Mercados españoles abiertos en 7 hrs 3 min

Empresas apuestan por tecnología que nos hará vivir más de 100 años

No es que se encuentre al doblar de la esquina, pero al parecer el sueño de muchos de vivir un siglo podría ser una realidad.

Al menos esto es lo que estiman dos analistas de Bank of America (BofA) y Merrill Lynch, Felix Tran y Haim Israel. Para estas entidades, secuenciadores del genoma como Illumina, compañías dedicadas a la alta tecnología como Alphabet (GOOG | GOOGL) y empresas de biotecnología como Novartis (NVS) se sitúan en la punta del batallón capaz de “lograr aumentos sin precedentes en la calidad y la duración de la vida humana”.

Un científico del Centro del Genoma de Nueva York muestra técnicas para analizar el ARN de células individuales el 26 de septiembre del 2018. (AP Photo/Malcolm Ritter)

De ahí que estos especialistas aconsejen seguir muy de cerca a dichas empresas e incluso recomiendan invertir en ellas, teniendo en cuenta de que se trata de un mercado que se espera que valga al menos 600.000 millones para 2025.

De acuerdo con el análisis de BofA, la innovación en la ciencia del genoma, el big data y la "amortalidad", que incluye tecnología y productos portátiles en el llamado espacio de bienestar, pronto podría prolongar la vida humana saludable más allá de los 100 años.

"El conocimiento médico se duplicará cada 73 días para 2020 frente a cada 3.5 (años) en 2010, y los costos de secuenciación genómica han caído 99.999% desde 2003", escribieron Israel y Tran. "Esto ha permitido una nueva frontera en la medicina de precisión para aumentar aún más la esperanza de vida, anunciando una revolución de" tecnhumanidad "(tecnología con humanidad)", declararon Tran e Israel para un reporte de CBNC.

Para que este fenómeno salga de las novelas de ciencia ficción y se instale en nuestro día a día, hará falta, según BofA, enfocarse en cinco campos muy específicos de un mercado de 110.000 millones de dólares.

Estos son el de la genómica, una industria que alcanzaría los 41.000 millones de dólares en 2025, capaz de propiciar la “próxima generación de tecnología de edición de genes que ofrece avances potencialmente revolucionarios en la prevención y el tratamiento de enfermedades”.

También está la Inteligencia Artificial y el Big Data. El crecimiento de ambos sectores más la acumulación de millones de datos y estadísticas sobre salud ayudarán a los investigadores a analizar patologías y a estudiar las causas y los efectos de las enfermedades.

Esta foto del 27 de septiembre de 2018 muestra placas de Petri con plántulas de cítricos que se utilizan para la investigación de edición de genes en la Universidad de Florida en Lake Alfred, Florida. Las herramientas de edición de genes, con nombres como CRISPR y TALEN, prometen alterar los alimentos con precisión, y a bajo costo (Foto AP / Federica Narancio)

De acuerdo con los analistas de BofA, las mejoras en la tecnología tienen el potencial de reducir los costos relacionados con la salud y permitir una medicina de precisión.

Por último, aparecen la 'Moonshot Medicine', que se empeña en encontrar soluciones revolucionarias para el cuidado de la salud y enfermedades como la fibrosis quística y el Parkinson, así como el sector de los alimentos futuros, que, a partir de técnicas de edición de genes por parte de la agricultura, promovería estilos de vida más saludables.

En este sector se encuentran compañías como Alphabet, Amazon (incluyendo su empresa conjunta con Berkshire Hathaway y J.P. Morgan Chase), Dow DuPont, WW International, Intuitive Surgical y Zimmer, Illumina, Sangamo, Vertex Pharma y Neurocrine y Apple, dispuestas todas a apostar por un futuro más prolongado para la especie humana.