Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    4.416,26
    +4,47 (+0,10%)
     
  • Nasdaq

    14.825,32
    -11,67 (-0,08%)
     
  • NIKKEI 225

    27.833,29
    +285,29 (+1,04%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1818
    +0,0047 (+0,40%)
     
  • Petróleo Brent

    73,99
    -0,11 (-0,15%)
     
  • BTC-EUR

    32.885,24
    +3.714,62 (+12,73%)
     
  • CMC Crypto 200

    927,05
    +11,57 (+1,26%)
     
  • Oro

    1.798,40
    -3,40 (-0,19%)
     
  • HANG SENG

    26.192,32
    -1.129,66 (-4,13%)
     
  • Petróleo WTI

    71,66
    -0,41 (-0,57%)
     
  • EUR/GBP

    0,8543
    -0,0018 (-0,21%)
     
  • Plata

    25,30
    +0,07 (+0,27%)
     
  • IBEX 35

    8.775,20
    +58,00 (+0,67%)
     
  • FTSE 100

    7.025,43
    -2,15 (-0,03%)
     

El embargo, epicentro de la puja ideológica que envuelve a Cuba

·7 min de lectura
Los presidentes Joe Biden, de EE.UU., y Miguel Díaz Canel, de Cuba
Los presidentes Joe Biden, de EE.UU., y Miguel Díaz Canel, de Cuba

WASHINGTON.– Cuba es una isla, pero no está aislada del mundo. En 2019, antes de la pandemia del coronavirus, comerció con más de 70 países, según el propio régimen. Uno fue Estados Unidos, el tercer proveedor de alimentos y productos agrícolas, detrás de la Unión Europea y Brasil, según un informe del Congreso norteamericano. Cuba tiene inversiones extranjeras, y obtiene dólares de las remesas y el turismo.

Reliquia de la Guerra Fría, el embargo, o el “bloqueo”, como lo llaman los cubanos, es uno de los problemas de Cuba, pero dista de ser el único, o el principal, como aduce el régimen castrista. Las protestas que estallaron el domingo pasado en la isla reciclaron un papel que ha cumplido desde hace tiempo: servir de herramienta política a ambos lados de la histórica puja ideológica entre Washington y La Habana.

La variante delta se afianza en EE.UU. y se encienden las alertas en Florida

El embargo fracasó en lograr el propósito para el que fue creado: ahogar al régimen iniciado por Fidel Castro y revivir la democracia. Desde 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas vota año tras año a favor de que sea levantado. Este año, el repudio fue abrumador: 184 países pidieron su eliminación. Solo Estados Unidos e Israel lo respaldaron. Human Rigths Watch (HRW) ha dicho que el embargo le da al r??gimen “un pretexto para sus abusos”, le impone una “penuria indiscriminada al pueblo cubano” e “impide el cambio democrático”. La gente lo rechaza, y ni siquiera los propios cubanoamericanos en el estado de Florida creen que ha funcionado. Aun así, nada indica que su final esté cerca.

“El embargo es un problema, pero no es el problema fundamental para explicar la crisis económica en Cuba”, explica a LA NACION Carmelo Mesa-Lago, economista, profesor emérito de la Universidad de Pittsburgh y experto en la economía cubana, que siempre se opuso a esa política. “Creo que esto es un problema político. Si oyes al gobierno cubano, el embargo explica todo. Si oyes a los exiliados cubanos en Miami, lo que explica todo es el comunismo. Ambos no están diciendo toda la verdad. Están ocultando una parte muy importante de la verdad”.

La gente se reúne en el Parque de los Mártires, donde funcionan las conexiones wifi, en La Habana, Cuba, el martes 13 de julio de 2021. (AP Foto/Eliana Aponte)
La gente se reúne en el Parque de los Mártires, donde funcionan las conexiones wifi, en La Habana, Cuba, el martes 13 de julio de 2021. (AP Foto/Eliana Aponte)


La gente se reúne en el Parque de los Mártires, donde funcionan las conexiones wifi, en La Habana, Cuba, el martes 13 de julio de 2021. (AP Foto/Eliana Aponte)

Mesa-Lago enumera varias causas de la crisis cubana que provocó la peor ola de protestas contra el régimen castrista desde el Maleconazo de 1994. La primera y principal, a su juicio, es el sistema económico cubano, que a pesar de las reformas que ensayó Raúl Castro, mantiene a la economía estancada. “Ese sistema fracasó en la Unión Soviética, en los países de Europa Oriental y en los únicos países donde no fracasó es porque lo cambiaron, en China y Vietnam”, señala. Cuba, señala, no produce alimentos suficientes para su población y para exportar.

A eso se agrega que Venezuela, sostén de Cuba, atraviesa una crisis sin precedente. “El país subsidiador está en peor situación económica que el país subsidiado”, marca Mesa-Lago. Y el embargo, que el expresidente Donald Trump endureció y restringió dos fuentes vitales de dólares para la isla: las remesas y el turismo. La pandemia del coronavirus aportó la estocada final al forzar el cierre de fronteras.

Reclamos a Biden, euforia y angustia: el exilio cubano en Miami pide que el mundo actúe

El embargo es, en la práctica, un laberinto de leyes, decretos, proclamas y resoluciones presidenciales que han cambiado con el paso del tiempo desde que la política nació durante la presidencia de John F. Kennedy. Solo el Congreso puede eliminarlo, y los votos no están. Por eso sobrevive.

Los presidentes pueden abrirlo o cerrarlo. Antes de dejar la Casa Blanca, Bill Clinton permitió las ventas de alimentos de Estados Unidos y la ayuda humanitaria. Barack Obama lo agujereó lo más que pudo: levantó barreras a los viajes, los vuelos y los cruceros, y habilitó el envío ilimitado de remesas, la segunda fuente de divisas de la isla, que llegaron a superar los 3000 millones de dólares anuales. Airbnb empezó a listar las icónicas “casas particulares”.

Un típico auto cubano de los años cincuenta, en julio de 2021, frente al Congreso en La Habana
YAMIL LAGE


Un típico auto cubano de los años cincuenta, en julio de 2021, frente al Congreso en La Habana (YAMIL LAGE/)

Trump dio vuelta la apertura y cerró más el embargo. Prohibió los cruceros, redujo los vuelos y los viajes, y forzó a Western Union a cerrar sus 407 locales en Cuba, clausurando virtualmente la principal arteria para las remesas. Volvió a incluir a Cuba en la lista de países que apoyan el terrorismo. Y puso en marcha una política de una de las leyes del embargo que sus antecesores habían mantenido en suspenso: permitió que se presentaran demandas en Estados Unidos contra compañías extranjeras que han invertido en Cuba y hacen negocios con propiedad expropiada. Mesa-Lago dice que el efecto fue una paralización de la inversión extranjera.

El embargo le ha costado a Cuba casi 148.000 millones de dólares en pérdidas en las últimas seis décadas, según el régimen. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) ha dado un cálculo similar. En las Naciones Unidas, el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, lo comparó con el coronavirus al afirmar que “asfixia, mata y debe cesar”. Phillip Brenner, profesor de la American University, fustiga el embargo, pero dice que el régimen amplifica su impacto para tapar el resto de los problemas de la economía.

“Ha habido una inflación enorme. Eso es culpa de Cuba. Cuba no produce la mayor parte de sus alimentos. Eso es culpa de Cuba. No han descubierto una forma de ofrecer incentivos y apoyo a los pequeños agricultores. Cuba no debería tener que importar el 70% de sus alimentos. Eso es culpa de Cuba”, remarca a LA NACION Brenner.

Para el experto, el embargo ha tenido un efecto opuesto a su propósito: en vez de debilitar al régimen, o de llevar democracia a Cuba, cada vez que se endureció, provocó más represión en Cuba, y cuando Estados Unidos aumenta las sanciones, “está socavando los derechos humanos”.

Recálculo

La política de Estados Unidos sobre Cuba pasa por el Capitolio y Florida. En campaña, Biden había prometido revertir las políticas de Trump. Pero, ya en la Casa Blanca, Biden puso sus promesas bajo revisión, y su vocera dijo que un eventual giro no estaba “entre sus principales prioridades”. Ahora las protestas forzaron a un recálculo. Biden podría llegar a levantar algunas de las restricciones de Trump, pero nadie espera un retorno a la apertura de Obama. De hecho, Biden descartó de momento abrir el envío de remesas porque cree que el régimen las confiscará.

Un individuo hace ondear una bandera de Cuba frente a la Casa Blanca el 13 de julio del 2021 en Washington, durante una pequeña manifestación de apoyo a los cubanos que salieron a la calle a protestar contra el gobierno de la isla. (AP Photo/Susan Walsh)
Un individuo hace ondear una bandera de Cuba frente a la Casa Blanca el 13 de julio del 2021 en Washington, durante una pequeña manifestación de apoyo a los cubanos que salieron a la calle a protestar contra el gobierno de la isla. (AP Photo/Susan Walsh)


Un individuo hace ondear una bandera de Cuba frente a la Casa Blanca el 13 de julio del 2021 en Washington, durante una pequeña manifestación de apoyo a los cubanos que salieron a la calle a protestar contra el gobierno de la isla. (AP Photo/Susan Walsh)

Para Brenner, es una decisión “indignante”. Analistas en Washington apuntan a la necesidad de blindar el frágil control demócrata del Congreso, y a un senador: Bob Menendez, cubanoamericano de Nueva Jersey, presidente del Comité de Relaciones Exteriores, a quien Biden necesita de su lado para su política exterior. Para Menendez, al igual que para el resto de los legisladores de origen cubano, como Marco Rubio o Ted Cruz, el embargo es intocable. En las filas demócratas, la única ofensiva despuntó en el ala progresista. Bernie Sanders dijo que el embargo “solo ha dañado” a los cubanos, y Alexandria Ocasio-Cortez dijo que era una política “cruel”. Punto.

“El tema con el embargo es que importa menos la opinión mayoritaria, que está abrumadoramente en contra, que la intensidad del apoyo político que tiene, sobre todo entres los cubanoamericanos en el Congreso. Hay una alta dosis de deferencia a los cubanoamericanos. Es su tema”, apunta a LA NACION Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano. “A pesar de la oposición al embargo, nadie toma esa pelea. Nadie está dispuesto a jugarse por eso –continúa–, y para cambiar algo en Washington necesitas que alguien asuma el liderazgo en el tema, y no hay liderazgo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente