Mercados españoles cerrados en 1 hr 35 mins

¿Hay o no recesión en el mercado de la vivienda?

El mercado de vivienda en España continúa por la senda del crecimiento. La vivienda de segunda mano sigue siendo una buena opción entre los compradores españoles que ven que el precio del alquiler no para de subir. A pesar de que los datos son buenos la venta ha caído por primera vez en cinco años. Según el Instituto Nacional de Estadística: entre enero y agosto de este 2019 las ventas han bajado más de un 2%. Pero la caída solo en el mes de agosto ha sido del 21,1%, la mayor que se registra desde febrero de 2014, con descensos superiores al 40% en algunas comunidades.

Uno de los motivos del decrecimiento es la nueva ley hipotecaria, que entró en vigor en nuestro país el pasado mes de junio. La normativa está pensada para que el comprador sepa lo que está firmando y qué riesgos puede correr, y evitar, en la medida de lo posible, que se repita todo lo que aconteció tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. El banco realizará un test de solvencia para asegurarse de que el comprador cumple los requisitos mínimos para la adquisición, y el notario le citará para explicarle lo que está firmando e incluso realizará un pequeño examen para demostrar que sabe a lo que se atiene. Además, se elimina la cláusula suelo y los desahucios se tramitarán cuando el propietario deba 12 mensualidades de hipoteca.

[También de interés: ‘¿Llegará la moda de hipotecas negativas a España o ‘Spain is different’ como siempre?’]

Foto: Getty

Aunque hay datos que apuntan que el inmobiliario se ha estancado, parece que los españoles se han acostumbrado a vivir con la inestabilidad política, ya que, antiguamente un periodo prelectoral, o un gobierno en funciones eran razones suficientes para que se paralizara la economía. Ahora no es así, la política española ha cambiado mucho, la incursión de nuevos partidos, los escándalos políticos, moción de censura etc., han provocado que en cuanto años asistamos a cuatro elecciones, y los españoles han continuado adelante con sus operaciones financieras.

Además, con los tipos de interés bajos, se premia la inversión. En España el inmobiliario siempre ha sido una de las opciones preferidas para invertir porque es un activo con poco riesgo si se cuenta con solvencia, y además se puede hacer uso de ello o explotarlo a través del alquiler. En los últimos años también ha crecido la inversión extranjera. Cada vez hay más inversores que eligen nuestro país para adquirir una casa y disfrutarla o alquilarla, dado que el turismo es muy potente, y además, el uso de plataformas como AirBnB han despuntado en los últimos tiempos y tiran de la demanda de casas y apartamentos.

Los expertos apuntan a que 2019 mantendrá los niveles de crecimiento del sector, pero prevén un 2020 más flojo. Agosto ya ha mostrado un descenso considerable en las transacciones, anticipo quizá de una cierta ralentización de la inversión. Como siempre habrá ciudades que mantengan el nivel al alza como Barcelona o Madrid, que siempre lideran los rankings de las provincias con mayor número de casas vendidas, y otras que experimenten descensos más acusados, sobre todo en el interior. Pero de momento, y al margen de mensajes más o menos alarmistas de tinte electoral, no se esperan grandes sorpresas.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias