Anuncio
Mercados españoles cerrados en 6 hrs 24 min
  • IBEX 35

    11.099,20
    +66,90 (+0,61%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.944,69
    +37,39 (+0,76%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0720
    +0,0023 (+0,21%)
     
  • Petróleo Brent

    85,45
    +0,21 (+0,25%)
     
  • Oro

    2.343,50
    +12,30 (+0,53%)
     
  • Bitcoin EUR

    58.403,48
    -1.661,92 (-2,77%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.295,45
    -14,27 (-1,09%)
     
  • DAX

    18.275,99
    +112,47 (+0,62%)
     
  • FTSE 100

    8.279,77
    +42,05 (+0,51%)
     
  • S&P 500

    5.464,62
    -8,55 (-0,16%)
     
  • Dow Jones

    39.150,33
    +15,53 (+0,04%)
     
  • Nasdaq

    17.689,36
    -32,24 (-0,18%)
     
  • Petróleo WTI

    80,91
    +0,18 (+0,22%)
     
  • EUR/GBP

    0,8465
    +0,0010 (+0,12%)
     
  • Plata

    29,73
    +0,11 (+0,37%)
     
  • NIKKEI 225

    38.804,65
    +208,18 (+0,54%)
     

Los estadounidenses ya no saben cómo (o cuánto) dar de propina

Cuánto dejar de propina o cómo hacerlo es la nueva inquietud pospandémica que tiene estresados a miles de estadounidenses, esencialmente gracias a la rápida evolución de los métodos de pago y la inclinación de los clientes por usar tarjetas contacless o aplicaciones móviles, en lugar de efectivo.

Los estadounidenses ya no saben cómo (o cuánto) dar de propina. Foto: Getty Images
Los estadounidenses ya no saben cómo (o cuánto) dar de propina. Foto: Getty Images (JGI/Jamie Grill via Getty Images)

Los llamados “tarros de propinas digitales” han vuelto incómoda la experiencia de muchos consumidores, acostumbrados desde hace décadas a cenar fuera y, en el mejor de los casos, dejar un par de billetes o algo de cambio cuando piden la cuenta en los restaurantes.

Para algunos, dejar propina es adecuado solo cuando han recibido un buen trato o cuando se considera apropiado: por ejemplo, cuando los empleados pertenecen a un sector de los servicios donde se conoce que dependen de las propinas para llegar a fin de mes.

ANUNCIO

Pero ahora es probable que muchos terminen dejando un buen monto en propinas, sin que esa sea necesariamente su intención. En parte, es porque se desarrolló una tendencia en los establecimientos de “dar propina a todos por todo”, y eso puede incluir al cajero que solo te entregó una taza para que tú mismo te sirvieras un café de máquina.

“Un empleado parado detrás del mostrador gira una pantalla táctil y la desliza frente a ti. La pantalla tiene algunas cantidades de propina sugeridas, generalmente 10%, 15% o 20%. También suele haber una opción para dejar una propina personalizada o no dejar ninguna propina. Hay otros clientes detrás y debes tomar una decisión en segundos. Oh, señor, el estrés”, resumió el periodista Nathaniel Meyersohn para CNN Business.

Cultura de propinas radicalmente diferente

Tanto los clientes como los trabajadores de hoy se enfrentan a una cultura de propinas radicalmente diferente en comparación con hace unos años, y sin normas claras. Está siendo impulsada en gran parte por los cambios en la tecnología que han permitido a los dueños de negocios delegar a los clientes los costos de compensación de los trabajadores.

El problema viene dando de qué hablar desde junio, cuando un estudio de CreditCards.com titulado “Los estadounidenses dan peores propinas ahora que antes del golpe de Covid” encontró que el número de personas dispuestas a dejar propina bajó hasta un 77%, en comparación con cifras registradas en 2019.

“Parece que ese sentimiento de dar propinas se ha desvanecido”, dijo Ted Rossman, analista senior de la industria en CreditCards.com. “La inflación está recortando el poder adquisitivo de los consumidores y un mercado laboral ajustado ha dejado a muchas empresas de la industria de servicios sin personal y con dificultades para brindar experiencias de primer nivel a los clientes”.

Además, durante la pandemia se alentó a los clientes a dar generosas propinas para ayudar a mantener a flote a los restaurantes y las tiendas. Las propinas totales para los restaurantes de servicio completo aumentaron un 25% durante el último trimestre en comparación con el año anterior, mientras que las propinas en los restaurantes de servicio rápido aumentaron un 17%, según datos de Square citados por CNN.

“No sé cuánto se supone que debas dar propina y lo estudio”, dijo Michael Lynn, profesor de comportamiento del consumidor y marketing en la Universidad de Cornell y uno de los principales investigadores sobre los hábitos de propinas en EEUU.

Lo cierto es que los clientes están abrumados por la cantidad de lugares donde ahora tienen la opción de dar propina de forma digital y sienten presión sobre si hacerlo y por cuánto. Algunas personas se alejan deliberadamente de la pantalla sin hacer nada para evitar tomar una decisión, mientras otros se sienten culpables o avergonzados si la propina que dieron es insuficiente.

Young woman paying for goods with a smart watch in a coffee shop.
Clienta paga con una aplicación móvil en su reloj digital. Foto: Getty Images (Tara Moore via Getty Images)

“El público estadounidense siente que las propinas están fuera de control porque las experimentan en lugares a los que no están acostumbrados”, dijo Lizzie Post, copresidenta del Instituto Emily Post, que brinda asesoramiento y capacitación sobre etiqueta a medios de comunicación y corporaciones.

Starbucks, por ejemplo, ha lanzado propinas este año como una opción para los clientes que pagan con tarjetas de crédito y débito. Algunos baristas dijeron a CNN que las propinas agregan dinero extra a sus cheques de pago, pero los clientes no deberían sentirse obligados.

Salario mínimo para empleados que reciben propinas

El salario mínimo federal para los empleados que reciben propinas se ha mantenido en $2.13 por hora, inferior al mínimo federal de $7.25, desde 1991, aunque muchos estados requieren salarios base más altos para los empleados que reciben propinas.

El Departamento de Trabajo considera que cualquier empleado que trabaje en un trabajo que “habitual y regularmente” reciba más de $30 al mes en propinas es elegible para ser clasificado como trabajador que recibe propinas. Los expertos estiman que hay más de cinco millones de trabajadores que reciben propinas en los Estados Unidos.

Los expertos en etiqueta recomiendan que los clientes se acerquen a la opción de pantalla táctil de la misma manera que lo harían con un tarro de propinas. Si dejaran cambio o una pequeña propina en efectivo en el frasco, hágalo cuando se le indique en la pantalla.

“Una propina del 10% por comida para llevar es una cantidad muy común. También vemos cambio o un solo dólar por pedido”, dijo Lizzie Post. Si no está seguro de qué hacer, pregúntele al trabajador si la tienda tiene una propina sugerida, agregó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La propina: ¿tiene los días contados en EE.UU?