Doce víctimas denuncian comentarios injuriosos en las apps Gossip e Informer en 20 días

COTIZACIONES RELACIONADAS

SímboloPrecioCambio
FB60,870,49

BARCELONA, 31 (EUROPA PRESS)

Los Mossos d'Esquadra han recibido en 20 días seis denuncias vinculadas a 12 víctimas potenciales que han sufrido comentarios injuriosos o calumnias en las aplicaciones para 'smartphone' Gossip e Informer, ha informado el inspector jefe del Área Central de Personas de la policía catalana, Jordi Domènech.

En declaraciones a los medios en la III Jornada de Criminología de la UOC-CEJFE, Domènech ha explicado que en un año han recibido 40 denuncias relacionadas con Internet: 36 faltas y cuatro delitos por injurias y calumnias, aunque puede haber más casos que se hayan denunciado directamente en los juzgados.

Tras un análisis de los contenidos que cuelgan en estas dos redes sociales que se han puesto de moda en poco más de dos semanas en escuelas, colegios y universidades catalanas, los Mossos han detectado que "más del 80 por ciento de comentarios no son delictivos" ni supondrían un delito o falta, y, según Domènech, por el momento el uso de estas apps no se ha traducido en peleas o conflictividad en los centros escolares.

En el caso de estas denuncias, siete las ha interpuesto un mismo director de un centro educativo -no ha trascendido cuál- y el resto son particulares, aunque, según Domènech, ninguna es por un caso grave de acoso.

Según él, de momento el fenómeno no les preocupa a nivel policial porque consideran que se han dado pocos casos, y los comentarios que contienen estas aplicaciones "son los mismos que se pueden encontrar en la puerta del baño del colegio", aunque ahora están en Internet, lo que hace que se expandan y que sea más complicado borrarlos.

Por el momento, los Mossos recomiendan que, al detectar un mensaje calumnioso en estas dos plataformas, se contacte con el administrador y se pida su retirada -algo que aseguran es relativamente fácil y se puede hacer a través de los propios programas-, y que solo se denuncie a la policía o a los juzgados si es un acoso continuado y grave.

Sin embargo, el inspector ha apuntado que, en los casos de injurias, los Mossos no pueden investigar de oficio y es necesario que la persona afectada denuncie para que puedan abrir el caso.

Otra de las posibilidades para hacer frente a insultos y comentarios vejatorios en Internet es a través de los centros educativos, que tienen un régimen disciplinario que prevé que, cuando se detecta un caso en el centro, se puede sancionar al menor o adulto que comete la infracción, ha indicado el inspector.

En el caso de Gossip, si un comentario recibe cuatro requerimientos negativos se retira, además de que tienen un robot que detecta palabras ofensivas, mientras que el Informer, que es un perfil de Facebook (NasdaqGS: FB - noticias) , se rige por los controles de esta empresa que tienen colaboradores que revisan los mensajes.

Los responsables de las aplicaciones no incurren en un delito o falta cuando se cuelga un comentario negativo porque no son responsables de los comentarios de terceros, pero sí pueden ser perseguidos si no lo retiran cuando hay un procedimiento judicial abierto y se les reclama.

PREVENCIÓN

Para concienciar a los menores y prevenir este tipo de problemas, piden a los padres que eduquen a los niños sobre el uso de las nuevas tecnologías, que establezcan mecanismos de alerta e intenten promover la confianza para que sus hijos les expliquen cuando viven un caso de acoso o calumnias, y que haya control parental en el uso de la red.

Asimismo, los Mossos han impartido 4.300 charlas en institutos y colegios con un total de 110.000 participantes, y ha realizado talleres específicos.

Los delitos en Internet pueden ir desde la falta de injurias, que cuando son graves y reiteradas pasan a ser delito de injurias, y, en casos muy graves, acoso; si se llega a un delito contra la integridad moral puede haber pena de prisión; y si hay un suicidio como consecuencia de un acoso, se puede acusar al acosador de inducción al suicidio u homicidio imprudente.