Mercados españoles cerrados en 4 hrs 30 min

Expira a medianoche el plazo que Madrid se marca para tramitar plan Chamartín

José Manuel Calvo, delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible. EFE/Archivo

Madrid, 16 may (EFE).- En la medianoche de este jueves, 16 de mayo, expira el plazo que el Ayuntamiento de Madrid se ha dado para poder llevar a Pleno antes de que finalice el mandato la Operación Chamartín, ahora Madrid Nuevo Norte, para lo que siguen a la espera del informe de impacto medioambiental de la Comunidad de Madrid, que aún no se ha recibido.

Fuentes del área de Desarrollo Urbano Sostenible indican a Efe que aunque ese es el plazo previsto para recibir el informe, si este documento llegase posteriormente el Gobierno de Manuela Carmena hará todo lo posible para trasladarlo al Pleno para su votación, por lo que la Comunidad de Madrid no debería "excusarse" en dicho límite.

Sin embargo, fuentes del Gobierno regional apuntan a Efe que no hay novedades respecto a la finalización de este informe, que el Consistorio solicitó como último trámite el pasado 20 de marzo, y que se sigue estudiando sin que haya aún fecha prevista para las conclusiones.

Sin el informe de impacto ambiental, el Gobierno de Ahora Madrid no puede aprobar el plan de forma inicial antes de las elecciones, por lo que de nuevo se quedaría en el aire un proyecto urbanístico pendiente desde hace 25 años.

Sin embargo, el responsable de urbanismo de la capital, José Manuel Calvo, defendió el pasado 9 de mayo que esta operación urbanística en la que se prevé la construcción de 10.500 viviendas, 4.000 de ellas públicas, y un gran centro de negocios al norte de la capital, es "un proyecto irreversible gobierne quien gobierne".

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible justifica esta postura en que el actual proyecto se aprobó inicialmente en Junta de Gobierno, superó el periodo de información pública y ha recabado todos los informes sectoriales, al tiempo que en paralelo se ha modificado el contrato entre Adif y la promotora urbanística del BBVA y de la Constructora San José -Distrito Castellana Norte.

Además, el Gobierno de Manuela Carmena argumenta que este proyecto urbanístico cuenta con un gran consenso porque además del acuerdo entre las partes lo apoyan todos los grupos de la oposición de la actual Corporación Municipal, pese a algunas críticas de los socialistas.

En cambio, este proyecto urbanístico es rechazado por la parte del grupo de Ahora Madrid que el próximo 26 de mayo se enfrentará a Manuela Carmena en las urnas, con la candidatura de Izquierda Unida-Madrid en Pie que encabeza el concejal Carlos Sánchez Mato, una opción electoral que apoyan seis de los actuales ediles de la regidora.