Mercados españoles cerrados en 4 mins

El Gobierno pretende subir los impuestos verdes en la Ley de Cambio Climático

Eduardo Loren
Un anuncio del toro de Osborne junto al parque eólico de La Plana de Siemens Gamesa cerca de Zaragoza.

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza para el Ejecutivo. España se comprometió en el Acuerdo de París a reducir las emisiones de gases invernadero un 40% para el año 2030, en relación con 1990. Sin embargo, existe un enfrentamiento interno en el Gobierno que dificulta su tramitación. La sensación es de parálisis. Incluso una treintena de grandes empresas españolas ha pedido su tramitación.

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que dirige Isabel García Tejerina, realizó una consulta pública, que recibió centenares de propuestas entre junio y octubre del año pasado. "Se han recibido 350 aportaciones que abarcan todos los sectores y ámbitos de la sociedad, y estamos preparando un primer borrador de anteproyecto de ley sobre la base de todas las aportaciones", dijo la ministra en enero.

Posteriormente, se ha recopilado una serie de aportaciones de diversos departamentos gubernamentales en un documento llamado Análisis de posibles elementos para la ley de cambio climático y transición energética, de una extensión de 82 páginas, al que ha tenido acceso El HuffPost.

Este documento sirve como base para el borrador que se elabora en los despachos de Agricultura, frente a la estación de Atocha. La intención del departamento que dirige Tejerina es que este primer borrador se presente al grupo de trabajo interministerial en breve para que el anteproyecto de ley llegue al Consejo de Ministros antes del verano. El Gobierno se comprometió a impulsar la ley antes de que finalizara la legislatura, pero el tiempo se agota.


Sin embargo, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, no tiene prisa, ya que pretende esperar a...

Sigue leyendo en El HuffPost