Mercados españoles cerrados

En 6 meses será imposible distinguir un vídeo real de uno manipulado, asegura un experto en Deep Fakes

Los vídeos manipulados, también llamados ‘Deep Fakes’, están a la vuelta de la esquina. Tanto, que en tan solo 6 meses será imposible diferenciarlos de una grabación real. Esa es la predicción de un experto en este tipo de engaños llamado Hao Li, que predice un futuro inmediato de lo más incierto.

En declaraciones concedidas a la cadena CNBC, Li ha subrayado que en menos de un año cualquiera podrá retocar un video en su teléfono móvil y hacerlo falso. “En la actualidad es muy sencillo diferenciar un vídeo falso de uno real, pero poco a poco cada vez va a ser más difícil hacerlo”, ha asegurado este profesor de ingeniería informática de la Universidad de California del Sur.

En 6 meses será imposible distinguir un vídeo real de uno manipulado, asegura un experto en Deep Fakes (Facebook)

Y para demostrar su teoría, Li creó un Deep Fake del presidente ruso Vladimir Putin, que se mostró en una conferencia tecnológica del MIT esta semana. Li aseguró que el video tenía la intención de mostrar el estado actual de la tecnología Deep Fake, que se está desarrollando más rápidamente de lo que esperaba. Le dijo a MIT Technology Review en ese momento que las falsificaciones profundas "perfectas y prácticamente indetectables" estaban a "unos años" de distancia.

Sin embargo, cuando CNBC solicitó una aclaración sobre su línea de tiempo en un correo electrónico después de su entrevista esta semana, Li aseguró que los desarrollos recientes, incluida la aparición de la popular aplicación china Zao, lo habían llevado a "recalibrar" su línea de tiempo: este engaño no va a tardar años en ser perfecto, sino “meses”.

Li predice que esta estafa audiovisual estará lista para un momento tremendamente sensible de los Estados Unidos: las Elecciones Presidenciales de 2020, en las que Trump se jugará la reelección frente a un candidato demócrata que todavía no ha sido elegido.

"De alguna manera, ya sabemos cómo hacer Deep Fakes perfectos", explica en un correo electrónico a CNBC. "Es solo una cuestión de capacitación con más datos e implementación".

Los avances en inteligencia artificial están permitiendo que las falsificaciones profundas se vuelvan más creíbles, y ahora es más difícil descifrar videos reales de los falsificados. Esto ha despertado la alarma sobre la difusión de información errónea, especialmente cuando nos dirigimos a las elecciones presidenciales de 2020.

Si las Fake News (noticias falsas) han sido decisivas para que el Reino Unido abandone la Unión Europea y para que una persona tan poco preparada comoo Trump asuma la presidencia de los Estados Unidos, ¿qué nos deparará esta nueva era de vídeos manipulados?