Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    8.176,10
    +77,40 (+0,96%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.448,31
    -6,55 (-0,19%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0426
    -0,0057 (-0,54%)
     
  • Petróleo Brent

    115,17
    +0,36 (+0,31%)
     
  • Oro

    1.812,90
    +5,60 (+0,31%)
     
  • BTC-EUR

    18.462,86
    -296,75 (-1,58%)
     
  • CMC Crypto 200

    420,84
    +0,70 (+0,17%)
     
  • DAX

    12.813,03
    +29,26 (+0,23%)
     
  • FTSE 100

    7.168,65
    -0,63 (-0,01%)
     
  • S&P 500

    3.825,33
    +39,95 (+1,06%)
     
  • Dow Jones

    31.097,26
    +321,83 (+1,05%)
     
  • Nasdaq

    11.127,84
    +99,11 (+0,90%)
     
  • Petróleo WTI

    108,46
    +2,70 (+2,55%)
     
  • EUR/GBP

    0,8623
    +0,0016 (+0,19%)
     
  • Plata

    19,85
    -0,50 (-2,44%)
     
  • NIKKEI 225

    25.935,62
    -457,42 (-1,73%)
     

Descubre en qué consiste el Método Montessori

·5 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Si buscas un modelo educativo en el que el aprendizaje esté dirigido por el niño en un ambiente estimulante donde se potencie su creatividad, el Método Montessori es una opción perfecta.

El Método Montessori debe su nombre a su creadora, María Montessori, médico y pedagoga italiana que inició una pedagogía alternativa después de observar durante muchos años el comportamiento infantil en el aula. En 1907 María Montessori abrió su primera “Casa de Bambini” y allí empezó a enseñar a los niños con su particular método pedagógico, que a pesar de tener más de cien años, inspira a padres y educadores de todo el mundo en la actualidad.

¿En qué consiste el Método Montessori?

“La idea fundamental del método Montessori hacia la educación es que cada niño lleva dentro de sí las potencialidades del hombre que un día será, de forma que puede desarrollar al máximo sus capacidades físicas, emocionales, intelectuales y espirituales. Debe tener libertad, una libertad que se logra a través de la autodisciplina y el orden. El Método Montessori es una forma distinta de ver la educación. Busca que el niño o niña pueda sacar a la luz todas sus potencialidades, a través de la interacción con un ambiente preparado, rico en materiales, infraestructura, afecto y respeto. En este ambiente, el niño y la niña tienen la posibilidad de seguir un proceso individual, guiado por profesionales especializados”, tal y como se explica en el artículo La evaluación docente en la pedagogía Montessori: propuesta de un instrumento, publicado en SciELO.

Según los expertos, el Método Montessori busca que el menor se desarrolle con libertad, autonomía y a su propio ritmo. Es un programa amplio e integrado que cubre todas las áreas temáticas (matemáticas, lengua, ciencias, historia, literatura, arte, música) desde los 0 hasta los 18 años.

Tal y como afirman desde la Fundación Argentina María Montessori, algunos de los principios fundamentales del Método Montessori son:

  • Pensamiento y movimiento: El movimiento potencia el pensamiento y el aprendizaje.

  • Libre elección: se desarrollan la independencia, la voluntad y la responsabilidad.

  • Interés: el niño aprende mejor cuando está interesado en lo que está aprendiendo.

  • La recompensa es interna: la práctica lleva al logro y contribuye a la autoestima, al sentido de responsabilidad y al pensamiento crítico.

  • Interacción maestro/alumno: la función del maestro es observar y acompañar, posibilitando al niño a pensar por sí mismo, ayudándolo a desarrollar confianza y disciplina interior.

  • Orden en el ambiente y en la mente: el orden externo y la secuencia en el uso de materiales son beneficiosos para el orden interno del niño. Promueve la claridad de pensamiento y la concentración.

Los pilares del Método Montessori

El Método Montessori se basa en unos pilares fundamentales, que pueden resumirse así:

  • El niño es el centro: cada niño es único y tiene su propia capacidad para aprender, para explorar y para socializar. También defiende que el niño debe tener libertad, autonomía y confianza para poder hacerlo.

  • Aprender descubriendo: según el Método Montessori se aprende mejor mediante el contacto directo, la práctica y el descubrimiento.

  • Ambiente preparado y adecuado: el ambiente debe estimular al niño y disponer de materiales para poder favorecer el desarrollo del niño. Además, debe estar limpio y ordenado, ser estéticamente atractivo y tener elementos naturales como plantas dentro y fuera del aula. Se da libertad para escoger cualquier material, juego o contenido educativo de entre los que hay disponibles en el aula.

  • El adulto acompaña: la función del adulto o maestro es la de acompañar el aprendizaje del niño, es observador y guía, pero no interfiere en su ritmo de aprendizaje.

  • Aulas para grupos de edad: las aulas en centros y colegios basados en el Método Montessori están formadas por grupos de alumnos con edades diferentes. Sin embargo, sí se dividen por grupos de edad a causa de las especificidades del desarrollo en cada periodo. Es frecuente que la separación se haga en grupos de 3 años (por ejemplo de 6 a 9).

  • Aprendizaje colaborativo: en este método educativo, se apuesta mucho por el juego y por el aprendizaje en grupo o en parejas, por ejemplo.

“La meta de la educación infantil no debía ser llenar al niño con datos académicos previamente seleccionados, sino cultivar su deseo natural de aprender a través de observar las potencialidades con las que cada niño nace. El propósito básico de este método es liberar el potencial de cada niño para que se autodesarrolle en un ambiente estructurado”, recogen en la web de Escuela Montessori Madrid.

Beneficios del Método Montessori para los niños

Son muchos los beneficios y las ventajas que señalan los defensores de esta pedagogía alternativa, en la Guía pedagógica del Instituto Tecnológico del Juguete (AIJU), por ejemplo, señalan los siguientes:

  • Desarrolla la curiosidad de los niños, puesto que este método educativo considera la curiosidad como elemento clave en el aprendizaje, aunque también reconoce conceptos necesarios para aprender.

  • Fomenta el movimiento, ya que tiene en cuenta la necesidad de los niños de estar casi en constante movimiento.

  • Favorece la creatividad, la imaginación y el pensamiento crítico y apuesta por el aprendizaje personalizado respetando el ritmo de cada niño.

  • Mejora las habilidades sociales y la autonomía de los niños, además de ayudar a que tengan autodisciplina.

Otros beneficios del Método Montessori también son que el niño aprende por el modelo ensayo-error, fomenta la concentración y ganan en confianza y autoestima.

Hay que tener en cuenta que en la actualidad existen muchos centros y escuelas Montessori o que se basan en el Método Montessori, pero en algunos casos la metodología o proyecto educativo acaba distando mucho de la filosofía original Montessori y se acaba convirtiendo casi más en un reclamo de marketing, por eso, es recomendable informarse bien del proyecto del centro, del método de trabajo en las clases, de la formación del profesorado, etc. En La Asociación Montessori Española (AME) se pueden consultar algunos de los criterios de aplicación de la pedagogía Montessori.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente