Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    4.224,79
    +58,34 (+1,40%)
     
  • Nasdaq

    14.141,48
    +111,10 (+0,79%)
     
  • NIKKEI 225

    28.010,93
    -953,15 (-3,29%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1923
    +0,0058 (+0,49%)
     
  • Petróleo Brent

    74,89
    +1,38 (+1,88%)
     
  • BTC-EUR

    27.306,60
    -2.971,20 (-9,81%)
     
  • CMC Crypto 200

    791,06
    -59,28 (-6,97%)
     
  • Oro

    1.783,00
    +14,00 (+0,79%)
     
  • HANG SENG

    28.489,00
    -312,27 (-1,08%)
     
  • Petróleo WTI

    73,54
    +1,90 (+2,65%)
     
  • EUR/GBP

    0,8555
    -0,0035 (-0,41%)
     
  • Plata

    26,00
    +0,03 (+0,10%)
     
  • IBEX 35

    9.051,70
    +21,10 (+0,23%)
     
  • FTSE 100

    7.062,29
    +44,82 (+0,64%)
     

Después de leer esto querrás lavar la funda de tu almohada cada semana

·Contributor
·2 min de lectura
(Photo: FRANCKREPORTER VIA GETTY IMAGES)
(Photo: FRANCKREPORTER VIA GETTY IMAGES)

Por muy buen tejido que tenga la funda de tu almohada y por muy bonito que sea su diseño, es probable que sea un nido de gérmenes y porquería. Cambiar con frecuencia la funda de tu almohada quizás no sea una de tus prioridades, pero, si quieres hacerte un favor, deberías hacerlo todas las semanas, aunque pienses que está limpia.

Si piensas que es una exageración, presta atención a toda la suciedad que puede acumular tu almohada:

Ácaros del polvo. Y caca de ácaros del polvo

Tu cara y tu cuero cabelludo, igual que sucede con el resto de tu cuerpo, están continuamente liberando células muertas. Cuando apoyas la cabeza en el mismo sitio de la misma almohada todos los días, esas células muertas se acumulan. Si eso todavía no te da asco, recuerda que es solo el principio. Resulta que esas células muertas son uno de los alimentos preferidos de los ácaros del polvo, que se dan un festín en tu almohada mientras duermes tranquilamente.

Por mucha limpieza que hagas en tu casa, la doctora en dermatología Heather Woolery-Lloyd asegura que “hay ácaros del polvo en casi todos los hogares, que dejan residuos fecales, restos de sus cuerpos y otros alérgenos a su paso”. Es decir, que comen, defecan, renuevan sus carcasas y mueren en el mismo sitio en el que apoyas y frotas tu cara por las noches.

Mocos, caspa, cerumen, saliva, sudor...

Pero hay más. Según la científica Mary Begovic Johnson, especialista en textiles de Procter & Gamble, no toda la suciedad es culpa de esos ácaros, porque tú también dejas la almohada llena de tus propios residuos. “Casi el 70% de los residuos que hay en la funda de tu almohada son invisibles. Un humano medio expulsa a lo largo del día 1 litro de sudor, 10 gramos de sal, 40 gramos de grasa y 2000 millones de c&eac...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente