Mercados españoles abiertos en 1 hr 56 mins
  • S&P 500

    3.785,38
    -33,45 (-0,88%)
     
  • Nasdaq

    11.028,74
    -149,16 (-1,33%)
     
  • NIKKEI 225

    25.933,85
    -459,19 (-1,74%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0457
    -0,0026 (-0,25%)
     
  • Petróleo Brent

    115,17
    +0,36 (+0,31%)
     
  • BTC-EUR

    18.612,63
    -696,12 (-3,61%)
     
  • CMC Crypto 200

    417,18
    -14,29 (-3,31%)
     
  • Oro

    1.803,00
    -4,30 (-0,24%)
     
  • HANG SENG

    21.859,79
    -137,10 (-0,62%)
     
  • Petróleo WTI

    105,40
    -0,36 (-0,34%)
     
  • EUR/GBP

    0,8625
    +0,0018 (+0,21%)
     
  • Plata

    20,00
    -0,35 (-1,73%)
     
  • IBEX 35

    8.098,70
    -89,30 (-1,09%)
     
  • FTSE 100

    7.169,28
    -143,04 (-1,96%)
     

Durante la transición al coche eléctrico se podrían destruir 29.000 empleos en España

·4 min de lectura

Las ventas de coches eléctricos no paran de crecer año tras año. En 2021 se alcanzaron los 6,6 millones de unidades vendidas a nivel global, más del triple que en 2019, según el último informe de la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés). Pero este crecimiento viene acompañado de complejos retos en diferentes ámbitos.

Uno de ellos tiene que ver con el mundo laboral. Y es que un reciente estudio afirma que el coche eléctrico destruirá medio millón de empleos. El documento ha sido realizado por Boston Consulting Group con la colaboración de AEDIVE y ha tenido en cuenta 26 actividades industriales y 31 familias de trabajo relacionadas con el desarrollo del vehículo eléctrico, tanto las industrias tradicionales de automoción (fabricantes de equipos originales, proveedores y posventa), como las industrias anexas, así como seis grandes tendencias que se dan en la industria de la automoción.

También de interés:

Durante la transición al coche eléctrico se podrían destruir 29.000 empleos en España. Foto: Getty Creative
Durante la transición al coche eléctrico se podrían destruir 29.000 empleos en España. Foto: Getty Creative

Perdida de 29.000 empleos

En el año 2020, cerca del 92 % de los vehículos que se producían en España estaban equipados exclusivamente con un motor de combustión. Según el estudio, en 2030 esta cifra se reducirá solo al 2%. España exporta más del 80% de su producción a países que ya han anunciado que este tipo de vehículos acabarán despareciendo y esto provocará una pérdida de 29.000 empleos (-8 %) en 2030.

Pero esta transición a lo eléctrico generará un trasvase de puestos de trabajo que contribuirá a compensar los efectos negativos de tendencias como son la pérdida de volumen de producción, de la productividad y de la deslocalización. Pero lo más importante para conseguir que esta realidad afecte en la menor medida posible a España será desarrollar una cadena de valor completa de la batería. Para ello será necesario que 165.000 trabajadores reciban una cualificación específica que les permita seguir siendo valiosos en el sector automotriz, apunta el informe.

El papel fundamental del Gobierno

No cabe duda de que el Gobierno de España jugará un papel primordial en la minimización de los efectos en esta transición al coche eléctrico. De él depende que se asienten las bases para las factorías españolas reciban la financiación necesaria para adaptarse a la transición y recibir nuevos modelos eléctricos, así como un entorno propicio en el que las marcas quieran operar con proyectos nuevos como las fábricas de baterías.

El estudio también destaca que sería importante apostar por nuevos sectores industriales como el de la reutilización y reciclaje de baterías, ya que este supone una fuente potencial de nuevos puestos de trabajo pudiendo incrementar casi un 20% el empleo de este sector. También con el objetivo de crear empleo, este mimo informe subraya la necesidad de aunar el número de infraestructura de recarga de los vehículos eléctricos, lo que podría suponer la creación de 17.000 empleos en este sector de actividad.

Cuatro tendencias

Todos estos apuntes se hacen dentro de un un contexto marcado por cuatro tendencias:

  • La primera de ellas tiene que ver con un volumen de producción estabilizado en aproximadamente 2,4 millones de unidades al año hasta 2030, lo que supone una disminución total de la producción de 16,3% en 11 años, una disminución anual del 1,6% y la pérdida de 21.000 puestos de trabajo.

  • La segunda tendencia, que es la evolución tecnológica, debería suponer un aumento de 2000 puestos de trabajo.

  • La tercera tendencia será el aumento progresivo de automóviles de gama media o premium que aumenta el contenido medio por automóvil fabricado, lo que conduce a una mayor necesidad de puestos de trabajo.

  • La cuarta tendencia es la digitalización y la automatización con un aumento aproximado de un 0,4% anual en los próximos 10 años.

A pesar de todo, son muchos los que ven con optimismo la llegada del vehículo eléctrico. Asimismo, con la adecuación de ciertas medidas por parte de los gobiernos, los fabricantes internacionales podrían asignar en el futuro la producción de más modelos a las fábricas españolas, lo que haría que la perdida de empleo no fuera tan drástica.

También te puede interesar | VIDEO: Localiza al ladrón de su bicicleta gracias al GPS y se toma la justicia por su mano

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente