Mercados españoles abiertos en 6 hrs 40 min

Guy Laliberté, el fundador de Cirque Du Soleil, pretende ganar un millón de dólares a la semana en Airbnb

by Philippe Lépine

En Airbnb hay personas que alquilan su apartamento de una habitación. En cambio, hay otras que utilizan la plataforma para alquilar su propia isla privada.

Ese es el caso de Guy Laliberté, el fundador de Cirque du Soleil, quien está utilizando la plataforma de alquiler para ofrecer Nukutepipi, su lujosa isla en la Polinesia Francesa.

El alojamiento de cinco estrellas, que cuesta más de 190.000 dólares por noche, puede acoger hasta 52 personas en sus 21 habitaciones. Para atender a los huéspedes cuenta con personal privado que incluye desde un chef, un capitán y coordinadores de actividades hasta un médico y un masajista.

La isla de 2,3 kilómetros cuadrados cuenta con varias piscinas, spas privados, termas comunes, bares, patios, un gimnasio, una sala de yoga, una sala de conferencias, un estudio de grabación, una cancha de tenis, una cancha de voleibol, un campo de minigolf, un cine en casa, bañeras de hidromasaje, un mirador, un telescopio y, por supuesto, una larga playa de arena blanca con muchísimos botes y entretenimientos náuticos.

Y a pesar de que está en el medio de la nada, tiene conexión wifi.

Alojarse allí cuesta 190.573 dólares por noche o 1.334.011 dólares a la semana. Un precio que no incluye las tarifas del transporte, como el viaje en avión a Tahití y luego el bote que recorre los 700 km desde la costa de Tahití hasta la isla.

Según el Journal de Montréal, Laliberté tardó 10 años e invirtió 150 millones de dólares en construir este sitio. Las reformas terminaron en junio pasado.

Nukutepipi aún no ha encontrado un arrendatario en Airbnb, pero hay “varios” clientes potenciales, según Anne Dongois, directora de comunicaciones de la compañía de entretenimiento de Laliberté, Lune Rouge. Sin embargo, durante tres semanas de noviembre la isla no estará disponible en alquiler.

Es una pena, ¡pensábamos ir en esa fecha! Con nuestro dinero imaginario, obviamente.

HuffPost Canada