Economía/AMP- Bolivia promete a España llegar a una "solución satisfactoria" para indemnizar a las empresas expropiadas

COTIZACIONES RELACIONADAS

SímboloPrecioCambio
IBDRY27,460,05

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El Gobierno boliviano se ha comprometido ante el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, a llegar a una "solución satisfactoria" para indemnizar a Red Eléctrica Española, Iberdrola (Other OTC: IBDRY - noticias) y Abertis, cuyas filiales en el país andino han sido nacionalizadas en los últimos meses, han informado a Europa Press fuentes diplomáticas.

El jefe de la diplomacia española ha conversado esta tarde con el ministro boliviano de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien ha reconocido "retrasos" en los procesos iniciados para pagar un justiprecio a Red Eléctrica e Iberdrola, afectadas por sendas nacionalizaciones en mayo y diciembre pasados.

Quintana ha prometido al ministro, siempre según las mismas fuentes, la voluntad del Ejecutivo de Evo Morales de "acelerar" estos dos procesos y de llegar en los tres casos, también en lo que se refiere a la reciente expropiación de Sabsa, filial de Abertis, a una "solución satisfactoria".

La conversación entre ambos se produce después de que el Gobierno español haya amenazado en un comunicado oficial con "replantearse el conjunto de las relaciones bilaterales" con Bolivia tras esta tercera nacionalización de una empresa española realizada sin previo aviso y de una forma que ha irritado sobremanera al Gobierno español, que ve innecesario haber ordenado a las fuerzas de seguridad custodiar las instalaciones de las empresas para garantizar la ejecución de la medida.

De hecho, la diplomacia española llegó a pedir públicamente a las autoridades bolivianas "más cuidado en las formas" a la hora de proceder a estas nacionalizaciones, pero el Gobierno de Morales hizo caso omiso y tras anunciar la nacionalización de Sabsa desplegó tropas del Ejército en los aeropuertos gestionados por la filial de Abertis.

El Gobierno ha reiterado en diversas ocasiones que no cuestiona el derecho soberano de un país de nacionalizar empresas en sectores estratégicos, pero lo que sí exige es que se pague una indemnización justa a la compañía afectada por la medida, lo que no ha ocurrido hasta la fecha con ninguna de las empresas españolas afectadas.

La expropiación de Sabsa ha sido la gota que ha colmado el vaso y lo que ha llevado al Gobierno a amenazar con revisar el conjunto de las relaciones bilaterales con Bolivia, sin descartar medidas en materia de cooperación al desarrollo.

De hecho, la delegación del PP en el Parlamento Europeo ha registrado sendas preguntas en la Eurocámara dirigidas a la Comisión y al Consejo de la UE, con el fin de que estas dos instituciones valoren si "se pueden mantener" los programas de cooperación al desarrollo con Bolivia así como el acuerdo preferencial en materia de aduanas si La Paz prosigue con sus "ataques" a empresas europeas.

Mañana a las 17.00 horas la embajadora de Bolivia en España ha sido convocada a una reunión en el Ministerio de Exteriores para que dé "explicaciones" al secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, sobre esta última nacionalización.

En función de esas explicaciones, el Gobierno español "actuará en consecuencia", en palabras del propio García-Margallo.

Desde que llegó al poder en 2006, el presidente boliviano, Evo Morales, ha nacionalizado una veintena de empresas de distintos sectores, principalmente el energético, que estaban en manos de compañías extranjeras, incluidas españolas.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD