Mercados españoles abiertos en 4 hrs 22 min

¿Unas vacaciones largas o un fin de semana de 3 días? Esto es lo mejor contra el estrés

Foto: Getty

Cada vez se va haciendo más habitual que regresemos de unas largas vacaciones con la necesidad de unos días extra que nos ayuden a recuperarnos de la falta de descanso.

A esto se le suma que el primer día de trabajo en la oficina nos encontraremos con cientos de correos electrónicos en el buzón, tareas pendientes y nuevas exigencias de nuestros superiores. Nada, que lo que nos espera fácilmente nos hará recordar con placer los días en que estuvimos lejos de todo.

De ahí que una encuesta de la empresa Cornerstone de la que CNBC se hace eco arroje que el 87% de los estadounidenses consideren que un viaje corto durante el fin de semana, digamos, de apenas tres días, sería mucho más propicio para aliviar el estrés que unas vacaciones prolongadas.

Tras encuestar a mil trabajadores, el proveedor de software de gestión del talento descubrió que la abrumadora mayoría prefería hacer un viaje pequeño para relajarse y regresar al trabajo sin estrés.

Una de las principales razones de este deseo es reducir el tiempo de recuperación tras un breve descanso, ya que más de la mitad de los encuestados dijeron que regularmente trabajan más horas después de regresar de sus vacaciones.

Si a ello le sumamos que, según otra encuesta de Bankrate, más de uno de cada cuatro estadounidenses planea saltarse las vacaciones de verano de este año, una escapada más corta pudiera ser el boleto para aprovechar el tiempo libre pagado, ya que no usar estos días es como si dejáramos dinero sobre la mesa.

Tanto es así que un informe de la Asociación de Proyectos de Viajes de EEUU estima que los estadounidenses perdieron un total de 212 millones de días de vacaciones en 2017, lo que equivale a 62.200 millones de dólares en beneficios perdidos.

Por todo esto, CNBC propone estas cinco recomendaciones para que unas vacaciones cortas valgan la pena:

1. Considera hacer un microviaje

Maximiza un fin de semana largo viajando fuera de tu ciudad, con salida el jueves o el viernes tras la jornada laboral y regreso el domingo o el lunes por la tarde. Así dispondrás de la noche de tu regreso para mentalizar que a la mañana siguiente comenzará una nueva semana de labor.

2. Conviértete en turista en tu propia ciudad

¿Odias planear un viaje o no quieres gastar una fortuna?, pregunta este reporte. Visita una playa el viernes, disfrute de los museos el lunes por la tarde o proponte conocer un nuevo restaurante durante cada fin de semana largo del año. Como estás ahorrando en viajes y alojamiento, podrás permitirte algunos derroches en comida y en diversión… sin salir de la ciudad donde vives.

3. Prepárate con anticipación

Según un informe de LinkedIn, en 2018 muchos trabajadores argumentaron tener demasiado trabajo (38%) o no tener a alguien que los reemplazara (28%) para no tomarse todo el tiempo de vacaciones de que disponían.

Por eso, conversa con suficiente tiempo de antelación sobre los planes de tiempo libre de la empresa. Programa lo más antes que puedas tu ausencia, de manera a poder fijar quién te reemplazará.

4. Desconecta completamente

Olvida tus vínculos con la empresa. Mientras dure tu miniescapada, mantén a raya la tentación de echarle un ojo a los correos electrónicos, cerrando sesión o desinstalando estas aplicaciones de tu teléfono. Y ni se te ocurra llevar tu laptop de trabajo contigo.

5. Conviértelo en un hábito

Lo hermoso de un viaje corto es que permite distribuir mucho mejor nuestro tiempo de descanso a lo largo de todo el año. Esta será una razón de peso para que lo intentemos una y otra vez.

Artículos relacionados que te pueden interesar: