La directora de la Aeat cifra en 7.200 millones los ingresos adicionales en 2013 por las subidas de impuestos

Avanza que los recursos derivados de la lucha contra el fraude fiscal fueron en 2012 "significativamente superiores" a los de 2011

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La directora general de la Agencia Tributaria (Aeat), Beatriz Viana, cifra en 7.200 millones de euros los ingresos tributarios adicionales conseguidos gracias a las medidas adoptadas por el Gobierno, tales como las subidas impositivas o la "intensificación" de la lucha contra el fraude, y asegura que de no haberse tomado estas decisiones los ingresos tributarios habrían caído un 0,2%.

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en la jornada 'Novedades fiscales para 2013', organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y la consultora PwC, que Viana se ha encargado de clausurar.

En este sentido, ha indicado que la recaudación tributaria en 2012 muestra que la economía está "en un punto de inflexión" al haberse alcanzado los objetivos "por primera vez desde el comienzo de la crisis", con una recaudación un 4,2% superior a la del ejercicio anterior y un cumplimiento "cercano al cien por ciento", a pesar del "escenario económico adverso".

Esta mejora se deriva, por una parte, de las subidas de impuestos, que el año pasado aportaron 11.237 millones adicionales a las arcas públicas, con incrementos del 29% en Sociedades, del 1,2% en el IRPF y del 2,4% en el IVA. Y, por otra parte, también se deriva de la lucha contra el fraude fiscal, cuyos resultados se harán públicos "próximamente" pero que ya ha avanzado han sido "significativamente superiores" a los de 2011.

BUEN PUNTO DE PARTIDA PARA 2013

Frente a esta evolución, Viana ha asegurado que sin el impacto de estas subidas impositivas, la recaudación habría caído un 2,7% el año pasado y se contraería un 0,2% adicional en este ejercicio. Así, las decisiones del Ejecutivo sitúan a España "en una buena situación de partida para cumplir con los exigentes objetivos de recaudación" que, según la directora general, son previsiones "prudentes y realistas".

Y es que, según los Presupuestos de 2013, la Agencia Tributaria deberá recaudar este año 174.099 millones de euros por la vía de los impuestos, 6.200 millones de euros más con respecto al avance de la liquidación de 2012 (+3,7%), si bien el mantenimiento de las subidas fiscales del pasado año garantizan un impacto de 7.200 millones incluso en un escenario de caída del PIB.

"En ausencia de estas medidas fiscales los ingresos caerían en paralelo (al PIB)", ha añadido, indicando que las previsiones apuntan a una "moderada recuperación de las bases ligadas al IRPF y que sigan disminuyendo, aunque menos, las ligadas al gasto".

Según Viana, estos resultados "dan confianza y fiabilidad sobre que el camino a seguir está bien trazado y, además, permiten afirmar que España cuenta con una estructura sólida de aplicación de los tributos y una administración tributaria eficaz".

EL FRAUDE ES INTOLERABLE

A renglón seguido, ha subrayado que "la exigencia de sacrificios a los ciudadanos es incompatible con la actitud de una minoría que defrauda" y ha señalado que el fraude fiscal es "un comportamiento intolerable contra el que hay que luchar con rigor" porque constituye "una lacra que en estos momentos no nos podemos permitir".

Por ello, ha valorado los cambios legislativos impulsados por el Ejecutivo en esta línea, y se ha comprometido a seguir intensificando la lucha contra el fraude y la evasión y potenciando la eficiencia en la Agencia Tributaria, con especial atención a paraísos fiscales y otros subterfugios para la defraudación. También se avanzará en la nueva Oficina Nacional para la Fiscalidad Internacional.

"Este mes se harán públicas además las líneas directrices de control tributario, con las principales áreas de riesgo que serán objeto de atención preferente. Prestaremos especial atención a la fiscalidad internacional y a la planificación fiscal agresiva", ha añadido.

Finalmente, ha avanzado que en 2013 la Aeat avanzará en la "reducción de cargas administrativas asociadas al cumplimiento de las obligaciones tributarias" mediante el fomento de las nuevas tecnologías para dar una atención más personalizada a los contribuyentes y con la puesta en marcha de una ventanilla única en el ámbito aduanero.

"La situación actual obliga a la autocrítica permanente y a la adaptación a las circunstancias. El año pasado fue muy difícil pero se pusieron en marcha con éxito un buen número de medidas que nos indican que vamos en la dirección correcta. El objetivo este año es seguir con ese esfuerzo, con medidas que permitan cumplir los objetivos de consolidación fiscal y recuperar a la vez la senda de crecimiento económico. Y es una tarea de todos, porque sólo podremos alcanzar con éxito nuestro objetivo con el aumento de la conciencia fiscal de la sociedad en general", ha concluido Viana.