Mercados españoles abiertos en 2 hrs 59 min

No lo intentes en casa: Utiliza una naranja para engañar al Autopilot de Tesla

Carlos Martinez
(YouTube)

Con su modo Autopilot, Tesla ha conseguido ofrecernos un trozo de ese futuro que parecía tan lejano. Carreteras con vehículos autopilotados que pretenden hacer los viajes más seguros, cómodos y tranquilos. Sin embargo, al sistema le queda todavía mucho por evolucionar, así que mientras tanto, la presencia humana deberá de estar presente en todo momento, incluso al volante.

Para evitar sustos y posibles problemas con el sistema automático, Tesla obliga al usuario a mantener las manos al volante en todo momento, por lo que el sistema deja de acelerar en el caso de que no sienta las manos del piloto al volante. Es un detalle que rompe la magia de auto pilotaje, pero que por ahora deberemos de respetar hasta que la tecnología madure lo suficiente.


Sin embargo, parece que hay alguien que está dispuesto a violar esa seguridad que el fabricante pretende implementar, ya que han descubierto la manera de evitar llevar las manos al volante y permitir que el vehículo continúe con la marcha sin descanso. Lejos de usar una modificación en el software del sistema, este usuario de YouTube ha encontrado una manera más sencilla de saltarse la seguridad: usando una naranja.

Sólo necesitó colocar la fruta a presión en el volante para que éste pensara que estaba recibiendo la presión de las manos, de forma que el modo Autosteer no se interrumpe y el vehículo prosigue con la marcha. Es sin lugar a dudas una solución que no recomendamos, ya que incita a la distracción y promueve un uso irresponsable del famoso modo de Tesla. El usuario que subió el vídeo original parece que se arrepintió y acabó borrando la grabación, aunque lamentablemente en internet nada se olvida, y alguien se ha encargado de publicar una copia.

De todas formas, no es el primer caso que recurre a este tipo de soluciones. Hace unos meses, otro usuario de YouTube presumía de hacer un viaje larguísimo haciendo uso de una botella de agua pegada al volante, otro ejemplo de irresponsabilidad que no ayuda para nada a la reputación de estos sistemas automáticos, ya que, en caso de accidente, la primera impresión será que el modo automático llevó al error.

Así que recuerda, las instrucciones y las recomendaciones del fabricante están para respetarlas, y mientras no tengamos un sistema autónomo de nivel 5, vamos a tener que seguir poniendo las manos al volante y la vista a la carretera.