Mercados españoles cerrados

Europa empieza a prohibir las calderas de gasoil para luchar contra la contaminación

Los automóviles no son los únicos elementos contaminantes en las grandes ciudades. La polución también puede proceder de fábricas, centros de residuos y, sobre todo, de determinadas calderas. Unas de las más contaminantes son las que utilizan carbón y, sobre todo, gasoil. Por eso en muchos países europeos están empezando a prohibirlas.

Tal y como informa la web hargassner.com, especializada en noticias energéticas, naciones como Austria o Dinamarca ya han tomado medidas contras este tipo de calderas. Además de prohibirlas, ambos países han trabajado para favorecer la implantación de calderas que se alimentaran de energías renovables, además de favorecer el autoconsumo mediante ayudas para instalar placas solares en los tejados de los edificios.

Europa empieza a prohibir las calderas de gasoil (Jerry Zhang / Unsplash)

En Madrid, todavía hay unas 260 calderas de carbón y 8.700 de gasoil. y eso solo contando la almendra central, es decir el territorio que se encuentra dentro de la M-30. A la enorme polución que generan hay que sumar la contaminación que provocan los enormes camiones que transportan el gasoil y el carbón hasta los edificios, vehículos pesados que generan mucho monóxido de carbono en una zona tan sensible como lo es el centro de Madrid.

A principios de este año, la comunidad de Madrid puso en marcha un plan renove de calderas. El Gobierno regional de Ángel Garrido, ex presidente madrileño, destinó una partida de 1,4 millones de euros para la sustitución de sistemas antiguos de calefacción por otros de gas natural en hogares y comercios de la que se pudieron beneficiar alrededor de 9.000 personas. La cuantía de la subvención alcanzó hasta el 50% del coste de la nueva instalación.

Volviendo al caso de Dinamarca, el país nórdico ni siquiera ha querido cambiar el gasoil por el gas natural. Su idea es que la energía sea incluso más verde. Los daneses están inmersos en un ambicioso plan llamado Plan Energético 2012-2020 en el que busca aprovechar al máximo los recursos locales para evitar tanto la contaminación como la importación de electricidad o petróleo.

Ese plan también contempla medidas como la de que más de la mitad de la energía consumida ha de ser renovable, que el consumo general de energía baje un 7,6% respecto a datos de 2010 y que se produzcan un 34% menos de emisiones de gases de efecto invernadero en relación con 1990. ¿Se pondrá en marcha un plan similar en España? ¿O el país en el que se quieren revertir medidas como Madrid Central nunca será posible?