Anuncio
Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    5.480,34
    +48,74 (+0,90%)
     
  • Nasdaq

    17.899,82
    +210,94 (+1,19%)
     
  • NIKKEI 225

    38.102,44
    -712,12 (-1,83%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0737
    +0,0028 (+0,26%)
     
  • Petróleo Brent

    84,38
    +1,76 (+2,13%)
     
  • Bitcoin EUR

    62.272,86
    +288,02 (+0,46%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.397,19
    +9,02 (+0,65%)
     
  • Oro

    2.333,10
    -16,00 (-0,68%)
     
  • HANG SENG

    17.936,12
    -5,66 (-0,03%)
     
  • Petróleo WTI

    80,42
    +1,97 (+2,51%)
     
  • EUR/GBP

    0,8448
    +0,0010 (+0,12%)
     
  • Plata

    29,50
    +0,02 (+0,08%)
     
  • IBEX 35

    10.959,50
    -32,80 (-0,30%)
     
  • FTSE 100

    8.142,15
    -4,71 (-0,06%)
     

Aquí encontrarás el 'dinero fácil' que puede salvar tu año

Los dividendos, pese a que no crecerán con fuerza en 2023, protegen tu cartera de inversión contra la inflación y la volatilidad

Muchos estrategas de inversión apuestan este año por los dividendos por su capacidad para protegen las carteras de inversión contra la inflación y la volatilidad. Foto Getty Image.
Muchos estrategas de inversión apuestan este año por los dividendos por su capacidad para protegen las carteras de inversión contra la inflación y la volatilidad. Foto Getty Image. (Mongkol Onnuan via Getty Images)

A finales de febrero Intel anunció que recortaba su dividendo a su nivel más bajo en 16 años. ¿El motivo? Necesita el dinero para su plan de inversiones y transformación en un momento “de incertidumbre macroeconómica”.

No será el único valor que este año reduzca este tipo de compensación al accionista tras un año en el que los dividendos han tenido un crecimiento récord, un 8.4%. Con todo, los analistas mantienen altas las apuestas por empresas con dividendos porque con ellos se reduce la volatilidad de las carteras “y dar un cierto grado de protección ante la inflación”, explican en Fidelity.

Para la historia queda el mal año de bolsa en 2022 pero también para las estadísticas queda que se distribuyeron dividendos valorados en $1.56 billones (trillions en inglés) de dólares, una cifra récord, según un estudio de la firma de gestión de activos y consultoría Janus Henderson Investors.

ANUNCIO

Los sectores del gas y el petróleo además del de finanzas fueron responsables de la mitad del crecimiento de esta compensación a los accionistas. En el primer caso debido a los altos precios de la energía y en el segundo por la recuperación de la pandemia que comenzó en 2021 en la banca tanto en EE UU como Reino Unido y Europa.

Los altos precios en el sector del transporte global, de los artículos de lujo y los automóviles contribuyeron también a una parte importante del aumento de este tipo de compensación.

Los dividendos crecerán menos en 2023

En 2023 no parece que se registre ese rápido crecimiento. Además de una cierta estabilización tras las irrupciones causadas por la pandemia “el alza de las tasas de interés podría haber empezado a impactar la disposición de las empresas de aumentar su dividendo”, explican los analistas de esta firma.

Jane Shoemaker, gestora de carteras de Janus Henderson afirmaba que estas retribuciones de dividendos han recuperado su tendencia histórica con el crecimiento de 2022. “Para el año que tenemos por delante hay más incertidumbre”, explica antes de numerar las subas de tasas y los riesgos geopolíticos.

Intel, Taiwan Semiconductor Manufacting, ASML y Adidas han sido algunas de las empresas que ya han recortado el dividendo en un año que Janus Henderson preve un crecimiento de estos pagos de un 2.3%, una desaceleración que ya se empezó a detectar en el cuarto trimestre del año pasado. Pese al cambio de ritmo, es un avance y se llegará a cantidades cercanas $1.6 billones.

Los dividendos que se reinvierten en un mercado a la baja permiten posicionarse de cara a futuras subidas de las bolsas. Foto: Getty Images.
Los dividendos que se reinvierten en un mercado a la baja permiten posicionarse de cara a futuras subidas de las bolsas. Foto: Getty Images. (PM Images via Getty Images)

Estabilidad del cash flow

El dividendo proviene del cash flow de las empresas que este año van a tener que equilibrar una menor demanda y un mayor coste en el servicio de pago de su deudas “lo que limita la posibilidad de crecimiento”, dice Shoemake. Esta analista ya anticipa que las empresas de petróleo y gas van a tener difícil repetir lo que ocurrió el año pasado.

Y la banca en este momento está lidiando con una situación que no anticipa mejores pagos a los accionistas.

No obstante, y en general, se espera crecimiento y los gestores tienden a apostar por las acciones de empresas que pagan a sus accionistas.

Por qué la apuesta por las empresas que reparten dividendos

Los analistas de Fidelity consideran en una nota a inversores que la de estas empresas es una propuesta atractiva porque para distribuir dividendo y aumentarlo las empresas deben tener el suficiente cash flow lo que supone que su negocio es estable. Algo que elimina volatilidad y garantiza que incluso con mercados a la baja los accionistas tienen garantía de ingresos.

La gestora de Fidelity Ramona Persaud prefiere las empresas con un dividendo estable que las que tienen el más alto porque para estas últimas va a ser más difícil crecer y las empresas estables que van subiendo su compensación a los accionistas dejan implícito “que tienen un modelo de negocio resiliente”.

Dentro de las empresas con pagos a accionistas hay modelos de negocios defensivos (no muy sensibles a una economía débil) como H&R block o valores en salud como Cigna; otros que dependen más de la marcha de la economía pero por razones como la pandemia han experimentado un fuerte crecimiento (el aumento de los viajes) y potencial como la aeronáutica Boeing o GE que pueden ser una opción para los inversores. También hay empresas de fuerte crecimiento, elevada reinversión y dividendo estable como Microsoft.

Para Persaud, invertir en fondos enfocados en dividendos tiene dos ventajas: la primera es la estabilidad frente a la alta volatilidad, y la segunda es que facilita que se mantenga la inversión en mercados a la baja lo que no hace más que preparar una buena posición para la recuperación de los mercados.

Y como preve Janus Henderson, el año que viene seguirá habiendo crecimiento.

También te puede interesar | EN VIDEO: No todas las formas de efectivo son iguales o seguras