Mercados españoles cerrados en 5 hrs 51 min
  • IBEX 35

    8.251,50
    -39,00 (-0,47%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.920,57
    -0,33 (-0,01%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0504
    -0,0010 (-0,09%)
     
  • Petróleo Brent

    77,77
    +0,60 (+0,78%)
     
  • Oro

    1.795,70
    -2,30 (-0,13%)
     
  • BTC-EUR

    16.025,73
    -110,94 (-0,69%)
     
  • CMC Crypto 200

    395,18
    -6,86 (-1,71%)
     
  • DAX

    14.249,69
    -11,50 (-0,08%)
     
  • FTSE 100

    7.486,35
    -2,84 (-0,04%)
     
  • S&P 500

    3.933,92
    -7,34 (-0,19%)
     
  • Dow Jones

    33.597,92
    +1,58 (+0,00%)
     
  • Nasdaq

    10.958,55
    -56,34 (-0,51%)
     
  • Petróleo WTI

    72,72
    +0,71 (+0,99%)
     
  • EUR/GBP

    0,8626
    +0,0020 (+0,23%)
     
  • Plata

    22,91
    -0,01 (-0,05%)
     
  • NIKKEI 225

    27.574,43
    -111,97 (-0,40%)
     

Las emisiones de los vehículos superan en un 50% lo declarado, sobre todo en estas marcas

Photo credit: Hirun Laowisit / EyeEm - Getty Images
Photo credit: Hirun Laowisit / EyeEm - Getty Images

Las emisiones globales de los fabricantes de coches son, de media, un 50% superiores a las que declaran, según un reciente informe de Transport&Environment, Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente que agrupa diferentes ONG del sector del transporte y de la ecología.

Sin embargo, la situación no es ni mucho menos homogénea dado que según denuncia este informe hay casos como los de Hyundai-Kia y BMW, que llegan a declarar un 115% y un 80% menos respectivamente.

Contaminación ambiental

Por eso la organización ecologista considera que, cuando se establezca la obligación de declarar las emisiones de todo el ciclo de vida al llamado Scope 3, algo que sucederá en 2023, los márgenes serán bastante superiores. En palabras de Transport&Environment "una bomba de relojería de carbono"

El llamado Scope 3 hace referencia a las llamadas emisiones indirectas, que deberán ser declaradas, pero esta circunstancia no afecta solo a los fabricantes de automóviles, sino a más sectores como son el de la decoración o tecnología. El problema radica, según Transport&Environment en que las emisiones de una empresa automovilística entran en el 3, principalmente el uso de los coches. A pesar de esto el informe señala que estas emisiones ya son muy superiores a las declaradas.

El cálculo que los fabricantes hacen de las emisiones totales se basa en una serie de factores como el tamaño medio de los vehículos, por dónde circulan, o su vida útil. Pero Transport&Environment asegura que los fabricantes de automóviles utilizan "datos selectivos" que les permiten obtener un resultado final más bajo. Pone el ejemplo de Toyota, que calcula las emisiones medias durante el ciclo de vida de sus vehículos, que estima en 100.000 kilómetros, una cifra poco realista.

Emisiones de CO2

Esto supone que algunos fabricantes de automóviles tengan una huella de carbono prácticamente igual a las del sector petrolero. De hecho si se aplican los precios actuales, un millón de euros invertidos en una de las grandes petroleras como Exxon Mobil, BP y Shell financia alrededor de 5.000 toneladas de CO2. En el sector automovilístico, el mismo importe es suficiente para financiar más de 4.500. En algunos casos particulares, la intensidad de carbono es considerablemente superior: casi 10.000 toneladas si la inversión se realiza en Renault-Nissan-Mitsubishi y 7.000 en el caso de Honda.

Ante esta situación, Luca Bonaccorsi, director de Finanzas Sostenibles de T&E señala que "para que la inversión verde sea una herramienta verdaderamente eficaz, necesitamos datos precisos. Declarar que sus coches presentan emisiones durante el ciclo de vida inferiores a las reales supone un engaño para los inversores y reduce el discurso verde de los fabricantes a una mera pantomima".