Mercados españoles cerrados

Desactivan (temporalmente) la cuenta de @RealDonaldTrump en Twitter y la red enloquece

Jose Mendiola
U.S. President Donald Trump speaks between Vice President Mike Pence (L) and EPA Administrator Scott Pruitt prior to signing an executive order on

Que le despidan a uno de su trabajo, se mire como se mire, nunca sienta bien, aunque la reacción más recomendable suele ser plegar velas y buscar mejor fortuna en otro lugar. No fue esto, precisamente, lo que hizo un empleado anónimo de Twitter con privilegios -por lo que veremos más adelante- bastante elevados. El viernes nadie supo por qué motivo, pero la cuenta de la red social del incendiario Donald Trump (sí, la famosa @RealDonaldTrump) aparecía como inexistente durante once eternos minutos.

Un momento ¿había borrado el mandatario su perfil? ¿Se trataría de una nueva estrategia política? ¿Habrían hackeado las redes de La Casa Blanca los rusos? ¿Corea del Norte? Nada de eso. La cuenta de Twitter se había desactivado internamente; un trabajo de la "casa", y no blanca precisamente: el botón rojo se había pulsado desde dentro de la sede de la red social.

(REUTERS)

Nadie sabía muy bien lo que había sucedido exactamente, pero la red corrió a celebrarlo; memes, mensajes, bromas... Sin embargo, el festejo no duró mucho. Concretamente once minutos, el tiempo que tardó el Capitolio en contactar al más alto nivel con los responsables de la red del pajarito que restauró en un abrir y cerrar de ojos la cuenta del presidente de Estados Unidos. Pocos minutos después, el perfil oficial del gobierno en Twitter confirmó lo sucedido: un empleado del área de soporte de Twitter en su último día de trabajo, había sido el responsable.

Y parece que este exempleado no se va a ir de rositas, puesto que las autoridades han iniciado una investigación para conocer los pormenores del suceso, y suponemos, exigir responsabilidades al autor. Donald Trump no tardó en volver a dar vidilla a su cuenta y para referirse, precisamente, al suceso y de forma misteriosa: "Mi cuenta de Twitter ha sido desactivada durante 11 minutos por un mal empleado; supongo que la palabra necesita por fin hacerse pública y tener un impacto".


Uproxx, Huffington Post