Mercados españoles cerrados en 1 hr 54 mins
  • IBEX 35

    8.551,70
    -159,70 (-1,83%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.976,37
    -43,54 (-1,08%)
     
  • Dólar/Euro

    1,2044
    +0,0003 (+0,02%)
     
  • Petróleo Brent

    67,38
    +0,33 (+0,49%)
     
  • Oro

    1.769,20
    -1,40 (-0,08%)
     
  • BTC-EUR

    46.618,69
    -968,78 (-2,04%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.273,88
    +39,46 (+3,20%)
     
  • DAX

    15.246,82
    -121,57 (-0,79%)
     
  • FTSE 100

    6.923,07
    -77,01 (-1,10%)
     
  • S&P 500

    4.152,30
    -10,96 (-0,26%)
     
  • Dow Jones

    33.950,09
    -127,54 (-0,37%)
     
  • Nasdaq

    13.887,10
    -27,67 (-0,20%)
     
  • Petróleo WTI

    63,50
    +0,12 (+0,19%)
     
  • EUR/GBP

    0,8627
    +0,0022 (+0,26%)
     
  • Plata

    25,85
    +0,01 (+0,05%)
     
  • NIKKEI 225

    29.100,38
    -584,99 (-1,97%)
     

El plan que le permitió perder 100 kilos en 18 meses

De pesar más de 200 kilos y querer suicidarse a pesar poco menos de 100 y ser llamado ‘Mr. Músculos”. Entre estos dos increíbles extremos transcurre la historia de Mike Waudby, un joven de 32 años de Hull (Reino Unido) que ha escrito un libro en el que da consejos para que otros salgan del infierno en el que él ha vivido.

Este británico llegó a pesar casi 210 kilogramos, lo que le generó una profunda depresión que acrecentó con sus problemas con la bebida. Para rematar, quiso terminar con su vida, pero el intento de suicidio le sirvió para renacer.

 'The Weight Loss Warrior', el libro de Mike Waudby
'The Weight Loss Warrior', el libro de Mike Waudby



Toda su experiencia está contada en “El guerrero que pierde peso”, su autobiografía, en la que cuenta cómo salvo su vida a través de un cambio emocional. Wudby explica cómo durante toda su vida comió y bebió más de la cuenta -a los 21 años pesaba 180 kilos- y de lo sedentario de su estilo de vida.

Los malos hábitos le llevaron a estar hundido en el pozo, y cuando no pudo aguantar más, intentó quitarse de en medio con una sobredosis de barbitúricos. No lo logró, y a partir de ese día dejó de beber y encargó un equipo de entrenamiento personal para poder trabajar en casa.

Como explica al Daily Mail, después de cada sesión -3 horas al día- terminaba con su camiseta talla XXXXL completamente empapada en sudor y él llorando desconsoladamente. Pero aunque los primero días fueron un infierno para él, no se desanimó.

Y siguió y siguió hasta que 18 meses después de tocar fondo, había perdido 100 kilos. Pero en ese momento surgió otro problema. Si mirando a la báscula se sentía un triunfador, cuando se veía en el espejo no le gustaba nada lo que se encontraba frente a él. La piel, que antes tenía que cubrir una enorme cantidad de grasa, caía de forma antiestética por todo su cuerpo.

Fue entonces cuando decidió pasar por quirófano y acabar con la flacidez. Tampoco quedó del todo satisfecho y se apuntó a un gimnasio con un entrenador personal. Su odisea físico-emocional termina con la publicación del libro, con el que quiere ayudar a todos que estén pasando por una situación similar a la que él tuvo que sufrir.

“Sé que hay un consejo sencillo para ayudar a todo el mundo, y que yo no seguí ningún tipo de dieta especial que pueda recomendar”, asegura al Daily Mail. ¿Y entonces, cuál fue su secreto? “Pero sí que explico que mi éxito se debió a una serie de principios vitales en los que creí, y que tienen que ver con la motivación y la consistencia”.