo posible, son los principales responsables de dar el empujón a los inversionistas hacia comprar o vender distintos activos financieros: cuando tienen miedo, compran los activos que fungen como refugios seguros de valor. Cuando son ambiciosos y se sienten seguros, compran los instrumentos de mayor riesgo y de mayor potencial de ganancias.

Los activos refugio son aquellos que incluso en los peores escenarios nos ayudarán a ganar o cuando menos no perder. En esta categoría se encuentran por ejemplo los bonos con calificación AAA, divisas de reserva en forma líquida (dólar, euro, yen, libra esterlina, franco suizo), el oro, etc.

Oro
Depositphotos

La emoción que provoca su subida es el miedo.

Los activos de riesgo, en cambio, no ofrecen garantía alguna de rendimientos seguros. La apuesta con ellos es a ganar mediante la especulación, o sea, comprando barato y vendiendo caro. Aquí encontramos a las divisas de países emergentes, sus mercados de valores, bonos “basura”, criptomonedas, etc.

La emoción que los hace escalar es la ambición.

Invertir en Cetes y Afores, ¿por qué sí y por qué no?

Con esto en mente, es más fácil explicar y entender por qué es tan importante seguir de manera cotidiana las cotizaciones de los índices de las bolsas de valores, de las materias primas, de los bonos, etc., y sobre todo, anticiparse a la demanda de activos que se apreciarán más en el futuro.

Bitcoin
Depositphotos

Uno quiere comprar instrumentos que se venden relativamente baratos hoy, pero que más tarde se apreciarán en nuestro favor.

Para ilustrar esto recordemos cómo el miedo al coronavirus y el gran confinamiento tumbó al índice bursátil estadounidense S&P500 desde los 3,386 puntos en febrero, hasta tocar fondo en 2,237.40 en marzo. Desde entonces la esperanza de una rápida recuperación en forma de “V” propició un optimismo irracional que le hizo borrar lo perdido.

Sin embargo, la reapertura económica en Europa y Estados Unidos está trayendo un lógico rebrote de Covid-19 que está empezando a cambiar de nuevo los ánimos hacia el miedo y el pesimismo, lo que podría volver a tumbar a los mercados financieros.

Un comportamiento similar tuvo el tipo de cambio en México, que primero se disparó hasta casi los 26 a principios de abril y ha vuelto a bajar hasta los 22-23 pesos en junio. Lo destacable es que no regresó a los mismos niveles por debajo de los 20 pesos que teníamos antes de la crisis… ni volverán.

Bolsa de valores
Depositphotos

Por su parte, el oro no estuvo exento de presiones bajistas (en dólares, no en pesos), pero su baja sólo fue una corrección temporal de la que se ha recuperado desde marzo para continuar su racha alcista que mantiene desde 2015… y que seguirá. El viernes cerró en 1,784.80 dólares la onza troy.

El panorama es todavía más dramático cuando vemos el precio de la onza de oro en pesos, que en lo que va del año se ha disparado como cohete en más de 42 por ciento. ¡La devaluación del peso medida en términos de dinero real (oro) es brutal!

Esto explica por qué los centenarios (que contienen 1.2 oz. de oro), se venden ya muy por encima de los 50 mil pesos.

¿Puede imaginarse hasta dónde llegarán los centenarios, si y cuando el dólar en este sexenio alcance los 30 pesos? ¿En qué precio se venderán, cuando la onza de oro rebase el máximo histórico de 1,923 dólares la onza? Es imposible saber con antelación, pero lo que es un hecho es que, en retrospectiva, los precios actuales nos parecerán una ganga.

Lee: Aviso de la Fed: No habrá recuperación económica en “V”

Peso vs. dólar
Especial

El clima de incertidumbre está regresando al mundo y no es descartable que regrese el pesimismo que tuvimos hasta hace sólo unas semanas.

Esta es entonces, una de esas situaciones a las que aludimos más arriba: los activos refugio son el lugar para estar en materia de inversiones en estos momentos. Después de la aparente calma, una nueva fase de la tormenta económica se hará sentir, aún más, en nuestro país.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja únicamente la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel