Mercados españoles cerrados

El misterioso movimiento en los mercados emergentes antes de las fuertes caídas de Wall Street

Ciudadanos caminando en una calle de Hong Kong delante de un cartel que muestra la evolución de los índices de la bolsa de China.  (AP Photo/Vincent Yu)

Un informe del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) muestra que las fuertes ventas de acciones en mercados emergentes comenzaron el 30 de enero. En total, los fondos de mercados emergentes alcanzaron los 4.000 millones de dólares. Eso fue antes de la caída de 666 puntos del Dow el viernes y de la caída de más de 1.100 puntos el lunes.

Los datos sugieren que las acciones de mercados emergentes están marcando la pauta para las acciones estadounidenses y europeas, dado que ha aumentado el apetito en el mercado. Sin embargo, Sonja Gibbs, directora de Mercados Globales de Capitales del IIF, advierte que los inversores no deberían anticiparse con los datos. Ella afirma que los mercados emergentes todavía siguen rezagados y no marcando el camino a los mercados desarrollados, en términos de rendimientos de sus acciones, dado que los inversores siguen vendiendo cuando el miedo se apodera del mercado.

“Correcta o incorrectamente, los mercados emergentes tienden a caer en el pozo del ‘riesgo’, aunque hay indicios de que los inversores son cada vez más selectivos”, eso dijo Gibbs a Yahoo Finance en un email enviado el lunes por la noche.

Las acciones de los mercados emergentes y las valoraciones de los bonos crecieron en enero, superando el crecimiento en los mercados estadounidenses, al igual que en 2017. Sin embargo, a partir del 30 de enero, los flujos de las carteras de inversión hacia mercados emergentes experimentaron una fuerte recesión, registrando la mayor caída desde las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos cuando se esperaba que la victoria de Donald Trump hiciera mella en los mercados de riesgo y socavara las perspectivas de crecimiento de varios países de mercados emergentes.

Los inversores vendieron activos de mercados emergentes por debajo del precio normal la semana pasada.

La campaña de Trump prometía reducir las operaciones y promulgar políticas proteccionistas a la vista del desplome de los activos de los mercados emergentes, solo para recuperarse en la medida que las expectativas de crecimiento global se revisaron al alza y las perspectivas de una bajada de impuestos y de un estímulo fiscal en Estados Unidos empujaron los activos de riesgo a sus máximos históricos.

“Cuando se produce un cambio tan abrupto ‒tan brusco como la hambruna en este caso, dada la gran fuerza de los flujos durante gran parte de enero‒, la gente lo siente más de cerca”, dijo Gibbs.

La caída del mercado de valores estadounidense comenzó el viernes, dos días después de que el IIF se apercibiera por primera vez de los flujos de salida de los mercados emergentes.

Los analistas del IIF también señalaron en su informe que la mayor parte de la pérdida de 4.000 millones de dólares en los mercados emergentes ‒unos 3.400 millones de dólares‒ había salido de las acciones.

Las acciones han sido mucho más volátiles que los bonos en los mercados emergentes y han registrado salidas mucho más significativas desde el año pasado, apuntaba el IIF. La organización, que realiza encuestas a bancos e instituciones financieras con una presencia importante en países de mercados emergentes como Brasil, India y China, señaló que se mantiene positiva acerca de las inversiones en mercados emergentes, pero que ve un riesgo para los inversores.

“Aunque, en general, seguimos siendo optimistas acerca de los flujos de capital en mercados emergentes este año, no deben subestimarse los riesgos a la baja”, señalaba el informe. “Una liquidación sostenida en el mercado de renta variable sería claramente uno de los riesgos a la baja”.

El IIF también señalaba que la liquidación fue mayoritariamente de acciones y que se ha dirigido concretamente a países con apetito por las acciones y bonos de la India, así como que los activos en Brasil y Sudáfrica siguen siendo sólidos.

Aun así, Gibbs no espera que las fuertes ventas en los mercados emergentes vayan a afectar en la tendencia a largo plazo.

Los mercados emergentes “no han sido queridos, no se han tenido en cuenta y han sido infravalorados; sin embargo, los inversores se volvieron mucho más positivos en 2017 y durante el comienzo de 2018”, dice Gibbs a Yahoo Finance. “De cara al futuro, habrá una mayor apertura de los bonos nacionales y los mercados bursátiles en China, y eso producirá un cambio absoluto en el tablero de juego”.

Video: ¿Qué significan para el mercado las últimas y fuertes caídas?

Dion Rabouin