Mercados españoles abiertos en 4 hrs 26 min
  • S&P 500

    4.395,64
    +41,45 (+0,95%)
     
  • Nasdaq

    14.896,85
    +150,45 (+1,02%)
     
  • NIKKEI 225

    29.639,40
    -200,31 (-0,67%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1699
    +0,0003 (+0,02%)
     
  • Petróleo Brent

    76,36
    +0,17 (+0,22%)
     
  • BTC-EUR

    37.372,31
    +1.178,48 (+3,26%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.098,02
    +57,54 (+5,53%)
     
  • Oro

    1.763,20
    -15,60 (-0,88%)
     
  • HANG SENG

    24.668,74
    +447,20 (+1,85%)
     
  • Petróleo WTI

    72,34
    +0,11 (+0,15%)
     
  • EUR/GBP

    0,8582
    -0,0000 (-0,00%)
     
  • Plata

    22,56
    -0,35 (-1,54%)
     
  • IBEX 35

    8.808,40
    +52,40 (+0,60%)
     
  • FTSE 100

    7.083,37
    +102,39 (+1,47%)
     

Estocada dolorosa a Mercadona como empresa modelo

·3 min de lectura
Juan Roig, director de Mercadona, y el logo de la compañía en la fachada de una de sus tiendas. (Getty Images)
Juan Roig, director de Mercadona, y el logo de la compañía en la fachada de una de sus tiendas. (Getty Images)

Corren malos tiempos a nivel imagen para Mercadona, castigada por la Justicia en varias ocasiones en los últimos meses y, además, dejando detalles feos de cara a sus clientes durante la pandemia de coronavirus. Un conjunto de hechos que derrumban parte de su reputación como empresa modelo en España.

El último revés recibido por los de Juan Roig ha sido una multa millonaria de 2,5 millones de euros, fruto del proyecto piloto llevado a cabo en algunas de sus tiendas basado en un sistema de detección anticipada que, entre otras cosas, permitía detectar personas con orden de alejamiento. Un hecho que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) no pasó por alto.

La defensa de la empresa se ha ceñido en explicar que "perseguía reforzar la seguridad tanto del personal de la tienda como de los clientes" y que "se aplicaron los más estrictos estándares de transparencia". Un pulso que le ha salido caro, y que se venía venir cuando la justicia tumbó sus planes de instalar un sistema de reconocimiento facial. La Audiencia Provincial de Barcelona dictaminó que no se protegía "el interés público", "sino más bien los intereses privados o particulares de la empresa en cuestión". Entendió que existía "una violación de la privacidad".

Más escandaloso fue aún el revés sufrido a manos de Inspección de Trabajo por "infracción grave", gracias a una denuncia de la CIG (Confederación Intersindical Gallega), que hacía alusión a la "indefensión" que sufren sus empleados frente a las "actas de reprimenda y de compromiso" de la compañía. El escándalo vio la luz a raíz de la carta de despido de una empleada, en la cual dichas actas figuraban como sanciones, pese a que Mercadona sostiene que no lo son.

La resolución fue clara al respecto: "lo que evidencian los actos concretos y reales es que da a las actas de compromiso y a las actas de reprimenda la consideración de sanción según su capricho y conveniencia. Y lo hace de forma encubierta, sin informar al trabajador de que lo que está recibiendo es una sanción por una falta disciplinaria, sin informarle de la tipificación de la falta ni si se trata de leve, grave o muy grave".

Un hecho reciente que daña gravemente la imagen de Mercadona en cuanto al cuidado que da a sus empleados. Igual que la artimaña que usó contra una madre trabajadora al impedir a toda costa su traslado por motivos de conciliación familiar. La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) intervino dando la razón a la empleada, pese a que la empresa alegó que no tenía vacantes donde ella pedía. Cosa que no era cierta. Incluso constó en el informe que "con posterioridad a las peticiones de esta trabajadora, la empresa convirtió en fijos a dos empleados del centro del municipio al que la mujer pedía ser trasladada".

Otra mancha más en el historial y todo en menos de un año.

A ello hay que sumarle igualmente la polémica en torno a la leche Hacendado, sobre la cual AGAPROL OPL, la organización de productores lácteos, mandó un comunicado responsabilizando directamente a Mercadona de los "casi 1.000 los ganaderos que se ven obligados a abandonar sus explotaciones de vacuno de leche" al año.

Según sostienen, las marcas que trabajan para Mercadona marcan el precio de la leche en función de lo que esta dictamina, "sin más remedio que decir "amén" y, para más escarnio, firmar una cláusula en el contrato" que confirme que a ese precio cubren sus costes de producción, "a sabiendas de que en la gran mayoría de los casos es mentira".

Se le acumulan los escándalos a la entidad que dirige Juan Roig y para la que sigue pensando en un sustituto apropiado. Con la CIG apretando desde Galicia y cada vez más procesos en los que no se ven victoriosos, Mercadona muestra su peor cara y la más vulnerable.

VÍDEO | Un nutricionista desmonta los productos de Mercadona que presumen de ser sanos

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente