Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    3.647,29
    -7,75 (-0,21%)
     
  • Nasdaq

    10.829,50
    +26,58 (+0,25%)
     
  • NIKKEI 225

    26.571,87
    +140,32 (+0,53%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9593
    -0,0018 (-0,19%)
     
  • Petróleo Brent

    85,79
    +1,73 (+2,06%)
     
  • BTC-EUR

    19.820,00
    -265,02 (-1,32%)
     
  • CMC Crypto 200

    436,57
    -22,57 (-4,92%)
     
  • Oro

    1.636,60
    +3,20 (+0,20%)
     
  • HANG SENG

    17.860,31
    +5,17 (+0,03%)
     
  • Petróleo WTI

    78,10
    +1,39 (+1,81%)
     
  • EUR/GBP

    0,8938
    -0,0058 (-0,65%)
     
  • Plata

    18,37
    -0,11 (-0,60%)
     
  • IBEX 35

    7.445,70
    -62,80 (-0,84%)
     
  • FTSE 100

    6.984,59
    -36,36 (-0,52%)
     

El incendio en Cuba entra en su “momento más favorable”, pero se mantiene la cautela

·3 min de lectura
© Ernesto Mastrascusa / EFE

El fuego en los complejos industriales empieza a estabilizarse luego de que cercaran la zona de riesgo, excluyendo cuatro de los ocho tanques de combustible. Aunque desde Presidencia hablan de la “estocada final”, la resolución de la situación no está asegurada y se mantiene la precaución, porque un cambio en la dirección del viento puede reflotar las complicaciones. Aún con 14 desaparecidos, la mayoría bomberos, el número de hospitalizados llegó a 128, aunque solamente siete con cuadros graves.

El espectacular incendio industrial que se desató en Matanzas, en la región occidental de la isla de Cuba, está en su contexto más optimista y estiman que puede tener un desenlace positivo en las próximas horas. Sin embargo, otros sectores del Gobierno aún mantienen sus reservas sobre qué tan cercano está el final de este incidente.

Los expertos medioambientales coinciden en que el escenario está en su mejor momento porque el suministro de agua ha sido más estable y se formaron diques de contención que cortaron la propagación del fuego.

La ministra del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba añadió que las columnas de humo negro se redujeron considerablemente y afirman que continuarán a la baja. Además, el smog, la nube baja de dióxido de carbono, hollines, humos y polvo en suspensión, ya no cuenta con niveles contaminantes ni tóxicos dañinos.

Empero, se baraja la posibilidad de que un cambio en el sentido del viento puede aflorar otra vez las llamas y apuntan a la necesidad de que los tanques de combustible estén fuera del alcance del calor.

“No podemos llenarnos de confianza, tenemos que trabajar con inteligencia”, apuntó el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la reunión de este miércoles para definir el rumbo para el tramo final del conflicto. “Hay que seguir trabajando y enfriar el combustible derramado para evitar consecuencias”, agregó.

Entre tanto, resaltó el “heroísmo, coraje, solidaridad y compromiso” de los bomberos y demás involucrados en la lucha contra la deflagración.

Otros funcionarios, como la primera secretaria del Partido Comunista en Matanzas, Susely Morfa González, fueron más aventurados, con un optimismo quizás excesivo. “El fuego está controlado, no existe peligro de propagación”, tuiteó.

Por su parte, el Segundo jefe del comando contra incendios del cuerpo de bomberos de Cuba, Alexander Ávalos Jorge, informó que "en este momento” el movimiento del fuego está asegurado.

En el aspecto sanitario, 128 personas se atendieron en centros de Salud, tres más que el martes, según reveló el ministro de Salud Pública José Ángel Portal Miranda. Sin embargo, 108 de ellos ya recibieron el alta médica.

Además, 14 personas continúan desaparecidas (la mayoría bomberos) y alrededor de 4.000 habitantes del área afectada tuvieron que ser evacuados.

Hay 20 ciudadanos que permanecen hospitalizados, cinco con un cuadro crítico y otros dos con laceraciones de gravedad. Los habitantes de Matanzas han concurrido en gran número a donar sangre para los afectados.

México y Venezuela han sobresalido por su aporte a la isla del Caribe, enviando 20 vuelos en total, con 127 especialistas que operan junto a las fuerzas locales. También recibieron 45.000 litros de espuma retardante y ocho tanques de aire respirable con armadura, entre otros suministros.

Una porción considerable del combustible que se consumió en el incendio estaba dirigido a la producción energética, algo que puede resentirse en el sistema eléctrico de Cuba, país que lleva semanas padeciendo apagones intermitentes.

Las hipótesis sobre el origen de este accidente, el peor fuego industrial en la historia de la nación, apuntan a la caída de un rayo en uno de los ocho tanques del parque.

Con EFE y medios locales