Mercados españoles cerrados

El iPhone X es el móvil más frágil de Apple ( y este test lo demuestra)

Cuando Apple presentó el iPhone X, allá por el mes de septiembre, prometió a todo el mundo que su estructura iba a ser de lo más robusta. Y eso que su carcasa está hecha por completo  de vidrio reforzado. Pero dos meses después, el teléfono ha llegado a las tiendas y la realidad es otra: no solo no es muy robuesto, sino que además es uno de los móviles más frágiles del mercado.

El iPhone X es un teléfono impresionante. Su pantalla OLED es la mejor en la historia de los teléfonos de a compañía, su sistema Face ID funciona a la perfección (con él se puede desbloquear el terminal con solo mirarlo) y los Animojis (los emojis que imitan los gestos de los usuarios) son una innovación de lo más simpática. Pero todas estas esencias vienen en un frasco de lo más endeble.

Así queda el iPhone X si es lanzado desde una altura suficiente (YouTube)

El ultimísimo lanzamiento de Apple ha sido objeto de una prueba de resistencia por parte de la página web CNET. El test era de lo más simple: consistía en dejar caer el aparato desde una altura de aproximadamente un metro dos veces. Más o menos, la situación imita la caída desde una mesa. Y los resultados no han sido nada esperanzadores.

En la primera caída el iPhone X se rompió por una esquina, mostrando una de esas rajas en el cristal que tanto aterrorizan a los poseedores de un móvil de la compañía de la manzana mordida. En la segunda caída, el aparato cayó por la parte de la pantalla, generando aún más estropicio.

Y esta no es la única prueba a la que ha sido sometido el iPhone X. La empresa SquareTradre, que se dedica a vender seguros para móviles, también lo ha tirado, pero desde una altura mayor: 1,80 metros. Y los daños, como no podían ser de otra manera, fueron incluso más graves: la pantalla no solo se rompió, sino que además el sistema de sensores y la cámara frontal (un conjunto que Apple denomina TrueDepth) dejó de funcionar. Este sistema es el hardware de FaceID, por lo que después de la prueba el móvil solo pudo ser desbloqueado mediante la introducción de un código numérico en su maltrecha pantalla. Es decir, como se desbloqueaba un iPhone hace 8 años.

Pero esa no fue la única perrería que a la que SquareTrade sometió al teléfono. También lo introdujo durante 60 segundos en una lavadora y en una secadora, y el aparato dejó de funcionar. Lo mismo ocurrió cuando se le dejó en el techo de un automóvil que luego emprendió la marcha: la caída en esa situación rompió tanto la pantalla como la parte posterior, al igual que su cámara frontal.

En la actualidad, reparar la pantalla de un iPhone X en el servicio técnico asciende a 321 euros. Así que parece más que recomendable comprarse una buena funda protectora que evite todas estas desagradables situaciones.

Pero no todo son malas noticias: el iPhone X sí que sobrevivió a estar 30 minutos debajo del agua. A pesar de esta buena noticia, SquareTrade ha bautizado al iPhone X como ‘el móvil más frágil del mercado’, por haber fracasado en situaciones en las que sus rivales han salido indemnes.