La industria dice que la fiscalidad eléctrica amenaza con "sacar del mercado a muchas empresas"

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El frente creado por las principales patronales del sector industrial contra la nueva fiscalidad eléctrica considera que "ya no es tiempo de silencio" y señala que las medidas propuestas por el Gobierno suponen "una amenaza lo suficientemente grave" como para expulsar a muchas empresas "de los mercados internacionales antes de que se produzca el hecho impositivo".

En la sexta carta abierta de la industria al Gobierno que aparece firmada por un total de diecisiete asociaciones empresariales, entre las que figuran la patronal de cogeneración Acogen, de gran consumo eléctrico Aege, de yeso Atedy, de cerámica Ascer, de papel Aspapel, de metal Confemetal, de fundición FEAF, de química Feique, entre otras, la Industria asegura que un coste añadido de 1.500 millones de euros para estos sectores "tendrá un impacto brutal en el sector productivo, sacará del mercado a muchas empresas y ahuyentará cualquier proceso de inversión industrial en España, presente o futuro".

Así, considera que una reforma como la actual, "en la que el objetivo es incrementar los ingresos del Estado a costa de reducir los márgenes y la capacidad de operación y consumo de empresas y ciudadanos, genera, esencialmente, la sensación contraria".

Además, subraya que el déficit tarifario "continuará", porque no habrá empresas suficientes para compensarlo, y entonces habrá que evaluar "la utilidad" de una reforma en la que si el Gobierno aplicara los criterios de proporcionalidad y progresividad que estos sectores defienden, sí que podría atajar el déficit, "sin tener que contar luego cuántos de los dos millones y medio de empleos que se ponen en juego habrán desaparecido".

La Industria española denuncia también que el Gobierno no ha mostrado "el menor interés por escuchar ni las alternativas ni, lo que es peor, analizar las consecuencias de las medidas". "Una actitud silente e incomprensible que nadie lamenta más que cada uno de los 17 sectores que firmamos esta carta y las continuas peticiones de reunión individual o colectiva remitidas y sistemáticamente ninguneadas", añade.

Asimismo, las principales patronales del sector apuntan que "esta medida precede -y debería ser al revés- a la urgente y necesaria reforma de un sistema eléctrico que cada año hace que nuestro país sea menos competitivo y que se aleje el horizonte de salida de la crisis".

Por ello, espera que el Gobierno acometa reformas que impulsen el consumo y la actividad económica del sector productivo, pero, sobre todo, confía en que, para entonces, el Ejecutivo "sea consciente de que colaborando con los sectores se pueden desarrollar medidas mucho más eficaces".

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD