Funcionario: Rusia pone en servicio misil crucero

WASHINGTON (AP) — Rusia ha puesto en operación un misil crucero que violaría un tratado sobre armas nucleares suscrito durante la Guerra Fría, dijo el martes un funcionario del gobierno del presidente Donald Trump.

El gobierno de Barack Obama había acusado hace tres años a Rusia de violar el Tratado Sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) de 1987 con el desarrollo y prueba de un misil crucero, y los funcionarios previeron entonces que Moscú lo pondría en operación.

Rusia niega que haya violado el convenio.

Según una evaluación de las diversas agencias de inteligencia de Estados Unidos, el misil alcanzó el año pasado su nivel operativo, afirmó el funcionario, quien solicitó el anonimato porque no estaba autorizado a hacer declaraciones sobre el asunto.

La puesta en operación del misil no modifica de inmediato el panorama de seguridad en Europa, pero la supuesta violación al tratado quizá sea planteada durante la reunión del miércoles de la OTAN en Bruselas, la primera a la que asista el secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis.

La información también preocupó al Capitolio, donde el senador John McCain, presidente de la Comisión de Servicios Armados de la Cámara Alta, solicitó al gobierno de Trump que garantice la presteza de las fuerzas nucleares estadounidenses en Europa.

"El despliegue de misiles crucero provistos de ojivas atómicas y diseñados para ser lanzados desde tierra en violación del Tratado INF representa una amenaza militar importante para las fuerzas de Estados Unidos en Europa y nuestros aliados de la OTAN", afirmó el martes McCain en un comunicado.

Putin "está tanteando" a Trump, manifestó el senador republicano.

La Casa Blanca se encuentra mal parada porque carece en este momento de asesor de seguridad nacional tras la renuncia forzada de Michael Flynn el lunes en la noche. Flynn está acusado de informar a medias al vicepresidente Mike Pence sobre los contactos que tuvo con un diplomático ruso cuando Barack Obama era todavía el mandatario.

El periódico The New York Times, el primero en informar sobre la puesta en servicio de los misiles, dijo que Rusia tiene dos batallones de dichos misiles. Uno se encuentra en el lugar de pruebas del cohete en Kapustin Yar y otro fue trasladado en diciembre desde ese sitio a una base en otra parte del país.

El Departamento de Estado no confirmó el contenido del artículo, pero señaló que el año pasado informó que Rusia incumplía sus obligaciones del tratado de no poseer, producir o probar un misil crucero disparado desde tierra con alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros, ni poseer o producir unidades de lanzamiento para ese tipo de cohetes.

Así va la Bolsa