Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    8.609,80
    -96,20 (-1,10%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.136,91
    -48,06 (-1,15%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1152
    +0,0005 (+0,04%)
     
  • Petróleo Brent

    90,68
    +1,34 (+1,50%)
     
  • Oro

    1.792,30
    -2,70 (-0,15%)
     
  • BTC-EUR

    33.900,71
    +303,92 (+0,90%)
     
  • CMC Crypto 200

    863,83
    +21,37 (+2,54%)
     
  • DAX

    15.318,95
    -205,32 (-1,32%)
     
  • FTSE 100

    7.466,07
    -88,24 (-1,17%)
     
  • S&P 500

    4.431,85
    +105,34 (+2,43%)
     
  • Dow Jones

    34.725,47
    +564,69 (+1,65%)
     
  • Nasdaq

    13.770,57
    +417,79 (+3,13%)
     
  • Petróleo WTI

    87,29
    +0,68 (+0,79%)
     
  • EUR/GBP

    0,8320
    -0,0008 (-0,10%)
     
  • Plata

    22,49
    -0,19 (-0,82%)
     
  • NIKKEI 225

    26.717,34
    +547,04 (+2,09%)
     

Dolarización extrema: tras salida de depósitos e intervención del BCRA, las reservas entran en zona crítica

·5 min de lectura

El director de uno de los principales bancos privados de la Argentina no puede disimular la preocupación: por segundo día consecutivo, las sucursales recibieron a cientos de ahorristas que fueron a sacar los dólares de las cuentas. La ola de versiones del fin de semana continuaron provocando una salida de depósitos desde los bancos, que un par de financistas estimaron en u$s200 millones diarios, pero que tranquilamente podrían ser más.

Las entidades financieras cuentan con la liquidez suficiente para reintegrar cada dólar que los clientes quieran sacar, y hasta se abastecieron de billetes para devolver y no tener ningún inconveniente.

Los financistas son completamente conscientes -acaso como nadie en el país- de que un solo traspié, aun cuando se trate de un problema de logística, podría provocar un desastre y mellar la confianza de la entidad.

Pruebas a la vista: las reservas cayeron este martes nada menos que u$s489 millones. No hubo pago de deudas. Esa caída se explica básicamente por la salida de depósitos, antes mencionada, la intervención en el mercado de cambio y la baja del oro.

Y así como muchos ahorristas fueron a los bancos a sacar la plata, desde las entidades también detectaron un aumento en la cantidad de clientes que compraron "dólares ahorro" a través del "home banking".

La cantidad de dólares que se venden en el canal "solidario" dejó de ser un problema "macro", como lo era antes de la imposición del súper cepo. Ahora hay límites muy serios a esas operaciones.

La creciente venta de dólares "ahorro" se enmarca en un escenario de mayor dolarización

El problema es que, aun con todas las trabas para acceder a los dólares oficiales, lo poco que se vende significa "mucho" para las debilitadas reservas del Banco Central.

De acuerdo a números preliminares, las ventas de noviembre habrían cerrado entre los u$s165 millones a u$s170 millones. Contra los u$s137 millones de octubre. El mes pasado, unas 762.000 personas compraron dólares en el mercado oficial, 15.000 más que en septiembre

El volumen de ventas de dólares "ahorro" se vino incrementando en esta segunda parte del año. A medida que también volvió a agrandarse la brecha cambiaria.

Si bien se trata de un monto inferior al récord de u$s800 millones que llegaron a venderse en agosto de 2020, y que obligó a endurecer el "cepo", el volumen de venta de "dólares ahorro" se multiplicó por tres entre mayo y septiembre, de acuerdo a las cifras oficiales.

En los bancos, el dólar "ahorro" se vende a unos $175/$176, por debajo de los $200 del dólar "blue". Esto quiere decir que una persona que ayer accedió al dólar "ahorro" puede ganar alrededor de $25 por dólar, y hacerse una diferencia de hasta $5.000 si pudiese acceder a todo el cupo.

Pero más allá de la ganancia que pueda concretar un pequeño ahorrista en ese "rulo", lo que denota el fuerte impulso en las ventas es la creciente dolarización de los argentinos, ante la expectativa de una posible devaluación. Una posibilidad que el Gobierno rechaza enfáticamente.

Para tener una idea de la evolución de las ventas en los últimos meses: en mayo se habían vendido u$s49 millones. En junio pegó un salto hasta u$s82 millones. En julio y agosto fueron u$s125 millones cada mes. Y en septiembre alcanzaron los u$s150 millones.

La creciente venta de dólares "ahorro" se enmarca en un escenario de mayor dolarización por parte de empresas y ahorristas particulares.

Esa es una de las razones que explican que el BCRA haya terminado noviembre con ventas netas de divisas, por un global de u$s900 millones. Ayer martes, solamente, la autoridad monetaria se vio obligada a desprenderse de u$s135 millones. La razón es simple: sin un acuerdo con el FMI a la vista, la compra de dólares parece una carta ganadora para los inversores y las empresas que acceden al mercado oficial.

Las reservas cayeron este martes nada menos que u$s489 millones

Caída de activos argentinos

Todo este escenario de desequilibrio y nerviosismo se produce en un contexto de caídas en los activos argentinos.

Ayer martes el riesgo país avanzó 28 puntos básicos (+1,5%) y se posiciona en los 1.905 puntos básicos. Se trata de un nuevo máximo desde la reestructuración de deuda de 2020, cuando el índice cayó casi un 50%, hasta 1.104 puntos. Desde aquel entonces, acumuló un alza de 801 unidades. En noviembre, la suba sumó 193 puntos (+11,3%).

La dinámica dolarizadora se exacerbó en las últimas semanas. Ni siquiera se enfrió tras conocerse los resultados de las elecciones legislativas, en donde perdió en oficialismo.

La dinámica dolarizadora se ve reflejada en las cotizaciones de los "dólares libres". En promedio, ya valen $215, incluso por encima de los $201,50 del "blue", lo que significa que hay empresas y fondos de inversión que se dolarizan a ese precio que resulta alto en términos históricos.

Al mercado parece poco importarle ese dato objetivo. Los inversores y las empresas se dolarizan porque no hay expectativa de una mejora en el horizonte.

Sin un acuerdo firmado con Washington y sin ningún rumbo trazado para el mediano plazo -en un contexto donde el Banco Central pierde divisas y las reservas se encuentran en niveles muy bajos-, la apuesta va en un único lado: la cobertura en moneda dura frente a un peso que vale cada día menos. Y sin perspectiva de levantarse.

Las ventas de dólares para atesoramiento se suman a una situación de por sí estresante. La dolarización de empresas e individuos no acaba ahí. También habrá que prestar suma atención a la dinámica de las importaciones, que fue una de las vías por las cuales el Banco Central perdió divisas.

Los últimos ajustes al "cepo" tampoco parecen alcanzar. La prohibición para que los argentinos paguen sus viajes al extranjero en cuotas es una muestra cruda de la asfixiante situación de las reservas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente