Mercados españoles cerrados en 7 hrs 20 min

¿El trabajo mejor pagado del mundo? Experto en Inteligencia Artificial en una empresa tecnológica

¿Cuál es el trabajo mejor pagado del mundo? No hay que mirar ninguna estadística para responder a esta pregunta. Solo hay que apelar a la lógica del capitalismo: el que más dinero produzca será el que más gane. Y también el que más dinero ahorre a las empresas, por supuesto. Por eso ahora mismo, deporte de elite aparte, los salarios más jugosos se encuentran en el campo de la Inteligencia Artificial. 

Tal y como revela un extenso reportaje publicado en el New York Times, las empresas de Silicon Valley están luchando por hacerse con los servicios de los expertos en robots y en programar máquinas para que actúen como seres humanos en determinadas tareas. El objetivo de esta carrera es la de que sus compañías sean las que lideren la llamada tercera revolución industrial, en la que los hombres y las mujeres nos quedaremos sin empleo porque seamos sustituidos por sistemas inteligentes.

El empleo mejor pagado es el de experto en Inteligencia Artificial (Wikimedia Commons)

Y para hacerse con estos perfiles, están pagando asombrosas cantidades. Según el NYT, un recién licenciado con un máster en inteligencia artificial y un buen expediente académico puede ganar entre 300.000 dólares (255.000 euros) y medio millón (425.000 euros) al año. Y además, un jugoso paquete de acciones como bonus. Todo, sin necesidad que te tenga experiencia alguna.

¿Qué pasa con los verdaderos expertos en la materia? Esos que dan clases en la universidad o que llevan años perfeccionando inteligencias artificiales? La misma fuente asegura que esos popes pueden llevarse fácilmente millones de dólares al banco todos los años. Incluso alguno de ellos gana más de 10 millones de dólares (8’5 millones de euros).  Solo algunos deportistas pueden presumir de ganar eso. Y como Messi o como Cristiano Ronaldo, tienen tanto poder que pueden renegociar sus condiciones año a año, para ganar básicamente lo que les venga en gana.

Uno de esos ‘cracks’ de la Inteligencia Artificial es Anthony Levandowski, un ex empleado de Google que empezó a trabajar para la marca en 2007 y que el año pasado fichó por Uber. Levandoski, un ingeniero estadounidense de 37 años de edad, ha ganado 120 millones de dólares (102 millones de euros) en la década que estuvo empleado en Mountain View. ¿Su especialidad? Los coches autónomos. 

Y podría haber ganado mucho más silo hubiera deseado. Según un estudio publicado por la consultora Element IA, solo existen 10.000 expertos fiables en Inteligencia Artificial en todo el mundo. Y esos científicos son los que están diseñando las máquinas que van a ahorrar miles de millones de euros en salarios a las empresas.

La necesidad de este tipo de empleados ha llevado  las grandes compañías de Silicon Valley a directamente comprar los laboratorios y los departamentos en los que se estudia esta materia en las universidades más punteras. Así, en 2014 Google adquirió el laboratorio DeepMind por 650 millones de dólares (unos 580 millones de euros) y puso en plantilla a sus 50 empleados. En 2015, Uber se llevó a los 40 especialistas que trabajan en el campus de la prestigiosa universidad Carnegie Mellon.  

Además, otras empresas como Facebook o Microsoft han abierto sus propios laboratorios en ciudades como Toronto o Montreal. Y Google ha hecho lo mismo en China. La idea es que los más jóvenes aprendan directamente de las grandes compañías de tech los secretos de sus laboratorios de Inteligencia Artificial. Y ya de paso, atarlos de por vida con contratos con condiciones económicas bestiales. ¿Serán ellos los que creen a nuestros sustitutos?