Mercados españoles abiertos en 2 hrs 52 min
  • S&P 500

    3.849,62
    -5,74 (-0,15%)
     
  • Nasdaq

    13.626,06
    -9,93 (-0,07%)
     
  • NIKKEI 225

    28.599,51
    +53,33 (+0,19%)
     
  • Dólar/Euro

    1,2161
    -0,0007 (-0,06%)
     
  • Petróleo Brent

    56,11
    +0,20 (+0,36%)
     
  • BTC-EUR

    26.206,49
    -129,93 (-0,49%)
     
  • CMC Crypto 200

    641,23
    -6,09 (-0,94%)
     
  • Oro

    1.845,30
    -5,60 (-0,30%)
     
  • HANG SENG

    29.454,02
    +62,76 (+0,21%)
     
  • Petróleo WTI

    52,81
    +0,20 (+0,38%)
     
  • EUR/GBP

    0,8852
    +0,0000 (+0,00%)
     
  • Plata

    25,40
    -0,14 (-0,56%)
     
  • IBEX 35

    7.964,90
    +67,60 (+0,86%)
     
  • FTSE 100

    6.654,01
    +15,16 (+0,23%)
     

Internet no está afectando al cerebro de los niños y de los adolescentes, sino que está destrozando el de los adultos y mayores

Tecnología y redes
·3 min de lectura

Hace 12 años, justo en la era previa de las redes sociales, se pusieron de moda los artículos que hablaban del daño que estaba haciendo Internet a la atención de los niños y adolescentes. En 2020 sabemos que la Red puede afectar a la concentración de los más jóvenes, pero a los que de verdad está afectando a nivel cerebral es a los adultos y mayores. Todo, por culpa de las noticias falsas.

“Los adultos mayores consumen más información errónea y son más propensos a compartir información errónea”, asegua Briony Swire-Thompson, investigadora científica senior de Northeastern University que se especializa en redes sociales, en este artículo publicado en The Week.

Internet no está afectando al cerebro de los niños y de los adolescentes, sino que está destrozando el de los adultos y mayores (Photo by Ute Grabowsky/Photothek via Getty Images)
Internet no está afectando al cerebro de los niños y de los adolescentes, sino que está destrozando el de los adultos y mayores (Photo by Ute Grabowsky/Photothek via Getty Images)

Durante las Elecciones Presidenciales de Estados Unidos de 2016, los usuarios mayores de 65 años compartieron más noticias falsas que cualquier otro grupo de edad y siete veces más que los usuarios de entre 18 y 29. En 2020, Trump ha dedicado casi la mitad del presupuesto de su campaña de reelección a los anuncios de Facebook, muchos de los cuales incluyen anuncios flagrantes y desinformación y que están dirigidos a usuarios mayores de 65 años.

En las próximas décadas, este tema solo cobrará mayor importancia. Estados Unidos está a punto de embarcarse en un experimento sin precedentes sobre los efectos políticos de una sociedad que envejece. Para el 2030, uno de cada cinco estadounidenses tendrá más de 65 años. Para el 2060, la proporción será uno de cada cuatro. Durante las próximas cuatro décadas, a medida que la población general crezca en un 25%, el número de personas mayores de 85 años casi se cuadriplicará.

En España, la situación es incluso peor. Dentro de 13 años, en 2033, habrá 2.375.775 habitantes más que ahora, hasta llegar a 49.035.077, así que se superarán, por primera vez, los 49 millones, pero una de cada cuatro personas, el 25,2%, será mayor de 65 años.

Al mismo tiempo, las personas mayores dependen cada vez más de Internet para obtener información. Durante la última década, los adultos mayores que informaron que reciben sus noticias de las redes sociales se dispararon del 8% al 40%. Facebook, uno de los principales dispositivos de distribución de información partidista, engañosa y totalmente falsa está creciendo más rápidamente entre las personas mayores de 50 años. Mientras tanto, el porcentaje de adolescentes que informan que usa Facebook cayó del 71% en 2014 al 51% en 2018, según datos publicados en el New York Times.

¿Qué hace que los estadounidenses mayores sean más vulnerables a la desinformación?

La primera y más obvia explicación de la mayor vulnerabilidad de los usuarios mayores de Internet a la información errónea es el efecto del envejecimiento en el cerebro. Una gran cantidad de investigaciones ha demostrado que los mismos factores que hacen que los mayores sean susceptibles a las estafas financieras (menor control de impulsos, función cognitiva más lenta, mayores tasas de aislamiento social) también los hacen vulnerables a la información errónea.

Estos déficits generalmente comienzan a aparecer alrededor de los 45 años, pero investigaciones recientes indican que podrían aparecer incluso antes. Un estudio publicado en julio encontró que la generación del baby boom mostraba signos de deterioro cognitivo antes que las generaciones anteriores.

Todos estos datos conforman un coctel tremendo que podría inclinar la opinión pública hacia los extremos en los próximos años. Ese es el verdadero daño que está haciendo Internet al cerebro de los mayores.

Más noticias que te pueden interesar:

VIDEO | Se lanza desde lo alto de un puente para ganar seguidores en las redes y acaba con una fractura en el cráneo