Mercados españoles cerrados

Llegan los supermercados 'outlet' y prometen ponérselo difícil a Mercadona y compañía

Jaime Quirós – A los supermercados tradicionales, que llevan compitiendo entre sí enormemente en los últimos años, les ha salido un amigo nada agradable. El cambio de hábitos de consumo y la lucha por ahorrar hasta el último céntimo en la cesta de la compra, provoca que salgan nuevos actores al escenario que cambian las reglas del juego. Y de qué manera.

Si tiempo atrás los bazares chinos comieron un nicho de mercado bastante cuantioso a estas empresas tan corrientes en nuestra sociedad, las disputas entre ellos para ganar más tarta del mercado fue una nueva estocada para la ebullición del sector. La expansión de superficies como Mercadona, DIA o Carrefour en España así lo constata. De todos es conocido.

Todos estos grandes supermercados han ido expandiéndose a lo largo del territorio nacional lastrando los negocios minoristas de los barrios. Aunque es algo que puede ir a más. Sin ir más lejos, Mercadona pretende abrir 30 tiendas nuevas y reformar otras 100 el próximo año; Carrefour tiene en su plan la contratación de hasta 1.900 empleados; y DIA, según explicó en su presentación de resultados, mantiene la intención de lanzar nuevos supermercados en España en el futuro más inmediato.

Sin embargo, ahora emerge un nuevo concepto que, por otro lado, ya conocíamos en sectores como el textil: las tiendas de fábrica o “outlet” en inglés. Una aparición que daña a un tipo de comercio que lleva intentando reinventarse para captar consumidores con más niveles de ingresos sobre todo después de producirse el estallido de la crisis.

Este tipo de tiendas cuentan con las marcas más destacadas en alimentación, productos para el hogar o perfumería. Pero ahí no queda eso. Lo destacable es que tienen ofertas con descuentos que oscilan entre el 30% y el 80% para los clientes. Ofertas casi prohibitivas para los negocios tradicionales.

Imagen: The Telegraph

[También de interés: Llega al supermercado la `guerra` de los productos frescos]

¿Y por qué esas rebajas tan agresivas? Principalmente porque estos establecimientos ofertan productos que proceden de excedentes de fabricación o de liquidaciones. De esta manera, no pueden entrar en supermercados de toda la vida al estar descatalogados, al haber cambiado de envoltorio, o simplemente porque están a punto de caducar.

“Es una fórmula de éxito y a diferencia de los bazares chinos, nosotros solo vendemos ofertas de primeras marcas españolas y europeas, no productos baratos asiáticos o marcas blancas”, según afirma Iñaki Espinosa, fundador y director general de Sqrups, el pionero español de las oportunidades de alimentación, en palabras que recoge el diario El País en su versión digital.

Tiendas como Sqrups han desembarcado en España con hasta 58 locales. Números que pretende doblar próximamente. También, Primaprix y Xoyo, con una importante capacidad de crecimiento en los próximos años. Por eso, los supermercados habituales tienen ahora que pensar nuevas estrategias para reinventarse.

En este sentido, este modelo de negocio ya ha tenido una gran acogida en países como Estados Unidos, Reino Unido o Francia. En el país estadounidense sobresale Dollar Tree (que además compró el “outlet” Family Dollar), que es el “todo a cien norteamericano”.

Su expansión ha sido meteórica, como muestra incluso su avance en la bolsa estadounidense: más de un 6.000% desde que comenzara sus andaduras en Wall Street. Ahora habrá que ver cómo se canaliza en España. Pero a los supermercados de siempre les crecen los enanos.

IDNet Noticias