Mercados españoles cerrados

¿Es fiable comprar un teléfono plegable ahora o mejor esperar?

Jose Mendiola

No vamos a recordar de nuevo los luctuosos sucesos en torno a la primera versión del Galaxy Fold, pero ha quedado claro que Samsung está dispuesto a aprender de sus errores y apagar el incendio antes de que prenda. En esta primera edición del Fold, los bloggers que recibieron las primeras unidades de prueba se encontraron con graves problemas en la pantalla que motivaba que la capa protectora superior fuera desprendida por muchos al creer que era el clásico protector temporal. Aquello fue un caos y Samsung no quiere que se repita la pesadilla.

Nos trasladamos a 2020, sí, nuestro momento actual: Samsung vuelve a sorprender al mundo con el Galaxy Z Flip, una nueva interpretación de las pantallas plegables y con algunas modificaciones sobre el diseño inicial de la misma y las bisagras en el Fold que parece que lo hacen más resistente. Se empiezan a enviar las primeras unidades y parece que revive la pesadilla: un británico muestra en Twitter la pantalla de su flamante Galaxy Z Flip, recién abierto, con una raja que recorre el teléfono de lado a lado. No hay mención a Samsung ni falta que hace, porque el fabricante supervisa con esmero las redes.

Sustitución en menos de 24 horas

Twitter @mondoir

La respuesta del fabricante es fulminante: a través de la cuenta de Twitter del soporte de la firma en el Reino Unido, contactan con el afectado y le piden detalles por privado. Unas horas más tarde, lo siguiente que vemos es que este usuario explica que tiene ya un nuevo Galaxy Z Flip en casa y agradece la rapidez: no han transcurrido ni 24 horas desde que publicara la foto en Twitter y ya se había efectuado el reemplazo, en la que posiblemente sea la atención más rápida y eficaz de la historia de la telefonía.

¿A qué se debe la rapidez en la reacción? Aunque en ocasiones no lo tengamos en cuenta, estamos ante una nueva tecnología —la de las pantallas plegables— de la que todavía no se tiene suficiente experiencia y se aprende sobre la marcha. Por otro lado, Samsung tiene bien asumido (y acierta con este planteamiento) que el comprador de un Galaxy Z Flip o Galaxy Fold es especial, no solo por el desembolso económico, sino porque es pionero y asume ciertos riesgos al apostar por algo realmente nuevo. De esta manera, quien compre ahora mismo un Galaxy Fold contará con una garantía de la pantalla de un año en la que Samsung la sustituirá en caso de rotura, y esto cubre también los daños accidentales.

Temperaturagate

Riley Young / Digital Trends

Pero como en toda tecnología nueva, nos enfrentamos a lo desconocido y uno de los presuntos problemas que algunos usuarios denuncian en redes sociales se refiere al impacto de las bajas temperaturas en este tipo de pantallas. Y en este caso el problema afecta a otro gran player en el segmento de las pantallas plegables: Motorola Razr. Según hemos podido leer en Twitter, un número limitado de usuarios del teléfono habrían visto sus pantallas resquebrajadas y apuntan como posible causante el “estrés” de las mismas por temperaturas extremas.

Como apuntamos, estamos ante una tecnología nueva de la que no se tiene una experiencia real sobre el terreno suficiente como para aseverar o desmentir ciertas sospechas. El propietario del Galaxy Z Flip al que hemos aludido antes, también sugirió que el problema podría provenir de las bajas temperaturas que viven algunos países del hemisferio norte. Pero en este caso ha sido Motorola, por alusiones, quien ha corrido a explicar que tiene “confianza plena” en la durabilidad de la pantalla del Razr.

“Tenemos confianza plena en la pantalla del Razr y los clientes no verán que sus pantallas se dañan como consecuencia de un uso normal, explica Motorola en un comunicado, añadiendo que “el Razr ha sido sometido a pruebas con temperaturas extremas y al igual que con cualquier otro teléfono, se recomienda no someter al teléfono a temperaturas por debajo de -20 grados Celsius (-4 Fahrenheit) ni por encima de 60 grados Celsius (140 Fahrenheit)”. En el resto de las situaciones, Motorola explica que el equipo está cubierto por la garantía estándar.

¿Quiere esto decir que es un mal momento para lanzarse sobre los teléfonos plegables? Como en todo en la vida, los pioneros descubrirán cosas que las siguientes generaciones tal vez no vivan, pero si queremos innovación y aire fresco en el mercado, hay que apostar por apoyar el esfuerzo de los fabricantes, y lo que resulta más importante, confiar en la marca y las garantías que ofrece.

Los puntos de vista expresados aquí pertenecen al autor y no reflejan las creencias de Digital Trends.

The post ¿Es fiable comprar un teléfono plegable ahora o mejor esperar? appeared first on Digital Trends Español.