Mercados españoles cerrados

El iPhone 8 necesita estas tres características para diferenciarse de sus competidores

En el centro, la versión de un artista de cómo podría ser el iPhone 8 según ciertas filtraciones.

Gene Munster, un experto veterano de Apple (AAPL), reveló que para que el iPhone 8 se diferencie de la competencia cuando lo presenten este martes 12 de septiembre, debería contar con tres características esenciales.

“Apple necesita mostrar un factor diferente que entusiasme a las personas”, resumió Munster, un analista veterano de Apple y director ejecutivo de la firma de capital riesgo Loup Ventures.

Munster sostuvo que el iPhone 8 solo necesita tres características nuevas. La primera, una pantalla OLED de 5,8 pulgadas, que según reveló es la que prefieren dos tercios de los propietarios de smartphones. La segunda, la posibilidad de carga inalámbrica que nos libre de la “molestia de conectar y desconectar el teléfono”. Y la tercera, una tecnología de mapeo en 3-D, como el reconocimiento facial, que los desarrolladores podrían aprovechar para crear experiencias de software que superpongan la información en las imágenes y los vídeos del mundo real, es decir, para desarrollar programas de realidad aumentada.

Es importante que tenga un procesador más rápido, una carcasa de cristal y que cuente con un sistema de reconocimiento facial y carga inalámbrica. Sin embargo, también es clave ofrecer un iPhone con más funciones de realidad aumentada, según Munster.

“Al final, los dispositivos habilitados para la realidad aumentada terminarán reemplazando a los teléfonos que conocemos”, predijo. “No necesitas una pantalla táctil para acceder a la información. En ese sentido, las oportunidades son ilimitadas”.

Con este lanzamiento en particular, la compañía tecnológica con sede en Cupertino, California, está poniendo mucho en juego. Este año se cumple el décimo aniversario del popular dispositivo de Apple y hay muchas expectativas puestas sobre un diseño completamente nuevo.

Munster predijo que, si Apple ofrece ese diseño, las ventas unitarias totales de iPhones de la compañía podrían aumentar un 10% en los próximos 12 meses. También afirmó que aunque no lo haga, hay tanta demanda reprimida por acceder a un nuevo dispositivo de Apple que aún así el iPhone 8 podría aumentar las ventas totales de iPhone en un 5% a lo largo de ese mismo período.

Brian White, director general de tecnología y software de Drexel Hamilton, coincide con Munster. White, quien visitó China a inicios de este año y se reunió con varios competidores de Apple, compañías de smartphones y telefonía móvil, sostuvo que los informes sobre las características del iPhone 8 ya habían hecho un trabajo excelente aumentando las expectativas sobre el dispositivo.

“Creo que este dispositivo ya está vendido”, dijo White. “Las personas se entusiasman muchísimo cuando escuchan que tendrán a su disposición, por ejemplo, una pantalla OLED de 5,8 pulgadas”.

El mercado de los smartphone es más competitivo

En los últimos 12 meses la competencia en el mercado de los smartphones se ha vuelto más reñida. La cuota de mercado de los smartphones que tiene el iOS de Apple cayó un 3,5% desde el cuarto trimestre de 2016 hasta el primer trimestre de 2017, según la IDC, mientras que la cuota de mercado de Android subió un 3,6% durante ese mismo período.

La estrategia para apropiarse de esa cuota del mercado ha sido introducir llamativos teléfonos Android de gama alta y bajar el precio medio de venta. Andy Rubin, el creador de Android, lanzó el Essential Phone el mes pasado, un dispositivo elegante y potente por un precio inicial de 699 dólares, lo cual representa unos cuantos cientos de dólares menos de lo que el iPhone 8 podría llegar a costar. Mientras tanto, el mayor competidor de smartphones de Apple, Samsung, planea lanzar su propio Galaxy Note 8 el 15 de septiembre, un modelo que mi colega Dan Howley revisó hace poco y le gustó mucho, a pesar de su elevado precio. Ambos dispositivos tienen características innovadoras y velocidades de vértigo.

“Android y sus diferentes socios han llegado proponiendo nuevas experiencias y hardware, y ahora le toca a Apple mantener el ritmo de sus competidores o dar un paso adelante”, comentó Ramon Llamas, director de investigación de la IDC. “Android puede dedicarse a analizar a otras empresas pero Apple aún tiene muchos asuntos pendientes, por lo que se encuentra bajo una gran presión para mantenerse a la vanguardia”.

Por supuesto, solo hay una forma de saber si Apple realmente ofrecerá lo que las personas esperan: aguardar y ver qué sucede.

JP Mangalindan