El Gobierno reestructura el servicio de trenes de media distancia para ahorrar 51 millones

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un plan de "racionalización" de los servicios de transporte ferroviario de viajeros de media distancia, con el objetivo de generar un ahorro progresivo que alcanzará en 2015 un total de 51 millones de euros anuales en costes directos.

Este plan, que se implantará en varias fases, define los servicios que se regirán por obligaciones de servicio público (OSP), con el propósito de ofrecer una oferta intermodal que combine servicios ferroviarios de media distancia y servicios regulares de transporte por carretera.

El Gobierno ha establecido un plazo de seis meses para la aplicación de este plan, de forma que antes del 30 de junio de 2013 el Consejo de Ministros definirá los trayectos sujetos a obligación de servicio público, que se revisarán cada dos años.

El Ministerio de Fomento ha adoptado el criterio de declarar como obligación de servicio público las líneas con un aprovechamiento superior al 15%, si bien algunas en las que el ratio se sitúe entre el 10% y el 15% también podrán ser declarados como OSP.

TRAYECTOS EN AUTOBÚS.

La iniciativa busca el aprovechamiento de sinergias, de forma que los trenes de larga distancia podrán prestar cobertura a los usuarios, mientras que en otros trayectos podrán sustituirse por transporte en autobús. Junto a ello, se mejorarán los horarios y se usarán trenes más pequeños.

Fomento recuerda que actualmente hay servicios ferroviarios que muestran "importantes ineficiencias", toda vez que el 51,7% de los trenes cubren servicios que sólo utiliza el 16% de los viajeros, con un aprovechamiento inferior al 15%. En estos servicios se dan casos en los que el Estado aporta hasta 371 euros por billete, mientras que el coste para el viajero es de 11 euros.

LAS CC.AA. PODRÁN ASUMIR LÍNEAS.

Por otro lado, si alguna comunidad autónoma tuviera interés en la prestación de algún servicio ferroviario de viajeros sobre los trayectos no declarados como de obligación de servicio público, podrá formalizar un contrato con Renfe y asumir los costes de explotación de esa línea.

Renfe Operadora seguirá prestando los servicios de media distancia sobre la red de altas prestaciones, los Avant. Antes del 30 de junio de 2013 el Consejo de Ministros definirá qué servicios Avant resulta pertinente mantener como de servicio público.

Además, Renfe continuará prestando desde el 1 de enero de 2013 los servicios ferroviarios de viajeros sobre la red de ancho métrico que en la actualidad presta FEVE, en virtud de la integración de ambas sociedades en esa fecha.