Mercados españoles cerrados

El aparato milagroso que convierte el aire en agua incluso en el desierto

Jaime Quirós –  El agua es el recurso más preciado en el mundo y también uno de los más escasos. Un 70% de nuestro planeta está cubierto de agua, porcentaje del cual el 97,5% es salada y sólo el 2,5% es dulce. No obstante, las dos terceras partes del agua se encuentra en glaciares y casquetes polares, con lo que nos queda con un 0,5% de agua apta para el consumo humano.

Millones de personas en el mundo están en peligro de morir por falta de agua. Esta situación no es exclusiva de zonas desérticas, como normalmente pensaríamos. También afecta lugares donde el agua esta tan contaminada que podría ocasionar la muerte.

Varios camellos avanzan por el desierto de Liwa, unos 250 km al oeste de Abu Dhabi. (AFP | Karim Sahib)

De acuerdo con las últimas cifras proporcionadas por las Naciones Unidas, actualmente hay 844 millones de personas sin la posibilidad de acceder este líquido indispensable para la vida. Este número va en aumento conforme va creciendo la población mundial de forma desmesurada. Se espera que para el 2030 la demanda total de agua excederá en un 40% a la oferta.

Desde hace décadas, los científicos han buscado una forma de obtener agua para poder aliviar este problema latente. Los más optimistas aspiran a un futuro en el que cada hogar sea capaz de producir toda el agua necesaria para la casa y para sus habitantes. Parecía cosa de ciencia ficción, sin embargo, quizá este futuro no esté tan lejos.

Un nuevo sistema

Los científicos del MIT y de la Universidad de Berkeley han desarrollado un aparato que, teniendo como energía la luz solar, será capaz de recolectar agua del aire hasta en las zonas más secas. Como por ejemplo en el desierto de Atacama en Chile, coronado como el más árido del mundo, donde el porcentaje de humedad puede llegar a un irrisorio 18%.

Este milagroso invento recoge agua del aire aprovechando los cambios de humedad que hay entre el día y la noche. Gracias a que se alimenta de energía solar, se puede usar hasta en lugares donde se carece de corriente eléctrica.

La clave que hace funcionar estas “cosechadoras de agua” es un elemento llamado MOF. Consiste en un compuesto químico que se encarga de atrapar el agua mediante una combinación metal-orgánica, que tiene una superficie porosa por la cual absorbe partículas de agua presentes en la atmósfera de manera natural.

Los prototipos están revolucionando la ciencia. Dan una esperanza al tercio de la población mundial que hoy sufre la escasez. Si los planes siguen su curso, se espera que en unos cinco años ya estará disponible para todos. Una verdadera revolución. En ese momento podremos decir que la muerte a causa de falta de agua será cosa del pasado.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

China obra el milagro: consigue cultivar arroz en el desierto

Mexicano inventa un sistema para purificar aguas residuales con burbujas

Ciudades en riesgo de quedarse sin agua


Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias