Mercados españoles abiertos en 49 mins.

Facua denuncia a Apple por publicidad engañosa del iPhone 8

El iPhone 8 puede cargarse de manera inalámbrica, tiene un procesador mejorado  y su pantalla dispone de una tecnología especial que cambia los tonos de los blancos en función de la luz ambiental. También es resistente al agua y al polvo. Pero a pesar de esta promesa, si uno de sus usuarios sufre un percance por culpa de un poco de agua, el servicio técnico de Apple no cubre este desperfecto.

Y este hecho ha sido denunciado por la organización de consumidores Facua, que ha presentado una queja formal ante la Dirección General de Consumo de Madrid, donde la mercantil Apple Retail Spain SL tiene su sede, por publicidad engañosa de su móvil iPhone 8.

La supuesta publicidad engañosa que denuncia Facua (Apple)

Facua defiende que por un lado Apple publicita el aparato como resistente al agua, pero luego en la letra pequeña matiza que la garantía no cubre los daños producidos por líquidos.

Para esta organización, este hecho supone una gran contradicción, ya que Apple no se responsabiliza de algo que está publicitando. Facua considera que la compañía atribuya una característica concreta al iPhone 8 pretendiendo, a la vez, desvincular la misma de la garantía legal que debe garantizarse a todos aquellos consumidores que adquieran un aparato electrónico.

En el comunicado en el que con el que Facua ha dado a conocer la noticia, se incluye un apartado de la Ley 3/1991, de Competencia Desleal que justifica la denuncia. “desleal por engañosa cualquier conducta que contenga información falsa o que, aun siendo veraz, por su contenido o presentación induzca o pueda inducir a error a los destinatarios, siendo susceptible de alterar su comportamiento económico, siempre que incida en la existencia de la naturaleza del bien o servicio, sus características principales como sus beneficios, riesgos, composición, utilización, especificaciones o los resultados que pueden esperarse de su utilización”.

No es la primera vez que Facua denuncia a Apple por lo que ellos consideran publicidad engañosa con los iPhone. En 2011, y poco antes de que se presentara el iPhone 4s, la empresa fundada por Steve Jobs fue acusada por hacer creer a sus clientes que el periodo de garantía de sus productos era de tan sólo un año para venderles una ampliación a través de un seguro.

En aquella ocasión la organización puso su ojo sobre el programa Apple Care Protection Plan, ya que por aquella época Apple envió una serie de correos electrónicos a los propietarios de su teléfono en las que les animaba a contratar este servicio, que supuestamente prolongaba la garantía del teléfono un año más.

Facua denunció este hecho como publicidad engañosa ya que la legislación española obliga a las empresas de tecnología de consumo a ofrecer dos años de garantía, y parece que Apple estaba obligando a sus clientes a pagar por ella. Por este motivo, Apple tuvo que pagar una multa de 47.000 euros.