Un gusano ataca el maíz en su inédita expansión por África

Roma, 8 feb (EFE).- Una especie de gusano endémico de América ha dado el salto y se está extendiendo con rapidez por varios países africanos, destruyendo cosechas de maíz y otros cultivos básicos de los que depende la seguridad alimentaria en la zona.

El llamado cogollero del maíz ("Spodoptera frugiperda") es una peligrosa plaga tropical también conocida como oruga militar tardía, pues sus larvas, ante la falta de alimento, se trasladan en masa a otras plantas como un "regimiento".

Sus devastadores efectos (causa pérdidas agrícolas de hasta el 73 %) se habían dejado sentir en otros continentes pero nunca en África, donde por primera vez el gusano fue identificado en enero de 2016 en el archipiélago de Santo Tomé y Príncipe.

Según informes preliminares recogidos por la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), parece que la peste ya está presente en Estados como Malaui, Mozambique, Namibia, Sudáfrica, Zimbabue y Zambia.

En este último el Gobierno ya ha destinado 3 millones de dólares para intentar controlar una plaga que ha afectado a unas 130.000 hectáreas de cultivos.

El coordinador de la FAO para el sur de África, David Phiri, explica a Efe por teléfono que los países de la región están evaluando aún los daños y se reunirán la semana que viene en Harare para recopilar los datos y decidir qué medidas urgentes tomar.

"Nuestro peor miedo es que si no se controla a tiempo, (la plaga) puede ser muy devastadora para la seguridad alimentaria en toda la región", según Phiri, que considera que, tras las malas sequías de los últimos dos años, África "no se puede permitir perder cultivos en 2017 por malas pestes".

Son emergencias que se van solapando. La del gusano cogollero llega cuando todavía no se ha marchado la del fenómeno de El Niño, cuyo impacto agravando la sequía se va a seguir notando en la cosecha de abril próximo.

Ya son 6,7 millones de personas las que no saben si podrán comer en Malaui, lo mismo que 4,1 millones en Zimbabue, 1,8 millones en Mozambique y 1,4 millones en Madagascar, según cálculos de la ONU.

Solo en Sudáfrica, donde la sequía afectó al 90 % de su producción de maíz, unos 14 millones de habitantes están amenazados por el hambre ante la subida en los precios de la cesta de la compra el año pasado.

La nueva peste tiene el riesgo de complicar aún más la disponibilidad de alimentos y la actividad económica porque, además de atacar el maíz (fundamental en la dieta de esos países), amenaza a otros como el sorgo, el mijo, el trigo o la caña de azúcar.

El clima tampoco acompaña. Tras la estación seca es el turno de la de lluvia que, en combinación con las temperaturas cálidas, propicia la aparición de plagas, la mayoría de ellas de origen local.

La de esta oruga "no es tan fácil de controlar", avisa Phiri, puesto que, si en su fase inicial se puede combatir con pesticidas y otros químicos, luego el insecto se desarrolla hasta convertirse en mariposa "y las mariposas no saben de fronteras".

Con sus alas vuela de un país a otro, saltándose los confines como otras tantas pestes y enfermedades transfronterizas.

Al igual que en otros casos, el gusano podría haber alcanzado suelo africano con el impulso del comercio, aunque es complicado controlar ese tipo de tráfico, afirma la científica del Centro de Agricultura y Biociencia Internacional (CABI) Janny Vos.

Su organización también detectó el brote en Ghana y ha llamado a actuar para detener la peste, que se está extendiendo "muy rápidamente", según la experta.

Vos lamenta que la oruga ha podido viajar por el continente sin ser a menudo identificada, "hasta que se ha vuelto un problema importante".

Ahora que no hay marcha atrás, considera que los agricultores y las comunidades locales deben involucrarse y trabajar con socios locales e internacionales.

También se necesita intercambiar información, "introducir técnicas como las que se usan en Sudamérica y al mismo tiempo pensar en el medioambiente africano", sostiene Vos, para quien "las soluciones deben ser diversas y a largo plazo sostenibles".

Con cuidado siempre en el manejo de sustancias como los insecticidas para evitar que se vuelvan a ellos resistentes esta última plaga y cualquier otra.

Así va la Bolsa

  • Valores más activos
    Valores más activos
    NombrePrecioCambio
    0,82-1,32%
    POP.MC
    5,129-1,37%
    SAN.MC
    6,072-0,61%
    IBE.MC
    6,181-0,79%
    BBVA.MC
    1,449-0,75%
    SAB.MC
  • Los que más suben
    Los que más suben
    NombrePrecioCambio
    4,95+0,61%
    PRS.MC
    73,41+0,45%
    ANA.MC
    23,005+0,31%
    ENG.MC
    44,165+0,30%
    AMS.MC
    11,125+0,14%
    IDR.MC
  • Los que más bajan
    Los que más bajan
    NombrePrecioCambio
    5,129-1,37%
    SAN.MC
    0,82-1,32%
    POP.MC
    2,886-0,96%
    MAP.MC
    6,181-0,79%
    BBVA.MC
    10,955-0,81%
    TL5.MC