Mercados españoles cerrados

Elon Musk promete llevar a un millón de personas a Marte en 2050

Elon Musk tiene un sueño. Y no, no solo es que el mundo conduzca sus coches Tesla (TSLA) o que utilice su Internet por satélite Starlink. Quiere que le entierren en Marte. Pero no se conforma con que lancen sus cenizas en un cohete desde la Tierra. Quiere un funeral de verdad en el planeta rojo. Sí, su gran sueño es que su empresa Space X sea el vehículo con el que los seres humanos pisemos Marte. Y no solo eso, también quiere que colonicemos esa roca inerte.

El emprendedor de origen sudafricano (actualmente nacionalizado estadounidense) ha dado algunos detalles sobre cómo imagina que será el futuro de Marte.En una serie de tuits del jueves por la noche, el CEO de SpaceX, Elon Musk, reveló nuevos detalles sobre sus planes para colonizar Marte. En concreto, espera llevar a un millón de personas al planeta en el año 2050.

Elon Musk promete llevar a un millón de personas a Marte en 2050 REUTERS/Steve Nesius


En teoría, 1,000 naves espaciales podrían enviar "quizás alrededor de 100 mil personas por sincronización orbital Tierra-Marte", tuiteó Musk. "Ese es el objetivo", agregó. Musk imagina que estas naves partirán de la órbita terrestre durante un período de 30 días, la ventana de tiempo en que la Tierra y Marte están mejor alineados para hacer el viaje, cada 26 meses. Cuando un usuario de Twitter le preguntó si eso equivaldría a un millón de personas en Marte para 2050, Musk respondió con un simple "sí".

Las naves con las que Musk espera colonizar Marte son las llamadas Starship. Cada nave tendría la capacidad suficiente de cargar más de 100 toneladas y 100 personas a la órbita a la vez. Según los cálculos del emprendedor, "Se necesitan megatones —1 millón de toneladas— por año para que la vida se convierta en multiplanetaria", escribe en su Twitter.

En total, 1.000 Starships podrían hipotéticamente transportar unos 100 megatones de materiales a Marte; ese es el volumen que Musk ha dicho que espera enviar al planeta rojo por año. Con cada nave transportando alrededor de 100 pasajeros, eso haría una migración total de alrededor de 100.000 personas.

Pero no se puede establecer un puente espacial entre la Tierra y Marte como si nada. Para ahorrar combustible, tiempo y otros recursos, es necesario realizar los lanzamientos cuando ambos planetas estén alineados. Esa alineación sucede cada 26 meses. Transcurrido ese tiempo, se abre una ventana de unos 30 días en los que se tendrían que llevar a cabo estos lanzamientos. Y lo hará de una forma muy 'Star Wars'.

El fundador de SpaceX dice que aprovechará esa oportunidad para "cargar la flota de Marte en la órbita terrestre", y luego enviar las 1.000 naves en dirección a Marte en esa franja de 30 días cada 26 meses.

Además de estos cálculos, Elon Musk también anunció que la primera nave Starship volará por primera vez “en dos o tres meses”. Este lanzamiento inaugural podía haberse producido mucho antes, pero un espectacular accidente echó por tierra los planes de Musk: el pasado 20 de noviembre la parte superior de la nave explotó.

El primer Starship que se lance no será la versión definitiva. Se espera que la nave que nos lleve a Marte tenga una altura de 118 metros y se llamará Super Heavy. De ella luego se desprenderá la Starship en sí. La magia de Sapce X es que el cohete que caiga en hacia la Tierra podrá ser reutilizado. Según Musk, cada lanzamiento podría costar tan solo 2 millones de dólares, una cifra irrisoria comparada con los presupuestos que maneja la NASA o la ESA europea.

¿Cómo sabremos si el proyecto de Musk va por buen camino?

El primer objetivo de Musk para 2020 es lanzar a una nave estelar en órbita para finales de este año. El segundo, es mandar una Starship a la luna en 2022, además de llevar al turista espacial y multimillonario Yusaku Maezawa alrededor de la luna en 2023. ¿Será n esos los primeros pasos para que la Humanidad termine viviendo en Marte?

Más historias que te pueden interesar