El órdago soberanista no afecta al comercio entre España y Cataluña

Los temores -y los augurios- sobre un posible deterioro de la relación comercial entre España y Cataluña tras el envite soberanista de Artur Mas no se han cumplido. En 2012, Cataluña no sólo mantuvo sus ventas al resto de España en niveles similares a los del ejercicio anterior, sino que resistió mejor que otras regiones los zarpazos de la crisis.

Hace seis meses que Artur Mas lanzó su órdago independentista tras el rechazo de Rajoy a negociar un pacto fiscal. Desde entonces, la temperatura política entre el Gobierno y la Generalitat ha subido varios grados a cuenta de la declaración soberanista aprobada por el Parlamento catalán el pasado mes de enero.

El duelo dialéctico, algo más sosegado en las últimas fechas, en las que han ganado protagonismo los escándalos de corrupción, ha llevado a la clase empresarial y financiera a pedir calma y diálogo a los líderes políticos, consciente de lo mucho que hay en juego.

El rifirrafe político no ha conseguido, sin embargo, enturbiar las relaciones económicas de Cataluña con las otras regiones españolas. O eso es, al menos, lo que se desprende de las cifras. Según los datos del proyecto C-intereg, que patrocinan ocho comunidades autónomas, entre ellas Cataluña, Madrid, Valencia o Andalucía y que desde 2004 analiza el comercio interregional, en 2012 la comunidad catalana vendió a otras regiones españolas bienes por valor de 49.131 millones de euros, apenas un 0,67% menos que el año anterior.

Esa caída está en línea con la experimentada por otras regiones como Comunidad Valenciana y Madrid, cuyas ventas al resto de España menguaron un 0,59% y un 0,62%, respectivamente, fruto de la pertinaz sequía financiera, del apretón de cinturón de las administraciones públicas para cuadrar sus cuentas, o del incremento del IVA en septiembre pasado, aspectos que no han hecho más que agudizar la debilidad de la demanda interna.

Cataluña no ha sido ajena a este escenario de anemia en la economía doméstica, como refleja el descenso del 0,67% en las ventas de bienes a otras regiones, pero sí la está resistiendo mejor que otras comunidades, como País Vasco, cuyo comercio interregional cayó un 7,9% el año pasado, o Navarra, donde se redujo un 7,6%, regiones que, a diferencia de la economía catalana, vieron descender además sus exportaciones internacionales.

Más presencia exterior...
Cataluña, por el contrario, registró en 2012 un notable impulso de sus ventas a terceros países, que sumaron 58.283 millones de euros, un 6% más que el año anterior, convirtiéndose, al igual que para el conjunto de la economía española, en uno de los escasos motores de impulso de su actividad.

De hecho, Cataluña es una de las comunidades que más rápido y mejor ha sabido adaptarse a la globalización y sacar provecho de la gradual mejora de la competitividad (menores costes unitarios) de la economía española y del acceso a nuevos mercados para contrarrestar con sus exportaciones internacionales la deprimida realidad de la economía interior.

En la actualidad, las exportaciones a terceros países representan el 55% de las ventas totales de bienes de Cataluña, un porcentaje que no ha parado de crecer en los últimos años (hasta principios de siglo, el peso de España era claramente superior) y que evidencia los esfuerzos de la región por abrirse al mundo y reducir su dependencia de la economía doméstica.

Precisamente, el creciente empuje de la exportaciones internacionales en la balanza comercial de Cataluña ha sido uno de los grandes argumentos esgrimidos por los independentistas para avalar su sprint en el proceso de ruptura con España.

... Pero con superávit interior
Pero si bien es verdad que las exportaciones catalanas han crecido de manera muy significativa en los últimos años, hasta representar más de una cuarta parte del total de las exportaciones españolas en 2012 (el 26,2%, concretamente), y que la balanza comercial de Cataluña arrojó un saldo positivo de 12.763 millones el año pasado, no lo es menos que su dependencia comercial del resto de España sigue siendo muy relevante, tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo.

Y no sólo porque España sigue siendo destinataria del 45% de sus ventas, un porcentaje todavía muy elevado, sino porque es ese comercio interregional el que le permite registrar superávit.

Los datos son elocuentes: el año pasado registró un saldo positivo de 23.168 millones de euros en su actividad comercial con el resto de España, compensando así el déficit con el resto del mundo, que ascendió a 10.405 millones. No obstante, lo cierto es que esa brecha se ha reducido en 8.000 millones de euros desde 2010, gracias en parte a la menores importaciones internacionales, especialmente el año pasado.

Son las dos caras de una misma moneda. Cataluña vende cada vez más en los mercados internacionales, pero necesita a España para que su balanza comercial arroje números negros.

Los anhelos independentistas, que de momento no han trascendido de la declaración política y de intenciones, no han empañado hasta ahora la relación económica entre Cataluña y el resto de regiones españolas, pero ¿seguirá siendo así en el futuro, sobre todo si el gobierno catalán persiste en su desafío al Estado?

Es una pregunta que, a buen seguro, se hacen muchos empresarios catalanes. Ésa y también esta otra: ¿qué porcentaje de los 49.100 millones que exporta al resto de regiones desaparecería en el supuesto de que se consumara la secesión?


Más artículos de Expansión.com

Así va la Bolsa

  • Valores más activos
    Valores más activos
    NombrePrecioCambio
    7,060,20%
    SAN.MC
    11,800,38%
    TEF.MC
    4,850,14%
    IBE.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC
    2,270,44%
    SAB.MC
  • Los que más suben
    Los que más suben
    NombrePrecioCambio
    5,70+1,86%
    BKT.MC
    7,13+1,39%
    GAM.MC
    8,03+1,32%
    TL5.MC
    13,53+1,23%
    IDR.MC
    29,930,89%
    ACS.MC
  • Los que más bajan
    Los que más bajan
    NombrePrecioCambio
    0,410,97%
    PRS.MC
    29,220,92%
    AMS.MC
    4,510,77%
    NHH.MC
    5,430,53%
    POP.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC

PUBLICIDAD