Mercados españoles cerrados en 8 hrs 24 min

El Apple Watch es capaz de detectar la diabetes con un acierto del 85%

El Apple Watch es un aparato que no todo el mundo entiende. Los amantes de los relojes prefieren lucir en sus muñecas alguna joya de Rolex o de Panerai antes que llevar el aparato de Apple. Los fanáticos de la tecnología no terminan de verle la utilidad, porque consideran que no aporta más que lo que hace un móvil. Y los que hacen deporte y quieren contar calorías se decantan por pulseras tipo Fitbit. Pero ahora parece que el Apple Watch ha encontrado su verdadera y especial utilidad, eso que le distingue de los demás: es un estupendo aparato para monitorizar la salud de quien lo utilice. 

Así ha quedado demostrado en un estudio llevado a cabo por la Universidad de California junto con la aplicación Cardiogram. En dicho trabajo se ha descubierto que el Apple Watch es una fantástica herramienta para detectar la diabetes: el gadget descubrió esta condición en la persona que lo llevaba puesto en un 85% de los casos analizados. 

El Apple Watch puede descubrir si una persona tiene diabetes (Digital Trends)

La muestra del estudio es enorme: 14.000 personas aceptaron ser parte de la investigación, de los que 632 resultaron padecer diabetes. ¿Cómo descubrió el Apple Watch esta situación? Los investigadores se basaron en un estudio previo llevado a cabo por la Universidad de Boston en 2015 -el llamado Framinghan Heart Study– en el que se descubrió que las personas que tienen diabetes e hipertensión muestran un cierto patrón en sus latidos cuando están en reposo y cuando se activan.

Con esta información, analizaron la tasa cardiaca de los participantes y realizaron el pronóstico. Más tarde, un test de sangre confirmó que el 85% de todos los que el Apple Watch predijo que estaban enfermos eran realmente diabéticos.

Este hecho puede ser fundamental para tratar este trastorno que amenaza con convertirse en una epidemia mundial. Solo en España afecta a cerca de 6 millones de personas y es la responsable de 25.000 muertes cada año. Hay 415 millones de personas con diabetes en todo el mundo y la Federación Internacional de Diabetes alerta de que en 2040 uno de cada 10 adultos padecerán la enfermedad en todo el planeta.

Tratar los síntomas de forma precoz es fundamental para minimizar el daño que esta condición pueda causar sobre la salud general del enfermo. Y si el Apple Watch es capaz de alertar de su presencia, es una excelente noticia, ya que el usuario puede recibir un aviso y buscar ayuda médica. Ahora solo falta que Cardiogram o Apple incluyan algún tipo de alarma para que se active en caso de que el aparato encuentre los patrones de latido de la diabetes.

La diabetes no es la única enfermedad que puede descubrir el Apple Watch. Si el gadget registra una tasa cardiaca anormal en una situación de reposo, emite una alarma, y lo mismo ocurre si en plena actividad deportiva las pulsaciones se disparan por encima del límite que el propio software calcula teniendo en cuenta datos como la edad del propietario. Y eso es algo que ningún Rolex puede hace hacer, por muy caro que sea.