Mercados españoles abiertos en 6 hrs 57 min

Deutsche Bank aún debe preocupar al BCE: Ferdinando Giugliano

Ferdinando Giugliano

(Bloomberg) -- Cuando Deutsche Bank y Commerzbank abandonaron las negociaciones para fusionarse a fines del mes pasado se pudo escuchar un suspiro de alivio proveniente del Banco Central Europeo.

El acuerdo estaba destinado a llamar la atención de los reguladores, ya que habría concentrado el riesgo de un mega-banco, todo esto sin ofrecer muchos avances creíbles a cambio en cuanto a la eficiencia. Así y todo el Ministerio de Finanzas respaldó abiertamente la operación con la esperanza de que creara un "campeón nacional" para servir a los intereses de las empresas del país.

El BCE no se sentó a observar desde lejos. En marzo Andrea Enria, el titular de su consejo de fiscalización bancaria, comentó al Financial Times que no le gusta la idea de los campeones nacionales. Ambos bancos sabían que habrían necesitado recaudar mucho más capital para satisfacer las demandas normativas y garantizar no tener que volver al mercado poco después. Luego surgió el tema de los ahorros a partir de la fusión, con sindicatos que temían que un plan viable de negocios conllevara hasta 30.000 despidos.

El órgano supervisor de Enria ciertamente mostró una postura mucho más dura sobre el acuerdo que Bafin, el regulador financiero alemán. Como agencia del Ministerio de Finanzas del país, este último siempre iba a estar indeciso entre política y economía. Después de todo, esta fue la motivación detrás de la creación de una unión bancaria por parte de la Unión Europea: desligar las decisiones normativas de la política interna, para disminuir el riesgo de captura en el interés nacional.

No obstante, las negociaciones Deutsche-Commerzbank nunca llegaron a un punto cumbre, en el cual el BCE se habría visto obligado a tomar la decisión tóxica de aprobar o no el trato. Ambos bancos fueron finalmente persuadidos de que la fusión tenía sentido, mientras que el paisaje político también cambió un poco. En una entrevista con Bloomberg, la canciller Angela Merkel no se comprometió a nada respecto a la idea. De cierta forma el BCE evitó un problema. La primera decisión de Enria como súperpolicía bancario de la eurozona puede esperar un poco.

Aún así, esto no significa que pueda escapar de los problemas bancarios alemanes para siempre. Más bien lo contrario.

Cierto, analistas ahora creen que Commerzbank podría terminar terminar combinándose con otro banco. ING Groep de Países Bajos y la italiana UniCredit son considerados posibles socios. Estas instituciones financieras traerían una ventaja adicional: ofrecerían la primera fusión transfronteriza significativa desde el establecimiento del Mecanismo Único de supervisión (el sistema que reúne las regulaciones bancarios de los Estados miembros de la UE). El BCE no promueve tales fusiones de manera activa, pero la autoridad ha lamentado varias veces que los bancos del bloque no parezcan estar interesados en aliarse con vecinos. Ciertamente ayudaría a difundir los riesgos financieros en la Unión Económica y Monetaria y a probar que efectivamente hay una "unión bancaria" en Europa.

Desafortunadamente, Deutsche es una historia diferente y seguirá causando problemas al BCE. El banco no sufre de falta de capital o liquidez pero hay varios aspectos que causan inquietud. Estos incluyen su incapacidad de reducir gastos, altos costos de financiamiento, una serie de escándalos y el destino del banco de inversión. De todas formas hay una alternativa menos grandiosa para Deutsche: seguir disminuyendo de tamaño hasta que vuelva a ser gestionable.

Esto es en primer lugar responsabilidad de la administración del banco, partiendo por su máximo ejecutivo, Christian Sewing. Pero los fiscalizadores deben ejercer más presión de la que han puesto hasta ahora, para garantizar que el banco no siga incumpliendo sus objetivos. Enria no debería dejar que el alivio por la fusión fallida le haga olvidar que el problema de Deutsche aún necesita un arreglo.

Esta columna no necesariamente refleja la opinión de la junta editorial o de Bloomberg LP y sus dueños.

Nota Original:Deutsche Bank Is Still a Worry for the ECB: Ferdinando Giugliano

Autor de la nota original: Ferdinando Giugliano en Roma, fgiugliano@bloomberg.net

Editor responsable de la nota original: James Boxell, jboxell@bloomberg.net

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

©2019 Bloomberg L.P.