Mercados españoles cerrados en 7 hrs 46 min
  • IBEX 35

    9.028,40
    -7,20 (-0,08%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.168,30
    -5,68 (-0,14%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0889
    -0,0004 (-0,03%)
     
  • Petróleo Brent

    88,15
    +0,68 (+0,78%)
     
  • Oro

    1.924,70
    -5,30 (-0,27%)
     
  • BTC-EUR

    21.142,77
    -128,06 (-0,60%)
     
  • CMC Crypto 200

    521,62
    -5,56 (-1,05%)
     
  • DAX

    15.134,31
    +1,46 (+0,01%)
     
  • FTSE 100

    7.759,00
    -2,11 (-0,03%)
     
  • S&P 500

    4.060,43
    +44,21 (+1,10%)
     
  • Dow Jones

    33.949,41
    +205,57 (+0,61%)
     
  • Nasdaq

    11.512,41
    +199,06 (+1,76%)
     
  • Petróleo WTI

    81,61
    +0,60 (+0,74%)
     
  • EUR/GBP

    0,8798
    +0,0022 (+0,25%)
     
  • Plata

    23,75
    -0,27 (-1,14%)
     
  • NIKKEI 225

    27.382,56
    +19,81 (+0,07%)
     

Estudio sobre automatización: 1 robot se lleva 5,6 trabajos por cada 1.000 empleados

<em>Robots industriales automatizados para la fabricación de coches Ford, una empresa pionera con sus líneas de montaje (Fuente: Reuters).</em>
Robots industriales automatizados para la fabricación de coches Ford, una empresa pionera con sus líneas de montaje (Fuente: Reuters).

El secretario del tesoro Steven Mnuchin sorprendió la semana pasada al decir que “para nada estaba preocupado” con la posibilidad de que los robots saquen trabajos a las personas. Tal es así que llegó a decir: “Soy optimista”. Mnuchin afirma: “ni siquiera lo tenemos en mente para los próximos 50 o 100 años”.

Según un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores del MIT y la Universidad de Boston, esto es una gran equivocación, pues los datos cuentan una historia bien diferente: los robots bajan los salarios y roban los trabajos a los humanos. Los investigadores Daron Acemoglu del MIT y Pascual Restrepo de la Universidad de Boston, analizaron el aumento de robots industriales, que entre 1990 y 2006 se multiplicaron por cuatro, o lo que es lo mismo, a un robot por cada mil trabajadores aproximadamente, principalmente en las industrias automotrices y electrónicas.

Este tipo de robots, señalan los investigadores, reduce la tasa de empleo total en 0,34 puntos porcentuales. Haciendo un esfuerzo por traducir este lenguaje especializado, dicen que esto es equivalente a que “un nuevo robot saca el empleo de 5,6 trabajadores”, una cifra que implica la absorción de estos trabajadores por industrias que no utilicen robots industriales. Al hacer que el mercado laboral sea más competitivo, un robot puede reducir los salarios entre un 0,25 y un 0,5%.

Al mismo tiempo, los investigadores apuntan que “algo que quizás sorprenda es que no vemos aumentos positivos ni compensaciones en ningún sector ocupacional ni educativo”.

El negacionismo de Mnuchin no es nuevo, pero ignora una máxima fundamental de Wall Street

Hay un vasto historial de precedentes del optimismo de Mnuchin frente a investigaciones como esta, con economistas de la talla de John Maynard Keynes que ya se preocupaban por el desempleo en el sector tecnológico a causa de las máquinas antes del estallido de la II Guerra Mundial, pero tal y como cualquier descargo de responsabilidad financiera diría, el desempeño pasado no garantiza resultados en el futuro.

Un rápido vistazo a nuestro alrededor nos permitirá constatar que quedan pocos telefonistas (aquellas personas a cargo de la conmutación en una centralita telefónica), operarios de ascensores, soldadores en líneas de montaje o videoclubs. Ahora, en algunos lugares, ya se encuentran coches que funcionan solos.

A lo largo de la campaña en 2016, Trump no pronunció ni una palabra sobre el tema de la automatización. En su lugar eligió manifestarse en contra de la exportación de trabajos a China y México, pero la automatización está convirtiéndose en una realidad difícil de ignorar. Al tiempo que la fabricación nacional ha crecido, el empleo en el sector ha disminuido de forma considerable. Y para colmo, los robots que roban trabajos son de fabricación extranjera, así lo apuntó un informe reciente del Street Journal.

Los robots en el futuro

Puede que la automatización se acelere a pasos agigantados, pero aún no ha alcanzado un umbral crítico. De acuerdo a Acemoglu y Restrepo, el número de trabajos perdidos por la irrupción de robots entre 1990 y 2007 ha sido de entre 360.000 y 670.000. “Sin embargo”, escriben, “si la proliferación de robots se desarrolla según lo esperado durante las próximas dos décadas, las consecuencias añadidas derivadas de la proliferación de robots pueden ser mucho más importantes”.

Estas predicciones se dividen en dos categorías. Una hace extrapolaciones a la espera de caídas en los salarios y los puestos de trabajo. En otra situación: “la respuesta del empleo y los salarios puede ser diferente cuando el número de robots supere el umbral crítico”, esto dicen los investigadores. En otras palabras, es muy posible que economistas como Keynes estén probadamente en lo cierto.

Ethan Wolff-Mann
Yahoo Finance