Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    4.526,96
    +7,33 (+0,16%)
     
  • Nasdaq

    15.079,16
    -49,93 (-0,33%)
     
  • NIKKEI 225

    29.255,55
    +40,03 (+0,14%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1655
    +0,0018 (+0,15%)
     
  • Petróleo Brent

    85,43
    +0,35 (+0,41%)
     
  • BTC-EUR

    56.935,72
    +2.141,41 (+3,91%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.541,31
    +60,51 (+4,09%)
     
  • Oro

    1.784,30
    +13,80 (+0,78%)
     
  • HANG SENG

    26.136,02
    +348,81 (+1,35%)
     
  • Petróleo WTI

    83,62
    +0,66 (+0,80%)
     
  • EUR/GBP

    0,8429
    -0,0003 (-0,04%)
     
  • Plata

    24,43
    +0,55 (+2,29%)
     
  • IBEX 35

    9.017,90
    +21,60 (+0,24%)
     
  • FTSE 100

    7.223,10
    +5,57 (+0,08%)
     

Invertir en inteligencia artificial, ¿una moda o un acierto?

·11 min de lectura
Invertir en inteligencia artificial, ¿una moda o un acierto? Foto: Getty Image.
Invertir en inteligencia artificial, ¿una moda o un acierto? Foto: Getty Image.

Ocho meses después de la llegada del Covid-19 a nuestras vidas, por fin me he acostumbrado a mi rincón de trabajo en casa. Por muy a gusto que estoy en ella, no negaré que sigo contando los días que faltan para coger un vuelo internacional de nuevo y reunirme con esas familias y clientes que tanto adoro y echo de menos.

Esta vez escribo desde el sur de España, estoy en la que llaman: ’’Málaga La Bella’’, nombre del todo merecido. Sentada en mi escritorio viendo el inmenso mar Mediterráneo, estando al borde de un bonito campo de Golf de un color verde intenso y rodeada de las típicas casas andaluzas donde destacan y se entrelazan el color blanco de las paredes con ese amarillo tan característico del lugar que rodea puertas y ventanas. Qué preciosa es Andalucía.

Con este especial paisaje frente a mi, hoy escribiré sobre la Inteligencia Artificial, qué es, cuándo surgió y cómo invertir en ella.

Hace unos meses en Barcelona acudí a Montserrat Casas, gran profesional que conoce muy bien el mundo de las startups de tecnología e IA, también experta y gran conocedora de las inversiones que se llevan a cabo en la ciudad condal. Me comenta que hay más de 1.500 startups actualmente operando solo en Cataluña y que para tratar este tema debía hablar con varias personas del ámbito nacional e internacional, especialmente con Josep Puyol-Gruart y Javier Segovia.

Puyol-Gruart es un prestigioso científico e investigador del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España), la mayor institución pública del país dedicada a la investigación científica y técnica y una de las más destacadas del Espacio Europeo de Investigación. Puyol-Gruart es también presidente del Instituto de Investigación de Inteligencia Artificial de Cataluña que surgió en el 1985.

Javier Segovia es un investigador de 33 años nacido en Mollet del Vallés, con el sueño de lograr una plaza como Investigador y Profesor en España, premiado el 2018 por su tesis doctoral ‘Program Synthesis for Generalized Plannin’. Su teoría es: “En vez de buscar la solución para un problema concreto, busca una solución a un grupo de problemas. Y si te surge uno nuevo, ya sabrás como resolverlo’’. Su tesis fue nombrada la mejor de toda Europa por la Asociación de Inteligencia Artificial Europea. Es el tercer español galardonado en la gala anual durante los 20 años de historia del certamen.

Se habla mucho en los últimos años de la Inteligencia Artificial pero, ¿qué es realmente?

Como me comentaba Puyol-Gruart, no hay una definición exacta la de IA. Es tan difícil definir la IA como la propia inteligencia. Atribuimos inteligencia a entidades, no necesariamente físicas, que son autónomas, que se adaptan e interactúan con el entorno, que aprenden e imitan, que tienen sus propios objetivos y los planifican. Cómo se piensa, cómo interpreta el cerebro lo que vemos, oímos o sentimos. La inteligencia son los comportamientos animales y del ser humano y su aprendizaje. El lenguaje por ejemplo, es un aspecto de alto nivel de la inteligencia, fundamentalmente humana. Por otro lado, el término artificial se añade al intentar que las máquinas sean autónomas y a través de la enseñanza aprendan del comportamiento y conocimiento humano y animal para hacer ciertas cosas y resolver problemas concretos.

En la IA, se imita comportamientos que se consideran inteligentes, como el de las hormigas. Hay incluso aplicaciones que imitan el comportamiento de éstas y han ayudado a avanzar en la IA. Hay decenas de investigaciones que estudian el tema aunque su precursor fue el científico italiano Marco Dorigo que en el 1992 con su tesis creó el Algoritmo De La Colonia de Hormigas.

Cuando una hormiga muere, el resto la llevan donde están las fallecidas, ellas las van amontonando una encima de la otra, siempre eligen un rincón. Los científicos analizan cómo realizan el proceso para imitar ese comportamiento y darle ese método al ordenador o máquina y de ese modo resuelva un problema.

También te puede interesar:

Se calcula que hacia el  2030 el impacto de la Inteligencia Artificial en el PIB global sea de un 14%. Foto: Getty Images.
Se calcula que hacia el 2030 el impacto de la Inteligencia Artificial en el PIB global sea de un 14%. Foto: Getty Images.

Otro comportamiento imitado de las hormigas es cuando van en grupo y se siguen unas a otras. Eso es debido a que mientras caminan van dejando un rastro de feromonas y cuanto más pasan por ese lugar, más feromonas hay y más van detrás. Ese olor e instinto que hace que sigan ese camino, si alguien o algo interviene interrumpiendo esa línea de hormigas de algún modo y las separan, entonces la fila se rompe, se desorientan totalmente y se pierden. Cuando eso pasa, se crea automáticamente un camino nuevo en búsqueda de alimentos y el resto siguen a las que se habían desorientado. Esa tendencia a descubrir caminos nuevos ayuda a crear e imitar para usarla en las redes de información. Estudiarlas han ayudado hoy en día a solucionar problemas computacionales que pueden reducirse a buscar los mejores caminos o rutas.

Se habla de muchos tipos de IA y muchas técnicas, pero hay dos tipos elementales

  • - La IA Fuerte: los investigadores se centran en conseguir que una máquina pueda realizar todo tipo de tareas. Incluso intentan que superen a los seres humanos. Mucha gente se pregunta, si nos llegarán a superar o no, si aprenderán a reproducirse entre ellas, es decir que las máquinas creen máquinas, o robots construyan robots.

  • La IA débil: es en lo que trabaja la mayoría de investigadores, se centran en problemas concretos. Se plantean uno que no saben resolver con las técnicas básicas o que para resolverlo se requiere mucho tiempo y después buscan cómo solucionarlo con una máquina. Generalmente sirven para una sola cosa y para cosas más del día a día. Ello tiene sus limitaciones aunque es muy útil. Es decir, una máquina que domine jugar al ajedrez hasta el punto de ganar a la mayoría de seres humanos, le pones a jugar a las damas y no sabría. Se utilizan también para salvar vidas a través de nuevos avances tecnológicos aplicados a la medicina. Para prevenir accidentes con nuevos dispositivos en los coches autónomos utilizando técnicas e información a través de los frenados automáticos de emergencia, detección de peatones en las proximidades, entre muchos otros.

Cómo, cuándo y dónde surgió la IA

En 1936 Alan Turing, experto matemático conocido por descifrar los códigos secretos nazis de la famosa máquina Enigma, publicó su concepto de máquina universal que describía lo que era un algoritmo informático y un ordenador.

Pero no fue hasta el 1956 cuando expertos como John McCarthy, Newell, Simon o Marvin Minsky, usaron por vez primera el término "inteligencia artificial" en una conferencia en Estados Unidos. De hecho quién le puso nombre en una reunión con amigos fue John McCarthy, reconocido matemático nacido en Boston que destinó su vida a ser profesor e investigador en la Universidad de Stanford hasta el 2000.

El boom informático no llegó hasta los años 80. Debe decirse que las bases matemáticas que llevan a la IA y se utilizan hoy en día surgieron hace ya 40 años. El tema es que con los grandes avances y ordenadores cada vez más potentes, se ha ido avanzando a pasos agigantados. También con el llamado Deep Learning.

En el 1985 Cataluña fue uno de los lugares pioneros donde se investigó a través de aplicaciones de informática avanzadas y con la llegada de grandes instituciones de investigación como es el IIIA.

Actualmente, existen miles de startups en todo el mundo enfocadas en la Inteligencia Artificial. Sin ir más lejos, uno de los hubs más importantes del sur de Europa se encuentra en Cataluña, con más de 1.500 startups, la facturación de las vinculadas a Inteligencia Artificial es de 1.358 millones de euros y con más de 8.400 trabajadores, tan solo en esa zona.

En otras zonas de España también van cobrando importancia como en Madrid, Valencia, Málaga y en el Pais Vasco. Evidentemente, el mayor hub mundial es Silicon Valley en California y cada vez más New York donde surgen diariamente nuevas startups tecnológicas.

Aquellos interesados en invertir en inteligencia artificial tienen diferentes opciones, con distintos niveles de riesgo. Foto: Getty Images.
Aquellos interesados en invertir en inteligencia artificial tienen diferentes opciones, con distintos niveles de riesgo. Foto: Getty Images.

Qué potencial y expectativas económicas ofrece en los mercados y cuál es su impacto económico

La IA es una tecnología que ofrece un gran potencial y expectativas económicas en todos los mercados. Según un estudio realizado por ACCIÓ, se calcula que hacia el 2030 el impacto de la IA en el PIB global sea de un 14%, que, traducido en cifras absolutas, serían unos 15,7 billones de dólares. Las principales regiones que se beneficiarán de este impacto positivo de la IA sobre el PIB serán América del Norte y China, el Asia desarrollada y Europa.

El impacto económico que tendrá la IA sobre el PIB global vendrá de la mano de los siguientes ámbitos:

  • aumento de la productividad debido a la automatización de procesos (incluyendo el uso de los robots y vehículos autónomos)

  • incremento de la productividad por el aumento de la fuerza del trabajo (inteligencia asistida e inteligencia aumentada);

  • ahorro de tiempo y costes de producción e incremento de la demanda.

En el mundo de las patentes, EEUU y China destacan por encima del resto de las regiones mundiales, ya que los dos países juntos sumaban en el 2018 el 78% de las patentes mundiales en IA. No obstante, desde el 2016 hasta ahora, el número de patentes en otras regiones ha aumentado considerablemente como en Australia, Taiwan, Japón, India, Canadá, Rusia y el Reino Unido.

Cómo se invierte en IA y qué criterios debe seguir un inversor para la toma de decisiones

Hay varias formas de invertir en ello. La primera, financiando o invirtiendo directamente en una empresa o startup de IA/ En este caso, lo importante es observar LA IDEA y EL TALENTO del equipo humano que forma el proyecto. Si la idea es realmente buena y las personas que hay detrás son de gran talento y éstos resuelven problemas importantes, entonces sí se debe invertir. De lo contrario, no.

En los últimos 2 años he detectado empresas muy interesantes como, por ejemplo, Atomian, con sede en Sant Cugat. Su fundador es Miquel Montero y esta empresa de Inteligencia Artificial transforma todos los datos, documentos y textos de una organización en una única base de conocimiento, permitiendo que el conocimiento fluya y potenciando aplicaciones de negocio de alto valor, mediante lectura de documentos, inteligencia empresarial, analítica, etc, facultando a las organizaciones con herramientas de acceso a datos a través del lenguaje natural y ahorrando así costes automatizando totalmente la lectura y comprensión de documentos. Próximamente abrirán una ronda de 3’5 millones de euros.

También se puede invertir, dependiendo mucho del momento y de los mercados, comprando acciones de las empresas líderes mundiales en desarrollo de la inteligencia artificial. Las más importantes son las americanas IBM, Google (GOOGL | GOOG), Microsoft, Cisco, Affectiva, Qualcomm, Intel, Apple y Neurala; la inglesa StatusToday y las chinas DJI y SenseTime.

Por último, a través de un fondo de inversión en el cuál acabas invirtiendo indirectamente en muchas compañías del sector distintas bajo un solo vehículo. Hay cientos, pero dos de los que más me han llamado la atención son:

  • El fondo americano de Charge Ventures, sus socios son Chris Habachy y Brett Martin. Se trata de un fondo dedicado a invertir en startups tecnológicas disruptivas de NYC, pioneras y con excelentes ideas que está obteniendo grandes resultados.

  • Nekko-PCV, del grupo español Nekko Capital. Sus socios son Mercè Tell y Ernest Sánchez. Invierten en startups tecnológicas de Madrid, Barcelona y Londres, en equipos de gran talento y están levantando15 millones de euros más para cerrar el fondo en los próximos días.

Conclusión sobre la inversión en Inteligencia Artificial

En definitiva, la Inteligencia Artificial ya es una realidad. Forma parte de nuestras vidas, tanto en el mundo de la medicina, la informática, de los videojuegos, en el financiero y la banca, entre muchos otros y puede ser una excelente inversión.

También se puede ayudar a asociaciones o institutos de investigación de nuestros países haciéndonos socios o realizando alguna aportación para que estos laboratorios de IA no desaparezcan y puedan seguir investigando y trabajando en ello, mirando así todos hacia el futuro.

También te puede interesar:

VIDEO | Se utiliza Inteligencia Artificial para detectar COVID en nuestras voces

//

Cristina Campabadal es CEO y Fundadora de CCS. Asesora de grandes grupos familiares, con 14 años en la industria financiera enfocada en Latinoamérica y España. Columnista en Yahoo Finance US-Latam-Spain, escribiendo sobre inversiones alternativas y economía internacional.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente