Mercados españoles cerrados

La inminente baja de tasas pesa sobre los grandes bancos en EEUU

John BIERS

Tarjetas de créditos, préstamos automotores e ingresos por intereses fueron puntos fuertes para JPMorgan Chase

JPMorgan Chase reportó este martes ganancias récord en el segundo trimestre por la fortaleza del negocio de consumo, pero el mercado permanece atento a un inminente recorte de tasas de interés, en un día de resultados mixtos en el sector.

Wells Fargo también dio cuenta de un incremento de beneficios, mientras que Goldman Sachs informó de una caída en sus ganancias, aunque superó las expectativas de los analistas.

Los tres resultados agitaron los mercados en el corazón de la temporada de ganancias del segundo trimestre, que se presenta en un contexto de incertidumbre sobre el comercio internacional y un anticipado relajamiento de la política monetaria, ya que se espera que la Fed recorte las tasas de interés este mes.

Tasas de interés más bajas son vistas en general como un lastre para los grandes bancos porque reduce sus ingresos netos por intereses, es decir, la diferencia entre las tasas de interés que cobra a los consumidores por los préstamos y el interés que debe pagar por los depósitos.

En JPMorgan, las áreas clave de su alza fueron la banca de consumo, donde obtuvo mayores ingresos netos por intereses. También generó mayores ingresos relacionados con el negocio de tarjetas de crédito y mayores préstamos para automóviles y alquileres.

El beneficio neto se ubicó en 9.700 millones, un crecimiento del 16,1%, y un récord para la entidad. Los ingresos, en tanto, subieron el 4,1%, a 29.600 millones.

El director ejecutivo de JPMorgan, Jamie Dimon, fue optimista sobre la economía local: "Continuamos viendo un impulso positivo con el consumidor estadounidense -niveles de confianza saludables, creación sólida de empleos y salarios en aumento- que se reflejan en nuestros resultados de la banca de consumo y comunitaria", dijo.

Sin embargo, las acciones no reflejaron del todo los datos del banco, y los analistas apuntaron a la previsión a la baja del banco de obtener 57.500 millones de dólares en ingresos netos por intereses durante 2019, menos de los 58.000 previstos anteriormente.

La caída en la proyección del banco refleja el impacto de la esperada decisión de la Fed de reducir las tasas.

En tanto, Wells Fargo reportó un incremento del 19,7% en los beneficios netos, a 6.200 millones, mientras que los ingresos quedaron estables, en 21.600 millones de dólares.

"En el segundo trimestre de 2019, registramos ganancias sólidas y continuamos avanzando en nuestras principales prioridades", dijo el director ejecutivo interino, Allen Parker.

Goldman Sachs obtuvo una ganancia neta de 2.200 millones, una disminución de 6,4% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Los ingresos cayeron 1,8%, a 9.500 millones de dólares.