Mercados españoles cerrados en 3 hrs 25 min

A dejar de hacer pan y comenzar a hacer bizcochos, dice un chef

Kate Krader

(Bloomberg) -- En todo el país, improvisados cocineros caseros están desempolvando sus encimeras, peleando por paquetes de levadura y mostrando sus crujientes panes en las redes sociales.

Ya basta, dice Dominique Ansel, uno de los pasteleros más famosos del mundo. Es hora de pasar a preparaciones más simples.

No es que Ansel tenga algo contra las masas de levadura. Su creación más famosa, la Cronut, se basa en una de ellas. Pero el fundador del imperio pastelero Dominique Ansel, que tiene locales en Nueva York, Londres, Los Ángeles y Hong Kong, ahora está en un modo más básico. Su nuevo libro, “Everyone Can Bake: Simple Recipes to Master and Mix” (Simon & Schuster; US$35), que saldrá a la venta el 14 de abril, quiere dar confianza incluso a pasteleros más novatos. Se trata de un libro de la creciente categoría de publicaciones que utiliza una teoría de elementos básicos para ayudar a las personas a dominar técnicas, en lugar de seguir ciegamente una receta.

Por ejemplo, el bizcocho de chocolate de Ansel, que figura en el libro, puede convertirse en una composición de mousse de chocolate con champán y pera. Su receta de galletas base y su masa de mantequilla para tartas también tienen infinitas posibilidades con la ayuda de docenas de decoraciones en el libro de cocina.

De todas las recetas sin pretensiones, una de las más simples es el bizcocho de vainilla. Si no has pensado en el bizcocho durante un tiempo, deberías hacerlo. Es el más satisfactorio de los postres, y es infinitamente adaptable. Delicioso por sí solo, puede ser aderezado con ganache de chocolate, empapado con un jarabe a base de alcohol o cubierto con un glaseado de limón. Adelante, cúbralo con una cucharada de mermelada que tenga a la mano. Vuélvase salvaje y agregue una bola de helado también. Se lo merece.

La siguiente receta está adaptada del libro de cocina “Everyone Can Bake” de Ansel.

Mi bizcocho de vainilla básico

Para 8-10 porciones

4 huevos grandes1 1/3 tazas de azúcar½ taza de crema fresca o yogurt griego natural, a temperatura ambiente2 tazas de harina para todo uso y un poco más para el molde¾ cucharadita de polvos de hornear½ cucharadita de sal6 cucharadas mantequilla sin sal derretida y un poco más para el molde1 cucharadita extracto puro de vainilla

Precaliente el horno a 160°C (325°F). Enmantequille el interior de un molde rectangular estándar de 23 por 13 centímetros (9 por 5 pulgadas) y cubra ligeramente con harina.

En un recipiente, bata los huevos y el azúcar a alta velocidad hasta que tengan un color claro y se vea suave, unos 2 minutos. Agregue un poco de la mezcla a la crema fresca para aligerarla, luego agregue la mezcla nuevamente al recipiente y revuelva ligeramente hasta que se incorpore.

En otro recipiente, mezcle la harina, los polvos de hornear y la sal. En tres tandas, incorpore suavemente los ingredientes secos a la mezcla de huevo hasta que no quede harina. Agregue la mantequilla derretida y la vainilla y mezcle hasta unir.

Vierta la mezcla en el molde preparado y hornee cerca de 1 hora hasta que esté dorado, pero el centro todavía se mueva un poco en el medio. Deje enfriar en el molde por 15 minutos, luego pase un cuchillo por el borde y saque el bizcocho del molde. Sírvalo en un plato y disfrute.

Nota Original:Time to Stop Baking Bread and Start Making Cakes, Says Star Chef

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.