Mercados españoles abiertos en 8 hrs 43 min
  • S&P 500

    4.071,70
    -4,87 (-0,12%)
     
  • Nasdaq

    11.461,50
    -20,90 (-0,18%)
     
  • NIKKEI 225

    27.777,90
    -448,20 (-1,59%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0540
    +0,0011 (+0,11%)
     
  • Petróleo Brent

    85,76
    +0,19 (+0,22%)
     
  • BTC-EUR

    16.252,41
    +85,43 (+0,53%)
     
  • CMC Crypto 200

    404,33
    +2,91 (+0,72%)
     
  • Oro

    1.808,40
    -1,20 (-0,07%)
     
  • HANG SENG

    18.675,35
    -61,05 (-0,33%)
     
  • Petróleo WTI

    80,24
    +0,26 (+0,33%)
     
  • EUR/GBP

    0,8577
    -0,0007 (-0,09%)
     
  • Plata

    23,31
    +0,06 (+0,26%)
     
  • IBEX 35

    8.382,60
    -25,30 (-0,30%)
     
  • FTSE 100

    7.556,23
    -2,26 (-0,03%)
     

Un endurecimiento excesivo del BCE podría perjudicar el crecimiento, según Panetta

FOTO DE ARCHIVO. El logo del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, Alemania

FRÁNCFORT, 14 nov (Reuters) -El Banco Central Europeo debe seguir subiendo los tipos de interés, pero tiene que evitar un endurecimiento excesivo, ya que eso podría destruir la capacidad productiva y provocar una recesión profunda, dijo el lunes Fabio Panetta, miembro del consejo del BCE.

El BCE ha subido los tipos de interés en un total de 200 puntos básicos desde julio, el ritmo más rápido de endurecimiento de su política monetaria hasta la fecha, ante lo que los mercados monetarios apuntan a que está a punto de llegar a la mitad del camino, con una próxima subida de 50 o 75 puntos básicos en diciembre.

"Si comprimiéramos la demanda de forma excesiva y persistente, nos enfrentaríamos al riesgo de empujar también la producción permanentemente por debajo de la tendencia", dijo Panetta en un discurso en Florencia.

"Mientras las expectativas de inflación se mantengan ancladas, la política monetaria debe ajustarse, pero no reaccionar de forma exagerada", dijo.

"La incertidumbre que rodea a la dinámica de la oferta y la demanda nos obliga a seguir siendo prudentes en cuanto a lo lejos que debe llegar el ajuste".

Aunque los dirigentes monetarios sostienen que las expectativas de inflación están en general "ancladas" cerca del objetivo del 2% del BCE, un indicador clave a largo plazo basado en los precios del mercado se situaba en el 2,36%, mientras que las últimas previsiones de la Comisión Europea sitúan la inflación en 2024 en el 2,6%, lo que indica riesgos al alza.

Panetta también advirtió de que no hay que ir demasiado deprisa, ya que las medidas del BCE necesitan tiempo para hacer mella en la economía, y las subidas de tipos ya van camino de restar un punto porcentual al crecimiento del PIB cada año hasta 2024.

En una notable concesión a los responsables monetarios de línea dura, Panetta argumentó que el endurecimiento podría incluso llegar a un nivel en el que el BCE restringiera el crecimiento, pero esto necesita una sólida justificación.

"Ser prudente no excluye la posibilidad de que tengamos que pasar de retirar la postura a favor de los estímulos monetarios a restringir la demanda", dijo Panetta.

"Pero en ausencia de efectos claros de segunda ronda, necesitaríamos pruebas convincentes de que las actuales perturbaciones probablemente seguirán teniendo un efecto más adverso sobre la oferta que sobre la demanda".

(Información de Balazs Koranyi; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)